jueves, mayo 30, 2024
InicioPaísReformas al Congreso

Reformas al Congreso

El Gobierno del cambio ha presentado las dos propuestas que buscan transformar el mundo del trabajo y el sistema de pensiones. Para profundizar sobre lo que serán los debates en el Senado y en la Cámara, VOZ habló con las congresistas del Pacto Histórico, María Fernanda Carrascal y María del Mar Pizarro

Mónica Andrea Miranda Forero
@Emedemoni_

El Gobierno nacional tiene como hoja de ruta tres reformas estructurales que buscan cerrar las brechas sociales y económicas que existen en una gran parte de la población. En el último mes junto con el Plan Nacional de Desarrollo, PND, se presentaron la reforma a la salud, la laboral y la pensional, es decir, cuatro de las apuestas fundamentales que tiene el ejecutivo para edificar el cambio.

A pesar de las diferentes intenciones pedagógicas que ha tenido el Gobierno por explicar las reformas y el PND, aún hay mucha desinformación sobre estas, creando baches comunicativos que solo abren espacio a las mentiras que han sido reproducidas por los diferentes medios de información.

Reforma Laboral

La reforma laboral, proyecto de Ley 367 de 2023, fue radicada el pasado 16 de marzo en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes. Teniendo en cuenta que es una ley ordinaria esta iniciativa debe tener cuatro debates. “En este momento, estamos a la espera de que la Mesa Directiva de la Comisión Séptima defina qué congresistas van a ser coordinadores/as ponentes, quienes tendrán la tarea de elaborar la ponencia para primer debate, ejercicio para el cual, seguramente, deberán realizarse distintos espacios para conciliar el texto que se proponga”, dice la representante por el Pacto Histórico, María Fernanda Carrascal.

Posteriormente se definirá la fecha en que se surtirá el primer debate de la reforma, el cual necesariamente debe realizarse antes del 20 de junio de 2023. “En todo caso, es importante tener en cuenta que el tiempo es impredecible, no obstante, las y los congresistas de la bancada de Gobierno le apostaremos a tramitar la reforma laboral con la mayor agilidad posible”, agrega la congresista que integra la Comisión Séptima.

Para Carrascal, esta reforma laboral tiene como eje central recuperar el valor del trabajo, lo cual va a beneficiar a la ciudadanía colombiana en su conjunto, “especialmente a las personas que se encuentran en mayor estado de vulnerabilidad y/o que han estado históricamente desprotegidas por el derecho laboral. Esta es una reforma que concreta el espíritu del artículo 53 de la Constitución, el cual ha sido una deuda que por más de treinta años el Congreso ha tenido con las y los colombianos”.

“De la reforma se esperan tres cosas: en primer lugar, que el trámite legislativo, el debate político, siga teniendo la impronta del diálogo social que tuvo la redacción del articulado. La concertación tripartita entre trabajadores, empresarios y Gobierno no sólo es una recomendación de diferentes organismos especializados para solucionar los problemas del mundo del trabajo, también es una convicción de este Gobierno y debemos seguir avanzando en esa vía. En segundo lugar, que el producto del debate legislativo no desdibuje el objetivo principal de la reforma: materializar el trabajo digno y decente, mediante el fortalecimiento de la productividad y la industrialización con justicia social; y en tercer lugar, que una vez aprobada y puesta en marcha, la Reforma mejore la vida cotidiana de los y las trabajadoras del país. ¿Cómo?, garantizando el trabajo decente para todos y todas, oportunidades de acceso a un empleo productivo que genere un ingreso justo, seguridad en el lugar de trabajo y protección social”, es el análisis de la congresista.

“Debemos esforzarnos en llevar a cabo una movilización social que vaya más allá de mostrar afectos al Gobierno y apoyos a la reforma. Debe tener por objetivo socializar, hacer pedagogía, mostrarle a los colombianos y colombianas cómo es que su vida cotidiana va a mejorar con los cambios en temas como los recargos nocturnos, la reducción de la jornada laboral, la ratificación de los convenios internacionales contra el acoso y las violencias en el mundo del trabajo, la ampliación de las licencias de paternidad, la dignificación del trabajo doméstico, entre otros puntos claves que se proponen”, concluye la representante Carrascal.

Al interior del Pacto Histórico saben que la pelea no será fácil, pero también identifican que llevan meses preparando el debate para sacar adelante la mejor reforma posible.

Reforma Pensional

Por su lado, la reforma pensional fue radicada el pasado 22 de marzo. Al igual que la laboral, esta tendrá cuadro debates y comenzará su trámite por la Comisión Séptima de Senado. “El punto central de esta reforma es la creación de un sistema de pilares unificado. Hay dos principios claves detrás de esto: la sostenibilidad y la solidaridad. El diseño del sistema pensional actual es insostenible fiscalmente. Con una población que está envejeciendo la obligación que hoy tiene el Estado para subsidiar pensiones irá en incremento. Hoy está en 14 billones y con el tiempo este valor irá creciendo. Con la reforma nos anticipamos a esto”, dice la representante María del Mar Pizarro.

La congresista es enfática en identificar que las pensiones que más se subsidian son las más altas: “Tan solo el 4.3% de ese gasto se destina a las pensiones de menores ingresos. Con la reforma se creará un pilar solidario en el que se le otorga una renta básica de 233.800 pesos mensuales a 2.5 millones de adultos mayores que no tienen protección económica”.

Con respecto a la correlación de fuerzas al interior del Congreso para la aprobación de pensional, la representante Pizarro anuncia que hay un buen ambiente para esta, pues la mayoría de las congresistas están de acuerdo en hacer una reforma urgente al sistema: “Hay un buen ambiente para el trámite legislativo que se viene. La reforma fue construida de manera amplia con varios actores en una mesa de trabajo de reforma pensional que lideró el Ministerio del Trabajo (en paralelo con la mesa de trabajo de la reforma laboral). En esta mesa de concertación se venía acordando desde el 24 de octubre del mes pasado junto a gremios, sindicatos y asociaciones de pensionados. Al día de hoy hay un consenso en 86 de los 89 artículos de la iniciativa”.

Correlación de fuerzas

María del Mar no duda en enunciar que existe un consenso ante la necesidad de reformar el sistema de pensiones: “Las diferencias se diluyen más en el cómo y en el cuánto. Con respecto al modelo de pilares, que es lo central de la reforma, hay un sustento técnico amplio que lo soporta, incluyendo al Banco Mundial y Fedesarrollo. La mayoría de los partidos están de acuerdo con el modelo, los peros están más en los umbrales que se vayan a definir y otros detalles menores del articulado”.

Se espera que esta reforma brinde una mayor protección económica a los adultos mayores de hoy y de mañana. Actualmente hay una cobertura de tan solo el 20% de la población mayor. Es decir, cuatro de cada cinco colombianos no cuentan con una pensión. Por eso, dice la representante Pizarro, “debemos optimizar los recursos que tenemos para dejar de financiar las pensiones altas y comenzar a expandir el acceso a las personas que nunca lograron una pensión. El objetivo principal de esta reforma es mejorar el bienestar de nuestros viejos y de nuestras viejas. La reforma propone reconocer hasta 150 semanas de pensión para las mujeres que tengan hasta tres hijos. Un avance significativo en el reconocimiento del trabajo del cuidado”.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments