sábado, mayo 18, 2024
InicioPaísMujeresEstatuto de la igualdad: ¡Por las niñas y mujeres!

Estatuto de la igualdad: ¡Por las niñas y mujeres!

La radicación de la norma para la garantía de los derechos de las niñas y las mujeres en toda su diversidad, es una iniciativa para acabar definitivamente con las brechas de género

Valentina Bolaño Senior
@Vale_BoSe

En una sociedad donde todavía hay barreras sociales para el goce pleno de los derechos humanos y fundamentales de todas las niñas y mujeres, hay iniciativas de valientes luchadoras y feministas que defienden y aportan en la construcción de una Colombia sin brechas de género.

Es así como nace el Estatuto de la Igualdad para la Garantía de los Derechos de las niñas y las mujeres en toda su diversidad, que tiene como objetivo configurar un régimen jurídico que integre las normas sobre el derecho a la igualdad, haciendo que el Estado actúe en pro de garantizar el cumplimiento de cada uno de estos.

El estatuto

El proyecto de ley busca eliminar todo tipo de barreras que eviten el goce de los derechos humanos de las niñas y mujeres de Colombia en toda su diversidad.

Con el fin de eliminar toda injusticia social, el proyecto se especializa en factores como la discriminación directa por género o fundado en categorías como la raza, edad, identidad, orientación sexual y opiniones personales.

Tatiana Paloma, investigadora de género en la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento, Codhes, comenta que “partimos de identificar un escenario evidente, las mujeres y niñas nos enfrentamos a discriminación y brechas a diferentes niveles, económicas, laborales, educativas, de acceso a servicios y recursos integrales”.

Hay una posición de normas culturales e históricas que llevan a la discriminación de género, por tal razón, desde Codhes y el Estatuto tienen como fin cerrar todo tipo de narrativas violentas que lleven a profundizar el machismo.

En el proceso del Estatuto hubo una construcción colectiva entre los movimientos de mujeres feministas y la institucionalidad. Según Codhes, quien también hace parte del proceso para la radicación del Estatuto, “se contó con los aportes de 25 organizaciones, 17 plataformas con 855 agrupaciones, entre ellas siete organizaciones que representan 115 pueblos indígenas y 423 afrodescendientes, además de los aportes de 17 expertas, de ONU Mujeres y de Usaid a través de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento”.

Este hecho demuestra la juntanza y fortaleza de las mujeres de aportar en la lucha para acabar con las injusticias de género. En un mundo donde todavía las mujeres siguen siendo vulneradas por un sistema machista y opresor, son las acciones de lucha la esperanza de un lugar menos hostil para vivir.

Tatiana Paloma, investigadora de Género de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento, Codhes

“Hay una posición de normas culturales, de roles históricos y violencias de género que son una barrera para el desarrollo de las mujeres. Por tal razón, el estatuto tiene sus raíces y disposición en una serie de documentos que plantea la idea de contribuir en la adopción e implementación de recomendaciones por parte de la Comisión de la Verdad para saber cuáles son las violaciones a los derechos humanos en el conflicto armado”, argumenta Tatiana Paloma, sobre las raíces para la creación del proyecto de ley.

 

 

 

La participación de paz

Para aportar en la construcción de la paz en Colombia, se debe garantizar la participación activa de las mujeres en todos los procesos sociales, para esto, se debe identificar cuáles son los factores de la existencia de las violencias de género en el marco del conflicto armado.

Al respecto la investigadora de género de Codhes, menciona que “se identifica cuáles son las violencias y se toma en cuenta todos los patrones y las causas con el conflicto armado enfocado en las mujeres y la población Lgbtiq+”. La intención de las organizaciones feministas y defensoras de los derechos humanos es la eliminación de la reproducción y reactivación de estas tendencias machistas y patriarcales.

Desde el proyecto de ley se establece el requerimiento para que, desde el Gobierno nacional y los gobiernos territoriales, se garantice la participación de los Consejos Territoriales de Planeación, que aseguren la inclusión de las mujeres en los Consejos Consultivos en la definición e implementación de las medidas de los Planes de Desarrollo para avanzar en la igualdad y los derechos de las niñas y mujeres en todo el país.

Pluripartidista

En la radicación del Estatuto para las Mujeres en la secretaría general del Senado, se encontró que es una iniciativa pluripartidista, demostrando el deseo desde todos los sectores políticos en el avance de la igualdad de género.

La senadora del Pacto Histórico, Jahel Quiroga, ha estado al frente del proceso. Comenta que, “es necesaria la igualdad de género en la sociedad para avanzar en una democracia más incluyente, efectiva y transparente”. El estatuto es un llamado al Gobierno nacional para que siga fortaleciendo la defensa y la protección de las niñas y mujeres.

Al respecto Tatiana Paloma dice: “hicimos un primer boceto sobre el proyecto y tuvimos acercamiento con la senadora Jahel Quiroga, y empezamos con la etapa de convocar a diversas organizaciones feministas para la creación de una primera versión del texto. Esto también ha sido expandido a 17 plataformas que congregaron 855 agrupaciones, y con la mirada de varias expertas, hemos seguido avanzando en la formulación de una igualdad para las niñas y mujeres en toda su diversidad”.

La perspectiva de múltiples partidos siempre fue llamativa para la socialización del proyecto, ya que con diversas tendencias ideológicas podían contribuir a mejorar aspectos del texto y fuera traído a la realidad colombiana. “Esto es un esfuerzo acumulado de organizaciones feministas, la oficina de la senadora Jahel Quiroga y la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer”, puntualiza la investigadora de género de Codhes.

El futuro del estatuto

El miércoles 18 de octubre hubo audiencia pública donde fueron expuestos todos los argumentos sobre la necesidad de crear el Estatuto y se plantearon los aspectos generales de la iniciativa.

Para las organizaciones de mujeres y feministas la audiencia es histórica, puesto que existió mucha participación ciudadana, evidenciada en las aportaciones de la población afrocolombiana, la comunidad Lgbtiq+ y otros sectores que han aportado en el proyecto.

“Yo creo que vamos por buen camino, es un proyecto sumamente importante para la sociedad, estamos en una semana crucial porque hay mayor apertura a los temas de género en la agenda legislativa. Estamos atentas a todo”, finaliza Tatiana Paloma.

El futuro del Estatuto será el debate al interior del parlamento. Sin embargo, la aprobación institucional y la participación ciudadana a través de la audiencia pública, son indicadores que va por bien camino.

El proyecto para la igualdad de las niñas y mujeres en todas sus diversidades es un aporte a la lucha feminista, que siempre ha estado con las banderas en alto, defendiendo los derechos de las mujeres y cambiando, poco a poco, las narrativas patriarcales de la sociedad.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments