Oclae: Declaración de Bogotá

0
458
Panel internacional de la reunión del secretariado general de la Oclae en Bogotá. Foto Oclae

Se reunió en la capital del país el secretariado general de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes, Oclae. VOZ publica su declaración política

OCLAE

La Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE) representa la lucha consciente y organizada por el derecho humano a la educación de las presentes y futuras generaciones. En ocasión del I Secretariado General 2023 en Bogotá, Colombia la OCLAE acentúa sus principios fundacionales y aspiraciones revolucionarias.

Reafirmamos que el movimiento estudiantil de Latinoamérica y del Caribe es una fuerza política antiimperialista que continuará alzando las voces y manifestaciones de solidaridad, como acciones revolucionarias capaces de romper las viejas y nuevas hostilidades imperialista de dominación en una región a la que con prepotencia han nombrado “patio trasero”. Así, reconocemos que Estados Unidos de Norte América no ha parado de ejecutar la nefasta y colonialista política exterior de la Doctrina Monroe (1823) en menoscabo de los pueblos América Latina y el Caribe.

El movimiento estudiantil unido en la OCLAE acompaña las luchas sociales y populares por la paz, la integración, la emancipación, la soberanía, la independencia y autodeterminación de nuestros pueblos. Nos declaramos herederos del legado de acción y pensamiento político de los pueblos originarios americanos y afrodescendientes, razón por la cual el movimiento estudiantil mantendrá la lucha y resistencia permanente hasta que todos los derechos de las juventudes y estudiantes de América Latina y del Caribe sean alcanzados.

El Secretariado General, momento trascendental de la unidad de las fuerzas estudiantiles del continente declara:

  1. La paz y un mundo multipolar con justicia social es un derecho de los pueblos por el que hay que luchar en todas las regiones del globo.
  • La OCLAE en calidad de organismo internacional verificador del acuerdo de paz en Colombia reitera que el cumplimiento de lo pactado es el camino para la consolidación de la paz. Apoyamos la defensa de que la paz se acompañe de un proyecto de justicia social y garantías a los derechos humanos para las y los colombianos.
  • Exhortamos a continuar la búsqueda por la vía política de la paz ante el nuevo escenario de diálogo que aspira a concretar este objetivo y se tome en consideración la observación por parte del movimiento estudiantil de Colombia.
  • Continuamos exigiendo la libertad de los compañerxs presos en Colombia por el estallido de 2018.
  1. En Latinoamérica y el Caribe apoyamos los proyectos de unidad e integración y exhortamos la inclusión con voz y voto del movimiento estudiantil en los espacios de toma de decisión en materia de política educativa internacional. Así como para la articulación juvenil desde mecanismos como el ALBA-TCP , CELAC , MERCOSUR y UNASUR.
  2. Rechazamos el neoliberalismo, proyecto mercantilizador de la educación y demás derechos humanos, que reduce los presupuestos educativos, desatienden las instituciones y no acuden a los reclamos de docentes y estudiantes.
  3. Denunciamos la injerencia imperialista de los Estados Unidos de Norteamérica en la soberanía de los pueblos del Razonamiento por el que exigimos la expulsión de bases militares extranjeras en territorio latinoamericano y caribeño, ya que amenaza a la paz, autodeterminación, la seguridad de los pueblos y nuestro medio ambiente.
  4. Promovemos como parte de la cooperación regional en materia educativa la concreción de acuerdos académicos en temas de ciencia e innovación entre las universidades públicas del continente. Por el avance de la integración epistemológica y científica, luchamos por el fortalecimiento de la Universidad Federal de Integración Latinoamericana (UNILA) y la creación de la Universidad Amazónica.
  5. Respaldamos como una sola voz, la lucha estudiantil particularmente en Ecuador, Perú y Uruguay, en sus movilizaciones contra el neoliberalismo y la corrupción.
  6. Rechazamos el asesinato, la persecución, amenazas, enjuiciamientos, encarcelamientos y atentados contra la vida de estudiantes por reclamar educación pública, gratuita, digna y de calidad. ¡Basta ya de criminalizar la protesta social!
  7. Defendemos los derechos de las y los estudiantes al respeto de la igualdad, la diversidad sexual, la procedencia racial y la lucha feminista.
  8. Consideramos como fallida la política del gobierno de los Estados Unidos contra el pueblo de Cuba, manteniendo un bloqueo económico que cerca las vías de desarrollo de esta nación en los más diversos sectores de la sociedad.
  9. Condenamos la hostil inclusión en la lista de estados patrocinadores del terrorismo que obstaculiza aún más el desenvolvimiento pleno del pueblo cubano y que sin fundamento creíble para la comunidad internacional es la muestra real del poderío estadounidense y sus ansias de dominación regional.
  10. Rechazamos la prerrogativa que declara a Venezuela como amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos. Condenamos y hacemos un llamado al levantamiento de las más de 900 sanciones unilaterales y la devolución de los recursos financieros secuestrados ilegítimamente al pueblo venezolano por parte de instituciones financieras en complicidad con la derecha golpista.
  11. A pocas horas del Día Internacional de los Trabajadores, fecha para la exigencia y reivindicación de los derechos de la clase obrera expresamos nuestra solidaridad con el movimiento obrero internacional que se manifiesta contra el capital desde diversos puntos del mundo ante las reformas jubilatorias, los bajos salarios, el creciente desempleo y la inseguridad social.
  12. Defendemos el acceso a las universidades de manera presencial, rechazando el crecimiento desmedido de otras formas de enseñanza que no son totalmente igualitarias y asequibles para la mayoría de las y los estudiantes.
  13. El movimiento estudiantil reconoce la importancia de mantener y promover la verdadera historia de los pueblos, saber de dónde venimos nos traza el camino de lucha hacia dónde vamos. Reconocemos la lucha por la memoria que libran desde Panamá nuestros hermanas y hermanos a quiénes intentan eliminar las páginas tristes de la invasión de los Estados Unidos el 20 de diciembre 1989, fecha que se ha convertido en día de conmemoración en homenaje a los caídos para las y los estudiantes panameños.
  14. Defendemos el derecho de Argentina sobre su territorio ocupado en las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur.
  15. Junto a los hermanos y hermanas de Puerto Rico estaremos siempre para defender la independencia del colonialismo
  16. Apostamos por las causas justas de pueblos del mundo como los hermanos y hermanas de la República Árabe Saharaui Democrática (R.A.S.D) en batalla constante por la autodeterminación. Desde la OCLAE saludamos el 50 aniversario del heroico Frente POLISARIO que representa la muestra de resistencia del pueblo saharaui y reconoce en la UESARIO a la fuerza estudiantil de la A.S.D.
  17. Nuestra solidaridad con el pueblo de Palestina, que debe ser reconocido como soberano por el Estado de Israel y condenamos el accionar de las fuerzas militares de las cuales las mayores víctimas son civiles inocentes día a día.
  18. Hacemos un llamado a la comunidad internacional a aportar a la solución de la preocupante situación política de Haití. Una nación sometida por ser la primera revolución antiesclavista de la historia
  19. Asumimos el desafío en la lucha contra la acelerada privatización de la educación en América Latina y el Caribe. Nos sumamos a la Internacional de la Educación en la campaña “ ¡Por la Pública! Creamos Escuela”.

En el año 2023 asumimos el camino de la movilización por la educación, el antiimperialismo y la solidaridad de nuestros pueblos como agenda diaria para no descansar hasta ser escuchados. Levantar la voz estudiantil y juvenil de cada federación como arma de lucha ideológica, que nos involucre a todas y todos ante el llamado de unidad, integración y cooperación con hechos concretos.

Desde la OCLAE nos proponemos generar el activismo social necesario para fortalecer la izquierda latinoamericana y caribeña. Nuestra historia nos convoca a no detenernos, es tiempo de levantar las banderas de lucha; si esperamos será una jornada perdida en los sueños de miles.