domingo, junio 16, 2024
InicioInternacionalComenzó escalada militar en Rafah

Comenzó escalada militar en Rafah

La Franja de Gaza quedó completamente aislada de la ayuda humanitaria el 7 de mayo pasado, cuando Israel tomó el control del paso fronterizo y desplazó tropas hacia la ciudad

Ricardo Arenales

Desoyendo el clamor generalizado de la comunidad internacional, que a una sola voz pidió que no lo hiciera, el gobierno de Benjamin Netanyahu inició, a partir del lunes de la semana pasada, la anunciada ofensiva contra la ciudad de Rafah, en el sur de Palestina. Esta ciudad es la más densamente poblada como consecuencia del éxodo interno. La acción militar israelí da comienzo a una aventura bélica que organismos internacionales pronostican terminaría en una verdadera carnicería contra la población civil.

La operación militar es, además, la respuesta sionista israelí a la aceptación que, apenas unas horas antes, habían hecho la organización islamista Hamás y todas las facciones de la resistencia palestina a las propuestas que un grupo de países árabes hicieron a las partes, esto para lograr un alto al fuego duradero, la liberación de rehenes por las partes y el retorno gradual de la diáspora palestina.

El mensaje que envía Netanyahu es que no acepta la paz, que quiere más guerra, porque de esa manera logrará sostenerse en el gobierno. Si no es mediante el expediente de la guerra, su gobierno caería, debería abandonar el poder y, de contera, enfrentar cientos de acusaciones penales por corrupción, autoritarismo y crímenes de lesa humanidad. Observadores palestinos han dicho que Netanyahu sueña con dejar toda Gaza en escombros, en un país sin gente.

Distorsionan la verdad 

Rafah, el último refugio de la población palestina, ha dejado de ser un lugar seguro. Las autoridades israelíes notificaron a los habitantes que, en un plazo perentorio, deberán abandonar sus casas, sus trabajos, desalojar todo y dirigirse a una llamada ‘zona humanitaria’ en Al Mawasi, pues las tropas de ocupación se disponen a atacar objetivos ‘seleccionados’, lo que ciertamente comenzó.

El ministro israelí de Defensa Yoav Gallant deslizó la posibilidad de lanzar una operación contra todo el territorio de Gaza, especialmente contra Rafah, lo que implicaría atacar militarmente aquellas regiones que anteriormente habían sido señaladas por los israelíes como refugio de los palestinos desalojados por la destrucción y la guerra. El ministro justificó la decisión en la “imposibilidad de alcanzar acuerdos” con Hamás.

Pero esto no es cierto. Hamás se allanó a los términos de una fórmula diseñada por países mediadores y el propio Netanhayu, al menos de palabra, se había mostrado favorable a la firma de una tregua para facilitar la liberación de rehenes, aunque anunció que los ataques del Estado sionista no se iban a detener.

Limpieza étnica

Pero la escalada israelí de la semana pasada muestra que Netanyahu no tiene la intención de llegar a un acuerdo para un alto el fuego en Gaza. “El mensaje que envía es que el Estado de facto sionista no pretende buscar la salida negociada y no quiere alcanzar un acuerdo”, señala el analista internacional Alberto García Watson, en declaraciones a HispanTV.

Watson ha recordado que el lunes (6 de mayo), a pesar de que durante más de media hora el presidente estadounidense Joe Biden conversó con el primer ministro israelí, para convencerlo de que no llevara a cabo la incursión terrestre en Rafah, y tras Hamás haber aprobado y acordado todos los términos del acuerdo al que se había llegado en El Cairo, horas después empezó la incursión israelí.

El analista explicó que la pretensión es básicamente una limpieza étnica, que comenzó con la incursión terrestre el año pasado en el norte de la Franja Gaza y ahora se extiende a Rafah, en el sur, donde un millón y medio de palestinos buscaban refugio.

Después de las últimas órdenes de las Fuerzas de Defensa de Israel de despejar el centro y el este de Rafah. Foto oficial X Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina

La crisis podría ser peor

Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, resumió el sentimiento de repudio de la comunidad internacional por la incursión israelí, demandó la reapertura inmediata de los cruces fronterizos de Rafah y Karem Shalom para proporcionar a la población la ayuda humanitaria necesaria y exigió a Israel detener cualquier escalada.

“Las cosas van en la dirección equivocada. Estoy preocupado y angustiado por la renovada actividad militar en Rafah” por parte de las fuerzas israelíes, afirmó Guterres.

La Franja de Gaza quedó completamente aislada de la ayuda humanitaria el 7 de mayo pasado, cuando Israel tomó el control del paso fronterizo de Gaza y desplazó tropas hacia la ciudad, informó la cadena Al Jazeera. Funcionarios de la ONU advirtieron entre tanto que, con el agotamiento de los suministros de combustible y agua, los servicios de ayuda podrían verse obligados a cerrar totalmente en cuestión de días, lo que acabaría en una crisis aún mayor en el enclave palestino.

Más incisivo fue el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, al advertir de forma categórica que, con la escalada de hostilidades en este último bastión de los refugiados palestinos, 600.000 niños estarán en riesgo inminente de una catástrofe.

El pueblo resistirá

Por su parte, el movimiento de la resistencia palestina Hamás, que se mostró proclive a la firma de un acuerdo de paz con Israel, dijo que responderá con toda la contundencia a la nueva situación de Rafah. “Afirmamos que cualquier operación militar en Rafah no será un picnic para el ejército fascista de ocupación y que nuestra valiente resistencia, dirigida por las Brigadas Al Qassam (el ala militar de Hamás), está plenamente preparada para defender a nuestro pueblo, derrotar a ese enemigo y frustrar sus planes y objetivos”, dice un comunicado de esa organización expedido el lunes.

Al finalizar la semana se produjeron dos hechos relevantes para la situación de conflicto en el Oriente Medio. Una, el viernes, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas en forma mayoritaria acordó solicitar al Consejo de Seguridad el reconocimiento pleno del Estado de Palestina, que a partir de este momento sería considerado miembro de la comunidad de naciones con todos sus derechos.

De acuerdo al reglamento de la ONU, corresponde al Consejo de Seguridad aprobar este reconocimiento. Por la inclusión del nuevo estatus votaron a favor 143 países, en contra nueve y 25 naciones se abstuvieron.

El otro hecho es la decisión del presidente Gustavo Petro de solicitar formalmente ante la justicia internacional el juzgamiento de Benjamin Netanyahu como criminal de guerra.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula