Colombia va bien

0
366
Aspecto de la Asamblea Nacional Popular y Comunal en marzo de 2023. Foto Joel González, Prosperidad Social

Hechos positivos poco publicitados pero muy importantes, que se han materializado en el Gobierno del cambio

Simón Palacio

El país va mal. Esa es la conclusión que cualquier persona puede sacar de acuerdo a la información que emiten a diario la televisión, la radio, la prensa escrita y las redes sociales no solo de los principales medios de comunicación sino también las fuerzas políticas, tanto de la oposición como independientes. De hecho, desde esa matriz todo marcha por el camino equivocado y el único culpable es la administración de Gustavo Petro.

Si bien era previsible estos masivos ataques en contra del Gobierno nacional, la situación ha llegado a un extremo, donde no solo se tergiversan o magnifican hechos, sino también con un ejercicio deliberado de ocultamiento de noticias y difusión masiva de fake news. Es verdad que han existido dificultades, pero no estamos sobreviviendo a una hecatombe.

Pero, como diría el Chapulín Colorado, ¡que no panda el cúnico! VOZ le ofrece a lectoras y lectores una parrilla de hechos positivos poco publicitados pero muy importantes, que se han materializado en el marco del Gobierno del cambio.

Bienes del narco ahora son para campesinos

Es probable que nadie en el país tenga referenciada a la Sociedad de Activos Especiales, SAE. Quizás la ubiquen más como “estupefacientes”. Pero lo cierto es que en pasadas administraciones era una entidad con poca prensa, sospechosamente silenciosa para el presupuesto y bienes que maneja.

Llegó Petro y las acciones comenzaron. Ejemplos: una mansión incautada a la Oficina de Envigado será sede de la Universidad de Antioquia; el predio que administraba el general (R) Rodolfo Palomino fue entregado a campesinos; la finca de Don Diego en Zarzal, Valle del Cauca, ahora es un proyecto agrícola; o la Hacienda Támesis, otrora propiedad de Carlos Castaño, fue entregada al movimiento campesino.

Pero igualmente los bienes que ha dejado la corrupción han sido recuperados y la perspectiva es que sean manejados por las comunidades. Ejemplos: La SAE rescató el Hotel Campanario de Villavicencio que el Gobierno Duque había regalado al exsenador Jonathan Tamayo “Manguito”; o se entregaron lotes de Fernando Martínez, exsocio de Dragacol, a nativos de Tierra Bomba en Cartagena.

Los indicadores económicos

En las páginas de este semanario se ha insistido en analizar los indicadores económicos, que para desgracia de la “oposición inteligente”, han demostrado resultados positivos. No solo se trata del comportamiento a la baja del dólar, que al cierre de esta edición mantiene una tranquila estabilidad finalizando el mes. Por supuesto, hay más datos.

Según la revista económica Global Finance, “Colombia presenta un crecimiento económico récord”. También el DANE ha dicho que el 84% de los recaudos de impuestos provienen de la economía interna, lo cual demuestra fortaleza.

Por su parte, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo ha revelado un dato interesante y que corresponde con lo prometido. Las exportaciones hacia Venezuela han crecido un 16% desde la reapertura y la firma de nuevos acuerdos binacionales.

Pobreza, desempleo e inflación

Son conocidas las estadísticas sobre pobreza multidimensional que bajó del 16 al 12,9 por ciento y que la tasa de desempleo cayó en abril al 10,7 por ciento. Como evidencia de las nuevas formas de empleo, el sector comercio y turismo registra que 196 mil personas han encontrado trabajo en restaurante y hoteles. Además, hay otro dato alentador, cerca de 184 mil personas se han empleado en el sector agricultura.

Asimismo, es importante reseñar que viene cediendo la presión inflacionaria. El índice del pollo asado, indicador que maneja el diario económico La República, así lo demuestra. En mayo el precio promedio de este plato típico estuvo cerca de los 36 mil pesos, casi dos puntos porcentuales por debajo del mes anterior.

Por iniciativa del ejecutivo, cadenas de supermercados como Éxito y Olímpica bajaron sus precios, al tiempo que productores de carne bajaron los costos en casi un 15 por ciento. La pera, la cebolla y el limón son los productos que más han bajado de precio en lo que lleva el 2023.

Lo anterior no es resultado del inmovilismo. De hecho, para seguir bajando la inflación de alimentos, el Gobierno elaboró un listado de 74 insumos para el agro que se están importando con arancel cero. Efecto automático, el precio de los plaguicidas entró a la baja después de 30 meses.

Uno de los resultados inmediatos, es que gracias al frenó de la inflación, el salario mínimo ha crecido cuatro puntos reales, de acuerdo a cifras del Ministerio de Hacienda.

Agua y vivienda

Una de las principales problemáticas de la sociedad colombiana es el acceso al agua potable y a la vivienda digna.

Sobre el primero, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio ha puesto sus ojos en las regiones. Por ejemplo: La pila pública de agua en Manaure, La Guajira, brindará agua potable a 2.179 niños y 3.269 niñas; se invertirán 18 mil millones para acueducto en Yopal, Casanare; Timbiquí, Cauca, ha puesto en marcha la obra para construir su acueducto; y se han dinamizado 104 proyectos de agua y saneamiento básico en todo el territorio nacional.

Sobre acceso a la vivienda, los resultados dependen de la reciente adición presupuestal. El programa ‘Mi Casa Ya’ recibiría un billón adicional, que corresponden a 35 mil cupos más. Mientras que el programa ‘Cambia Mi Casa’, destinará cuatro billones para mejorar 400 mil viviendas en mal estado.

Reforma agraria

Una de las promesas del Gobierno Petro ha sido adelantar una reforma agraria en el país. A pesar de las dificultades, el Gobierno Petro ha comprado 12 mil hectáreas para reforma agraria y el Plan Nacional de Desarrollo asegura los recursos para la adquisición de 2,9 millones de hectáreas.

Al respecto, el ejecutivo viene adelantando entrega de tierras a campesinos, indígenas, afros y víctimas. Por ejemplo, en Ariguaní, Magdalena, la Agencia Nacional de Tierras, ANT, entregó títulos sobre 39 hectáreas de tierra a campesinos y campesinas; o en la Zona de Reserva Campesina Güejar-Cafre, campesinos del Meta recibieron 33 mil hectáreas.

También se ha adelantado proceso de titulación a campesinos que poseían tierra, pero que no la habían formalizado. Según datos de la ANT, el Gobierno ya ha formalizado más de 1,4 millones hectáreas.

Un dato importante es que el Gobierno Petro quiere darle protagonismo al Banco Agrario, como en otrora lo tuvo la difunta Caja Agraria. Hasta el momento, el único banco público del país ha prestado 3 billones de pesos cuyos beneficiarios han sido 200 mil familias campesinas y pequeños productores. Por su parte, el Fondo para la Financiación del Sector Agropecuario, Finagro, ha informado que los créditos rurales han crecido un 23%.

Contrastar

El espacio en el impreso se reduce, pero no es así con los logros del Gobierno. A este artículo le falta información sobre vías terciarías, economía popular, conectividad en zonas rurales, crecimiento empresarial, avances para la educación, ciencia y conocimiento, transición energética, protección de la naturaleza, empleo digno y un largo etcétera de iniciativas que vienen tomando vuelo.

Entonces, la invitación es a no comer cuento e investigar, buscar otras fuentes de información y contrastar los resultados. Sin embargo, algo si es cierto. El país no es la “Sodoma y Gomorra” que han querido vender a toda costa. Si bien persisten desalentadores indicadores de desigualdad social, Colombia va bien y el compromiso es que la perspectiva mejoré. Como dicen en el Caribe, ¡moral para que así sea!