miércoles, julio 17, 2024
InicioPaísMujeresHeba Abu Nada: Poeta, profeta y mártir

Heba Abu Nada: Poeta, profeta y mártir

La novelista, profesora y activista feminista palestina fue asesinada el 20 de octubre. “Transmitan en nuestro nombre al mundo, que somos personas justas, de vida, del lado de la verdad”, fue su testamento

Luz Marina López Espinosa

“Permítame hablar en mi lengua árabe,
Antes que también ocupen mi lenguaje”. Rafeef Ziadah

Cuánta razón tenía el poeta español Gabriel Celaya cuando afirmaba que “la poesía es un arma cargada de futuro”. Una demostración de la verdad de esta sentencia es la poesía de las mujeres palestinas que, padeciendo la más inhumana de las opresiones y viendo por miles a sus niñas y niños, sus madres, sus jóvenes, sus compañeros, todos los días caer asesinados por la furia sionista, cantan al futuro.

Con esta promesa y bandera, los combatientes insuflan el corazón en un combate, cuya asimetría conmueve al mundo. En los versos de las poetas palestinas están la tortura y sufrimiento que padece su pueblo. Sus gritos y llantos se convierten en clamores de libertad y resistencia.

Los últimos versos

La ocupación, el apartheid, los check point, el exilio, el retorno, son sus temas recurrentes. La ilusión del regreso a la patria se mantiene viva en el exilio. Expresan la opresión, el muro que las rodea y la represión que viven desde antes de nacer.

Poetas como Fadwa Tuqan, Sulafa Hiyyawi, Hanna Al -Ashawi, Laylá Allus, Rafeef Ziadah, han cantado en sus versos al dolor, la muerte, pero también a la alegría de vivir, resistir y la certeza de lograr una victoria final.

Hoy rescatamos de los escombros de los bombardeos sobre el poblado de Khan Yunis, al suroeste de Gaza, los últimos versos que escribió iluminada por los destellos de los misiles, la poeta Heba Abu Nada, novelista, profesora y activista feminista. Seis años atrás había ocupado el segundo lugar en el premio Sharjah a la creatividad árabe con su novela El oxígeno no es para los muertos.

Fue en la madrugada del 20 de octubre cuando cayó asesinada por el ente sionista en el genocidio en curso. Este último poema reivindica el carácter profético y heroico de este pueblo que obliga al mundo alelado a preguntarse qué crimen cometió. Y proclama la esperanza que anuncian las poetas.

La noche en la ciudad es oscura, excepto por el brillo de los misiles;
Silenciosa, excepto por el sonido de los bombardeos;
Aterradora, excepto por la promesa tranquilizadora de la oración;
Negra, excepto por la luz de los mártires.

En la tierra de un lugar cualquiera

Horas antes apenas, la mártir escribía su testamento: “Si morimos, sepan que estamos contentos y firmes y transmitan en nuestro nombre al mundo, que somos personas justas, de vida, del lado de la verdad…”. Sí. Personas. No animales como reclama la bestia sionista con la ilusión de que su crimen no pueda ser declarado de lesa humanidad.

Hace pocos días precisamente, en el marco del Festival de Literatura de Bogotá 2023, que en esta edición fue dedicado a la poesía palestina, se realizó un bello acto consistente en honrar a las y los poetas colombianos y palestinos asesinados. Salía alguien del público y leía un esbozo biográfico del poeta y un texto representativo suyo.

La sorpresa de las y los asistentes en un Festival, donde se supondría refulgiría la vida y no la muerte, fue que se mencionaron alrededor de cincuenta poetas asesinados. Allí, entre otras, se recordó a la poeta comunista Luz Angela Velázquez “Violeta Ramos”, ejecutada en Rionegro, Antioquia, en 2007, junto con su hijo después de participar en jornadas de protesta contra las tarifas de los servicios públicos. Y qué no decir de la avalancha de escritores palestinos igualmente sacrificados.

Y magia de la poesía, los versos que allí se leyeron de Luz Angela y escritos en otro contexto, se corresponden fielmente con las imágenes que, en este último mes de dolores, desde la martirizada Palestina, abrumadas hemos visto:

Se vieron de repente flotar
Brazos, manos, piernas, pies
De troncos que quedaron enterrados
En la tierra de un lugar cualquiera.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula