martes, mayo 21, 2024
InicioInternacionalBoric y su gestión

Boric y su gestión

Síntesis de la eficaz política económica y social desarrollada por Gabriel Boric. Recientes encuestas incrementan aprobación en las mujeres, la juventud y los sectores progresistas

Cosme Henríquez

La prensa burguesa desde el inicio del Gobierno de Gabriel Boric valoró negativamente su gestión. Poco después de la derrota del proyecto de la nueva Constitución aprovechó la ocasión para atribuir a las políticas gubernamentales el rechazo del proyecto constitucional. Veamos cómo valora el Partido Comunista de Chile, PCCh, y el sindicalismo esta gestión.

En un artículo del medio comunista El Siglo, titulado El Gobierno: los logros y medidas de efectivo impacto social, evalúa los efectos sobre los trabajadores y el campesinado austral las políticas económicas del presidente Boric.

Medidas de corte social

Una disposición que tuvo gran impacto sobre los ingresos del asalariado fue el aumento del 38 por ciento del salario mínimo al pasar de 350 a 500 mil pesos mensuales; además, eliminó la tarifa diferencial de energía en invierno, beneficiando a los sectores más pobres que tenían que pagar una tarifa superior en esta época. Para mitigar el efecto de la inflación se aumentó el Bono Marzo en un 50 por ciento; también creó el llamado Bolsillo Familiar Electrónico para la compra de alimentos favoreciendo a más de tres millones de chilenos.

Hubo un incremento del 20 por ciento en Subsidio Único Familia y se redujo el precio de 4.000 medicamentos a los usuarios del Fondo Nacional de Salud, Fonasa, que es el ente estatal que administra los recursos destinados a salud. El gobierno presentó al Congreso y logró que se aprobara una ley que determina el pago efectivo de la pensión de alimentos, con lo cual se garantiza el ingreso efectivo a miles de niñas y niños de padres que los abandonaron.

El 2 de junio del presente año, el Gobierno hizo efectiva su promesa de construir miles de viviendas para las familias que no las poseen, con 59.262 viviendas entregadas. Ya hay en proceso final de construcción 132 mil casas destinadas a los pobres.

El Plan Buen Vivir

Gracias al aumento de los impuestos a la minería, lograda con la ley presentada al Congreso por Boric, se logran 460 millones de dólares dirigidos a aumentar el presupuesto de 32 comunas mineras y a otras 302 comunas de otro tipo, incrementando el presupuesto comunal destinado a millones de chilenos que tenían dificultades porque los presupuestos regionales eran muy precarios.

Las regiones australes del país, habitadas por población mayoritariamente indígena, tenían graves carencias económicas ya que los gobiernos chilenos prestaban poca atención a estas regiones. Para esas comunidades, Boric creó el Plan Buen Vivir, cuyos componentes más importantes son las medidas sociales que tiene el objetivo de sacar de la extrema pobreza a estas poblaciones y además le reconoce todos los derechos que deben usufructuar por su condición de ciudadanos chilenos.

Por otra parte, se organizaron 300 encuentros con los gobiernos territoriales de 50 comunas ubicadas en las zonas indígenas. De manera práctica se están apoyando estas autoridades con proyectos debidamente financiados por el gobierno central. También se creó el Sistema de Asistencia Técnica Especializada, Sate, para apoyar a las comunidades. Este plan viene funcionando con eficacia desde junio del año pasado.

Las nuevas relaciones del gobierno con la CUT

Uno de los cambios altamente positivos del gobierno de Gabriel Boric es haber fomentado un nuevo tipo de relaciones con la clase obrera, especialmente con la Central Unitaria de Trabajadores, CUT. Este hecho lo reconoce Erick Campos, secretario general del organismo sindical, quien destaca entre otras cuestiones, que el acuerdo logrado se hizo realidad a través de los encuentros con el Gobierno con fundamento “en las exigencias de la CUT y mediante diálogos cordiales”.

La CUT destaca la decisión que, si de aquí a diciembre hay un aumento de precios superior al seis por ciento, en enero se incrementa el salario en 10 mil pesos. El acuerdo fue producto de los debates cordiales con los ministros Mario Marcel y Jeannette Jara. En cambio, el republicano José Antonio Kast votó contra la posibilidad de un aumento salarial a más de 900 mil trabajadores. Incluso un sector de la derecha que estuvo inicialmente con esa decisión, se abstuvo posteriormente.

Estos avances están contenidos en una ley que contó con el apoyo de la derecha, pero con la oposición del partido de extrema derecha de José Antonio Kast, Republicanos, quien siempre se opuso a que le aumentaran el salario y otras medidas que benefician a miles de chilenos. Estas políticas fueron recibidas positivamente por la población, como lo señala la más reciente encuesta de Cadem.

La encuesta

La encuesta de Cadem publicada el 5 de junio muestra un incremento de 10 puntos de aprobación al presidente Gabriel Boric. Este es el resultado más favorable desde junio del pasado año. Las mujeres y los jóvenes fueron quienes dieron la más elevada aprobación, 45 y 51 por ciento, además la clase media lo aprobó con un 42 por ciento. Como era de suponer los encuestados pertenecientes a los partidos de izquierda lo aprueban con un 84 por ciento, los que aprobaron el plebiscito con un 83 por ciento.

La encuesta incluyó también la valoración de otros aspectos. A la pregunta sobre su capacidad para liderar el 56 por ciento responde positivamente; 57 por ciento aceptan que tiene una alta aptitud para gobernar y un 57 por ciento reconoce que fue autocrítico. A la pregunta sobre seguridad, el 42 por ciento responde afirmativamente. En cuanto, a la salud los encuestados responden que ha habido una reducción en los días para ser atendido en salud. En general, hay una valoración positiva por la reforma tributaria y de pensiones.

El más alto reconocimiento por su gestión gubernamental la tiene en el sector sindical. Especialmente entre los afiliados a la Central Unitaria de Trabajadores, quienes valoran altamente que el presidente, para garantizar la aplicación de estas leyes en las pequeñas y medianas empresas les ha concedido subsidios hasta el año 2025. Casi todos los medios destacan que en América solo Canadá tiene un subsidio de este tipo.

El fracaso de la manipulación 

El Siglo comenta que la más reciente encuesta de Cadem y las noticias de algunos medios más objetivos está demostrando el fracaso de la prensa corporativa en su campaña para inducir a la opinión publica chilena a que desconociera la política económica y social del presidente Gabriel Boric.

Los intentos de manipular a la opinión pública del país están determinados por el empresariado afectado por las políticas nacionalistas de Gabriel Boric para la explotación de la minería, especialmente el cobre y el litio. Tienen, además, la intención de presentar como negativa la ley mediante la cual se aumentó el salario mínimo en un porcentaje tan elevado. Nunca antes el asalariado había logrado un aumento tan beneficioso.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments