jueves, junio 13, 2024
InicioPaísMujeresLas mujeres y la política integral migratoria

Las mujeres y la política integral migratoria

Según los datos más recientes del DANE, el porcentaje femenino de la población migrante representa un 54%, la mayoría entre los 24 y los 39 años

Redacción Política

Las perspectivas de género y el enfoque diferencial en la Política Integral Migratoria, PIM, en Colombia son fundamentales para abordar de manera efectiva los desafíos que enfrentan las personas migrantes, en particular las mujeres.

Es esencial ese reconocimiento del Estado de que por su condición de mujeres y migrantes, a menudo enfrentan riesgos específicos asociados a la doble discriminación durante su travesía a los países de destino como: la trata de personas, secuestro, la extorsión a familiares y un sin número de violencias de género y que todo ello las hace más vulnerables como sujetos en sus procesos migratorios.

Movilidad humana

Según los datos más recientes del DANE, el porcentaje femenino de la población migrante representa un 54%, la mayoría entre los 24 y los 39 años, aunque no existe una variación significativa en los últimos años sobre la proporción de mujeres migrantes, su porcentaje muestra a nivel nacional un aumento progresivo. Todo ello tiene como principal motivo causas laborales, académicas o de superación en cuanto a ingresos por su condición de madres cabeza de hogar.

Dentro de los datos analizados a nivel mundial, el género es el elemento que más tiene repercusiones sobre las experiencias en términos de movilidad humana. Por tanto, esta política debe incluir medidas de protección y apoyo específicas para estas mujeres, garantizando su seguridad, bienestar, posibilidad de desarrollo económico y demás elementos que conduzcan a promover la igualdad de género.

En el caso de obviar el tema en términos de políticas públicas, se incurre en la exposición de estas personas a más vulnerabilidades dentro de sus procesos migratorios.

De forma consecuente, al hablar del enfoque de género, se debe considerar el impacto de la migración en la estructura familiar y social de las comunidades de origen, ya que muchas veces las mujeres migran dejando atrás a sus familias para buscar mejores oportunidades.

El establecimiento de políticas familiares, también deben considerar cuestiones como: el acceso a la atención médica, la educación y el empleo para todos los miembros de la familia, independientemente de su estatus migratorio, y promover la reunificación familiar cuando sea posible.

Evitar la discriminación y la violencia

Por lo anterior, es fundamental la coordinación interinstitucional entre las diferentes entidades y organismos responsables de la migración, para garantizar una respuesta integral y coordinada ante las necesidades de las personas migrantes y sus familias. Se resalta que la Ley 2136 de 2021, al tener la Mesa Nacional de la Sociedad Civil para las Migraciones, permite tener una retroalimentación constante relacionada con el desarrollo institucional de la Política Integral Migratoria del Estado colombiano.

Además, es esencial sensibilizar y formar a los funcionarios encargados de hacer cumplir las leyes y a la sociedad en general sobre las necesidades y derechos que tienen las mujeres y las familias en situación de migración, para evitar la discriminación y violencia.

Por lo tanto, es imperativo reconocer que las mujeres migrantes tienen un papel activo en el país que las recibe, contribuyendo económicamente y culturalmente de la sociedad.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula