“Una generación desaparecida”

0

Durante varias semanas miembros de International Action for Liberation, Intal, permanecerán en Colombia para ver de cerca la realidad de los derechos humanos y la lucha contra los tratados de libre comercio

Andre Crespin  de Intal Bélgica y miembros del PCC

Kikyō

Una delegación de la organización Intal de Bélgica, conformada por Veronique Coteur y Andre Crespin está en Colombia y se viene reuniendo con varias organizaciones de derechos humanos con el objetivo de ver de cerca la situación que vive Colombia en este tema.

Durante su estadía en el país han visitado numerosas asociaciones y se han reunido con la Comisión de Presos Políticos, la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, así como con el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos en diferentes regiones del país.

“El objetivo nuestro es tener el panorama más amplio de las luchas sociales y las luchas populares que se están dando, en este momento en Colombia. Sabemos que el 2013 será un año clave dados los diálogos de paz, procesos como los de Marcha Patriótica, el Congreso de los Pueblos, que demuestran una voluntad profunda del pueblo colombiano de obtener unos cambios importantes en la situación muy difícil que viven desde hace mucho tiempo, entre otros con el conflicto armado”, sostuvo Andre Crespin.

Otro de los objetivos de la presencia de la organización internacional es el de programar un viaje de solidaridad de al menos nueve jóvenes de Intal en julio de este año, para que continúen con el compromiso que adquirieron con Colombia desde el 2012 en la lucha contra los Tratados de Libre Comercio.

“Intal como movimiento antiimperialista que lucha por la liberación de los pueblos, se opuso al Tratado de Libre Comercio en Bélgica. Al ser votado ese tratado ahora debe ser ratificado por cada uno de los parlamentos nacionales. Así que en el 2013 continuarán su lucha contra el TLC, y lo harán frente a su Parlamento Nacional en Bélgica”, agregó Crespin.

En cuanto a la situación de Derechos Humanos en Colombia han estado al tanto de varios casos como el de un dirigente del Huila cuyo hijo fue baleado, así como el caso del dirigente sindical agrario Miguel Ángel Bobadilla, víctima de un montaje judicial, al igual que el defensor de derechos humanos David Rabelo. Se reunieron con el Comité de Presos Políticos del Partido Comunista Colombiano y recibieron documentos ilustrativos y estadísticos sobre la situación carcelaria en el país.

“Nunca hemos dudado de que la situación es así de difícil en Colombia, no nos sorprende ya que sabíamos de antemano. Aquí lo que cambia es que estamos confrontados directamente con las personas que sufren, con las víctimas, con los miedos que puedan tener por la situación que viven. Otra cosa es que hemos tenido la oportunidad de hablar con militantes de muchas organizaciones sociales y del Partido Comunista Colombiano sobre dirigentes que han desaparecido, muchos de ellos exiliados, otros asesinados. Prácticamente hay una generación perdida entre los viejos y los jóvenes. Para un europeo es impactante verlo con sus propios ojos. Aunque uno lo sabe es impresionante verlo de cerca”, concluyó Crespin.