Acuerdo sindical en Coca-Cola

0
42
Trabajadores de Coca-Cola en huelga de hambre. Foto archivo Sinaltrainal.

La relación entre Coca-Cola y sus trabajadores ha sido una historia de represión sindical, desconocimiento de las convenciones, despidos de trabajadores, persecución y una oscura relación de los empresarios con el paramilitarismo; 25 trabajadores de Coca Cola han sido asesinados en Colombia.

Trabajadores de Coca-Cola en huelga de hambre. Foto archivo Sinaltrainal.
Trabajadores de Coca-Cola en huelga de hambre. Foto archivo Sinaltrainal.

Pancho

Después de cinco días de huelga de hambre, el pasado 25 de noviembre, trabajadores de Coca-Cola representados por Sinaltrainal firmaron un acuerdo con la junta directiva de la empresa para levantar la acción de protesta y regresar al trabajo en las plantas de Medellín, Cúcuta y Bucaramanga.

La relación entre Coca-Cola y sus trabajadores ha sido una historia de represión sindical, desconocimiento de las convenciones, despidos de trabajadores, persecución y una oscura relación de los empresarios con el paramilitarismo; 25 trabajadores de Coca Cola han sido asesinados en Colombia, algunos dentro de las instalaciones de la empresa.

En el pasado, otros acuerdos firmados entre la empresa y la organización sindical han sido desconocidos y violados por parte de la patronal. Sólo el 4 de noviembre pasado, los trabajadores levantaron otra huelga de hambre que estaban desarrollando y, cuando llegaron a dialogar con el Ministerio del Trabajo y la empresa, se encontraron con que cuatro dirigentes sindicales habían sido llamados a descargo y tenían carta de despido.

Esta vez, la empresa se comprometió a no tomar represalias contra los trabajadores. Igualmente, se comprometió a negociar con Sinaltrainal los 60 puntos de la problemática laboral que el sindicato le presentó el 31 de octubre pasado.

También la empresa permitió que una comisión de la Secretaría de Salud de Bucaramanga ingresara el 24 de noviembre a la sede de la empresa para constatar las fugas de amoniaco que se presentan en la planta y que han afectado a varios trabajadores. Igualmente, los olores fétidos que despide la planta de tratamiento de aguas residuales y la falta de espacios para que los trabajadores enfermos de diabetes puedan preparar sus alimentos.

También se les canceló el salario a los dirigentes sindicales y se les volverá a permitir el ingreso a las plantas de la empresa.