¡Quedaron desnudos!

0
156

José Ramón Llanos

Si quedaron desnudos en su precaria desnudez moral. Esta desnudez afectó a los medios a sus directores y algunos columnistas. También desnudos aparecieron los dirigentes empresariales y la cumbre de la clase gobernante y los economistas, sus sirvientes descriteriados que aparecen ante los medios convirtiendo los conocimientos científicos adquiridos en la universidad en caricaturas deformadoras de las propuestas programáticas del Pacto Histórico.

Apelaron a todo en su afán de convertir a Gustavo Petro en un destructor de la democracia-que supuestamente tenemos- la propiedad privada y expropiador de las precarias pensiones de la mayor parte de los colombianos. Coronaba esta sarta de mentiras, la prolongación sin fin de Petro en el Gobierno.

Algo que proyecta una pésima imagen de los recursos discursivos de todos los adversario-verdaderos enemigos- del presidente electo, es que el contenido de esa monserga la repiten desde hace 20 años. La única verdad sobre Petro que difundían es que había sido guerrillero, pero minimizaban el hecho que dedicó sus años de reinsertados a estudiar para adquirir los conocimientos útiles en el diagnostico de los problemas socio-económicos del país.

Esta dedicación al estudio, su disciplina y su inteligencia lo convirtieron en un gran estadista que además, es hoy por hoy, un líder que sabe comunicar sus propuestas de cambio con un discurso bien argumentado, con el lenguaje adecuado, por lo cual, es el mejor orador político colombiano del momento y se cuenta entre los buenos oradores continentales.

La miseria moral de sus adversarios no les permitió identificar estas cualidades de Gustavo Petro. Si lo hubieran hecho habían caído en la cuenta que para evitar su llegada a la presidencia requerían argumentos mejor elaborados que repetir mecánicamente los insultos añejados durante veinte años. Y aún así no hubieran podido impedir la victoria de Petro y el Pacto Histórico.

Llegó el cambio.  El 19 en la noche todo el país vio como Gustavo Petro hizo el mejor discurso expresado por un presidente electo en los últimos 40 años. La antítesis de las peroratas de Iván Duque. Según el programa del Pacto Histórico los cambios empezarán a implementarse desde el inicio del gobierno de Gustavo Petro y Francia Márquez. Su decisión de cambios está expresada en la forma cuidadosa como está conformando su gabinete.

Otro indicador, han sido los contenidos de las entrevistas que le han hecho al asesor Bonilla. Petro en la cuestión económico social ha sabido elegir sus asesores entre otros Jorge Luis Garay y le ha pedido la colaboración a José Antonio Ocampo, todavía no sabemos de que tipo. Pero los entendidos opinan que sería un excelente ministro de Hacienda.

Otra garantía de cambio es la vicepresidenta Francia Márquez mujer inteligente, comprometida con la suerte de los afrodescendientes y los excluidos de la tierra, conocedora de sus problemas, por las experiencias vividas.

Los cambios se darán. Algunos quedarán iniciados. Pero los otros presidentes de El Pacto los culminarán. Pero hay otros protagonistas que los apoyarán. Incluso con movilizaciones: los jóvenes, mujeres y hombres, los sindicalistas y todos aquellos que depositaron sus votos en las urnas. Todos mencionan a los políticos que han apoyado la alianza Pacto Histórico, pero no mencionan dos protagonistas que iniciaron la construcción de esta alianza victoriosa: el Partido Comunista y la Unión Patriótica. El primero constructor de alianzas progresistas desde los años 30. Ellos harán desde el Gobierno valiosos aportes al cambio.