¡A paso de vencedores!

0
333

José Ramón Llanos

A paso de vencedores, la lapidaria frase final de la arenga utilizada por José María Córdoba en la batalla de Ayacucho, es el mejor título para la gran victoria obtenida el 13 de marzo por el Pacto Histórico. A paso de vencedores marcha el Pacto para lograr en mayo la victoria final.

La importante victoria del domingo pasado es una consecuencia del Programa construido colectivamente con Gustavo Petro y también por la efectiva oratoria utilizada por él para socializar el contenido del Programa y llevarlo exitosamente por todo el país, apoyado eficazmente por Aída Avella, Francia Márquez, Camilo Romero y la militancia de la Unión Patriótica y el Partido Comunista. Convocaron el pueblo y éste respondió masivamente.

Ese pueblo depositó con desbordante alegría su voto en las urnas el domingo 13 y consolidó el triunfo en el parlamento del Pacto y eligió a Petro como candidato presidencial. En esa forma las mentiras y manipulaciones de todos los líderes derechistas en torno al Programa del Pacto Histórico fueron a dar al basural, porque el pueblo ya no les cree y los desprecia.

Otra prueba de este desprecio es que Álvaro Uribe no continuó su campaña para promover la candidatura de Oscar Iván Zuluaga en las ciudades porque retornaba a su finca deprimido ante el rechazo generalizado recibido.

Un indicio de que Petro ganará en la primera vuelta la presidencia de la República, es que la máscara de Fico para ocultar su condición de uribista triple A se le cayó el lunes pasado cuando Álvaro Uribe anunció que lo apoya.

Por tanto, los ciudadanos que votaron en la consulta engañados por la máscara de independientes seguramente le darán el voto al Pacto Histórico. Además, los militantes verdes que son auténticamente de izquierda solo tienen una opción para implantar una real democracia e inclusión en el país: votar por Gustavo Petro.

El país tiene graves problemas por la pésima gestión de Iván Duque: el incremento de la violencia, hoy desbordada hasta el punto que en lo corrido del año han ocurrido 20 masacres con 71 víctimas y han sido asesinado 36 líderes sociales.

Los candidatos que enfrenta Gustavo Petro tienen en común que han gobernado el país y nunca procuraron ponerle fin a los problemas que ahora prometen resolver. Ellos ahora dicen defender la democracia y la libertad y la propiedad privada. Pero sucede que lo que ellos llaman democracia se reduce a utilizar las elecciones para simular ser elegidos, cuando todos sabemos que a unos les charean el voto y a los empleados y subalternos se les obliga a votar por quienes señalen los patrones y el Gobierno.

Todos los candidatos en contienda son responsables por acción u omisión del estado deplorable en que se encuentra el país, por tanto, nadie cree que ahora van hacer lo que cuando gobernaron no hicieron. En cambio, cuando Petro gobernó Bogotá hizo una gestión altamente incluyente y gestionó soluciones a problemas que afectaban a los más pobres.

La victoria exige que los militantes comunistas, de la Unión Patriótica y de los otros organismos del Pacto Históricos se empeñen a fondo en la movilización y concientización de los abstencionistas y a todos aquellos que votaron por otros candidatos equivocadamente o que apoyaron a los llamados del centro. ¡El éxito de mayo se construye ya!