Ya están derrotados

0
263

José Ramón Llanos

En Colombia nunca antes se habían presentado tantos aspirantes al solio presidencial. Es una abigarrada cantidad de candidatos de desigual nivel moral, intelectual y sensatez. Hay dos que tienen la impronta uribista Oscar Iván Zuluaga, el que llevaba el inri de la marca Centro Democrática y Fico que realmente es la ficha embozada de Álvaro Uribe y todos los que intentaron hacer trizas la paz.

Era tan torpe la mascarada que el uribismo abandonó a Oscar Iván como un lastre y hoy permanece como un expósito político. Ingrid Betancur quien deambula como rueda suelta repitiendo nimiedades, posando como incorruptible, finalmente le está rogando al rey de las mentiras y la corrupción para que la reciba en su séquito.

Fico entregó un Programa en el Consejo Electoral, pero en todos los debates se destaca porque se limita a inventar supuestas y mentirosas propuestas de Gustavo Petro. Vocifera No vote por Gustavo Petro que se propone acabar con la propiedad privada y las empresas capitalistas.  También quiere apropiarse los dineros de las pensiones. La gente cuando lo ve repartiendo pasquines le grita: Fico, monigote piérdete que ahí viene Petro, tu azote.

Por otra parte, qué colombiano se atreverá votar por el que designe Uribe, si el último señalado por el judicializado expresidente deja en tan deplorable estado al país. Iván Duque dijo recientemente que su error fue no haber realizado un balance de lo que dejó Juan Manuel Santos. Apliquémosle esta recomendación a su obra de Gobierno.

Tomemos tres asuntos primordiales, económico, masacres y corrupción. A raíz del confinamiento por la pandemia decretó subsidios para el pago de los empleados. El resultado: Miles de pequeñas empresas quebradas porque allí no llegaron los subsidios y sumas multimillonarias engrosaron los beneficios de los grandes empresarios.

Son tantos los asesinatos cometidos en el período de Iván Duque que los datos se convierten en una necroestadística. En lo corrido del año van 28 masacres con 94 víctimas. Desde el 2020 hasta el 31 de marzo se cuentan 215 masacres con 762 asesinatos.

La corrupción no sorprende ya que la elección de Duque contó con el apoyo de delincuentes de amplia trayectoria en las trasgresiones de la ley. Recuérdese la foto de Duque cantando vallenatos con el pícaro Ñeñe. Los negociados de los funcionarios de ámbito presidencial ya no sorprenden por ser asunto cuotidiano.

Por eso al Palacio de Nariño lo llaman ahora La cueva de Rolando, como corresponde al lugar donde gobierna el presidente del país más corrupto del mundo comparándolo con 180 naciones, según encuesta de la página U.S. News.

El mazazo final a Fico se lo ha dado el contenido del Programa de Gustavo Petro Colombia potencia mundial de la vida, por su pertinencia para resolver los problemas que nos han dejado 200 años de desgobiernos. Algunos enunciados: Participación política y representación: Las mujeres en el centro de la política de la vida; El derecho fundamental a la salud a través de un sistema único, público, universal, preventivo y predictivo y participativo.

De una economía extractivista hacia una economía productiva; Democratizar la tierra fértil y el agua para alimentar a Colombia; El trabajo derecho fundamental; Hacia una sociedad movida por el sol, el viento y el agua; Democratizar el espacio urbano para habitar ciudades más humanas; Ministerio de la Igualdad. Por esto y algo más ya están derrotados.