¿Y El Tiempo?, manipulando

0
464

José Ramón Llanos

Toda la prensa institucional —aquella apologista de la clase y partidos políticos que gobernaron hasta el 7 de agosto del año pasado— en mayor o menor medida, desde esa fecha, está dedicada a desorientar a la opinión pública y a atacar al Gobierno del Pacto Histórico. Pero el domingo 9, los columnistas del diario El Tiempo trasgredieron todos los límites de la insensatez.

Sus columnistas más destacados, Vargas Lleras, María Isabel Rueda y Mauricio Vargas la sacaron del estadio con sus mentiras y manipulaciones.

Mauricio Vargas en su columna Tragicomedia de errores le atribuye a Juan Fernando Petro, hermano de Gustavo Petro, una serie de hechos que han sido desmentido en todos los medios porél. Sin embargo, le recordamos a Mauricio que precisamente esas supuestas promesas del hermano de Petro, las ejecutan los gobiernos de Estados Unidos con todos los capos extraditados de Colombia a ese país, no solo les reducen sus penas, sino que si los delincuentes desean les permiten que cambien su identidad.

Y para colmo de la dicha del delincuente solo se apropian de la mitad de la fortuna lograda traficando; el resto lo reciben y usufructúan los estadounidenses. Un poco de lógica permitiría que esos delincuentes deberían ser castigados aquí y sus fortunas expropiadas para beneficio del Gobierno y beneficiar a sus víctimas. ¿Por qué Mauricio aplaude esas políticas cuando las aplican Estados Unidos y las critica cuando el Gobierno de Petro trata de debatirlas para ver si se aplican en Colombia?

Continuando con sus mentiras, le atribuyen al MinDefensa Iván Velásquez órdenes a los comandantes de las Fuerzas Armadas de no bombardear las guaridas de narcotraficantes. Mentiras. La orientación que dio el presidente y su ministro fue no asimilar a los niños a máquinas de guerra para bombardearlos, como hizo el infanticida Diego Molano.

Mauricio Vargas extrema su cinismo cuando afirma que el Gobierno de Petro “tiene desde ya una gran cuota de responsabilidad en la sangre derramada”. ¿Por qué tanta cegara mental de Mauricio Vargas? Porque tiene que satisfacer las presiones de quienes ven en las propuestas del presidente el riesgo de que, si se aplican adecuadamente, habrá otros mandatos del Pacto Histórico por largo tiempo. Y precisamente, la pluma de Mauricio Vargas está al servicio de la burguesía y sus aliados ahora huérfanos del poder, para bien de la democracia y la inclusión.

La columna de Vargas Lleras titulada Destino incierto, su autor, sin proponérselo, cosas de Freud, con esa titulación habla más de su carrera hacia la presidencia que del tema elegido para comentar. Vargas Lleras apela a la misma estratagema, atribuirle al presidente Petro responsabilidades que no tiene ante tantos errores cometidos por quienes gobernaron por 193 años, entre ellos los padres y abuelos del columnista. Y fiel a su ideología e interés, para solucionar el problema del transporte aéreo su propuesta es más neoliberalismo. Incluso critica la orden del presidente de solucionar la tragedia de los varados en los aeropuertos poniendo los aviones oficiales para su transporte. Total, vargaslleradas inciertas ante su desconcierto.

María Isabel se convirtió en la apologista de las peores lacras morales que puede cometer un ser humano. No lo creen. Lean. En su columna titulada ¿Tormenta chimba? Escribió: “El caso es legalmente apasionante. En resumen, Trump es probablemente un mal ser humano, adúltero y pésimo marido, hombre sin ética ni moral”. Apasionantísimo.