Cohesión, coherencia e iniciativa

0
563

Hernán Camacho
@camachohernan

Esté será un semestre que demanda un esfuerzo de cohesión, coherencia y acción política sincronizada en defensa de las reformas. Se trata de movilizar todas las fuerzas políticas del cambio, organizaciones sociales y populares, bancada progresista, Gobierno nacional y ciudadanía para aprobar el Plan Nacional de Desarrollo, la reforma pensional, el Estatuto del Trabajo y la reforma a la salud.

Hasta el momento, el trabajo del gabinete en el Congreso tiene un balance positivo. El ministro del Interior Alfonso Prada sacó adelante la agenda. Se lidió con éxito, no solo a la debilitada oposición retardataria, sino también a los chantajes de politiqueros oportunistas de los partidos declarados de Gobierno huérfanos de puestos, contratos y mermelada.

No obstante, hay riesgos en la tarea parlamentaria. Mientras no se cuente con mayorías habrá una disputa política permanente por encontrar el respaldo al programa del cambio. Las reformas sociales serán la materialización de lo prometido. No se puede errar.

El Plan Nacional de Desarrollo es la base de las políticas públicas para los próximos cuatro años. Es el instrumento legal que garantizará los cambios prometidos en el programa de Gobierno. Tiene como antecedente los 52 diálogos vinculantes que contaron con la participación de 180 mil personas e iniciará su trámite en las sesiones extras convocadas en el Congreso, a partir del próximo 6 de febrero.

Es importante reseñar algunos temas que fueron discutidos en los diálogos: Paz Total; las mujeres potencia del cambio; reparación efectiva e integral a las víctimas; niñas, niños y adolescentes amados, protegidos e impulsados en sus proyectos de vida; énfasis en grupos y comunidades étnicas; jóvenes con derechos que lideran las transformaciones para la vida; y garantías hacia un mundo sin barreras para las personas con discapacidad.

Por otro lado, se encuentra la agenda del cambio en el Congreso de la República. La reforma pensional es una disputa directa con el capital financiero. Se aspira a fortalecer Colpensiones ampliando su base e incentivando de manera especial a la juventud actual y a la clase trabajadora para que haga sus aportes al sistema público solidario, dándole el impulso económico para que dos millones de adultos mayores de 65 años reciban una pensión de la que hoy carecen.

La iniciativa no quita el ahorro a ningún colombiano, ni toca los derechos adquiridos de ningún pensionado.

La reforma a la salud se presentará el próximo 16 de marzo. La propuesta de articulado lo estudia el presidente de la República. La ministra Carolina Corcho ha podido escuchar a distintos sectores y encontrar fórmulas que permitan que más actores del sistema la acompañen. La clase trabajadora del sector salud será fundamental en la propuesta y en la defensa de la misma.

En la discusión del aplazado Estatuto del Trabajo, el Ministerio de Trabajo ha iniciado un proceso de concertación para la elaboración de la propuesta. Se espera que la fuerza sindical dé sus mejores esfuerzos por ganar incidencia política en favor de su aprobación mientras se resguarda en la calle el proyecto.

La juventud, el movimiento sindical y la ciudadanía son los principales aliados de las reformas. Por lo tanto, la tarea es pedagógica para contrarrestar tantas mentiras e imprecisiones que la oposición reaccionaria y la gran prensa pretenden imponer. Del éxito de las reformas dependen las victorias en las elecciones locales de octubre. Hay pronósticos de buenos resultados. ¡A trabajar!