Escuelas de Zona de Reserva Campesina, una experiencia para multiplicar

0
412

Carlos A. Morales (*)

La constitución de la Zona de Reserva Campesina, ZRC, del Sumapaz es producto y acumulado histórico de las luchas de un campesinado que ha sido un ejemplo de resistencia y organización. En 2016 en un ejercicio autónomo el campesinado declaró la ZRC de facto. Con la llegada y compromiso del Gobierno del cambio, el comité directivo de la Agencia Nacional de Tierras la constituyó formalmente el 30 de diciembre del 2022.

Es necesario resaltar que con este impulso del ejecutivo las organizaciones han definido su propia agenda. Así, de manera autónoma, la organización campesina en su segunda Asamblea de ZRC Sumapaz decidió convocar a la construcción de un proceso de escuela permanente, direccionada al campesinado sumapaceño, resaltando la necesidad de la formación política un proceso de educación popular que combine la reflexión desde la experiencia de lucha agraria con la planeación de su futuro.

El proceso, que ya arrancó, ha transitado por el autoreconocimiento de la historia de las luchas de sus antepasados agraristas, del campesinado comunista que lideró la consigna de la “tierra para el que la trabaja” y consolidó su propia reforma agraria, haciendo un recuento de las experiencias organizativas, las coyunturas de resistencia, las formas colectivas de resolución de los problemas y de construcción de paz.

Esta revisión de la memoria no resulta un ejercicio nostálgico sobre el pasado. Tiene un objetivo pedagógico y político, resulta la base para planear el futuro, desde la experiencia, para la actualización del Plan de Desarrollo Sostenible que se exige con la constitución de la Zona de Reserva Campesina, o como lo han decidido renombrar como Plan de Vida.

Sin restar fuerza al desarrollo autónomo del campesinado, este proceso ha logrado la articulación entre la experiencia agraria y la producción académica popular del Grupo de Investigación en Estudios Agrarios y Campesinos, SumaPaz, construyendo un trabajo fluido y de intercambio de saberes.

El grupo de investigación propone, como ya lo viene haciendo junto al colectivo socioambiental Guacana en las veredas de la parte alta del municipio de Arbeláez donde se viene impulsando el proceso de constitución de ZRC, el desarrollo de nuevos procesos de escuela de Zona de Reserva Campesina en toda la región y otros territorios estratégicos para la protección de la amazonia y los páramos. Desde el compartir su experiencia, planes de estudio, guías y asesoría a las organizaciones campesinas que lo necesiten.

Hoy estamos ante un Gobierno nacional que reconoce la necesidad de una reforma agraria y está colocando todos sus esfuerzos en esta vía. Sin embargo, las organizaciones campesinas debemos realizar nuestra parte, de que vale entregar tierra a un campesino, pagada a precio comercial, si esta tierra vuelve nuevamente a los terratenientes por los medios que sea.

Por eso necesitamos procesos de educación campesina y de organización bajo una propuesta de futuro con base territorial como son las ZRC. Así los procesos de Escuela de Zona de Reserva Campesina no solo deben ser orientados a procesos de ZRC ya constituidos, sino a los territorios donde aún no se constituyen y sus comunidades aceptan esta propuesta. Siendo esta figura de valor estratégico, colocando obstáculos al despojo de tierras campesinas, a las violencias que empujan al campesinado hacia las fronteras agrícolas en ecosistemas estratégicos, al territorializar todos los instrumentos de reforma agraria.

*Grupo de Investigación SumaPaz