El dulce olor a Pacífico

0
414

Fernando Enríquez
@EnriquezDaFera

El escritor tumaqueño Oscar Seidel en su obra “El dulce olor de la perla” describe el pasado y la actualidad crítica y social de Tumaco, una novela que en su contenido expone lo que a diario y por muchos años han tenido que vivir las poblaciones del departamento de Nariño y de toda la costa Pacífica Colombia.

El andén Pacífico es una entidad geográfica en donde confluyen las características físicas y las diversas identidades sociales de comunidades étnicas, afros, indígenas y campesinas mestizos y los llamados “colonos”, comparte la triste realidad del abandono estructural representado en desigualdad, pobreza, exclusión social, discriminación y violencia.

Que el presidente gobierne desde acá, le comienza a dar un lugar preponderante en el orden social, político, económico y cultural en el país. Lo que se traducirá en acceso a derechos fundamentales que han sido por décadas negados por un pernicioso centralismo. La Región Pacífica tienen los índices más elevados de pobreza muldimensional en comparación con las regiones centrales, estamos hablando de índices entre el 70% hasta el 98%.

Nariño, un departamento periférico tiene a sus espaldas el peso de la exclusión, pero la zona pacifica tiene doble exclusión, pues si se compara con el resto de municipios del departamento la desigualdad es notoria, por ejemplo en materia de servicios públicos, el 18% de nariñenses no tiene acceso a alcantarillado, pero en la Costa la problemática es más aguda pues el índice alcanza el 77%; frente el acceso a agua en Nariño el 22% carece  de agua potable, en la Costa el porcentaje llega al 70%.

Otros indicadores de relevancia son el conflicto armado, vulneración de DDHH y las economías ilegales de cultivos y minería. 80% de los cultivos ilícitos en Nariño se producen en la costa, esta cifra a nivel nacional representa el 20%, esta situación se desencadena en agudización de la confrontación armada por grupos irregulares que tiene un desenlace de desplazamiento masivo, masacres y el asesinato y persecución a líderes sociales

Nariño es un productor agrícola en potencia, pero esta producción se centra en la sierra del departamento, en este aspecto la política agraria regional se ha hecho sin tener en cuenta las enormes posibilidades que ofrece la costa pacífica.

Muy importante la decisión del presidente Gustavo Petro de hacer de la costa un lugar para gobernar durante una semana. Las decisiones que se tomaron comienzan a abrir caminos para cerrar brechas de desigualdad. Se sientan las bases para la solucionar los problemas territoriales contando con las decisiones y acciones de orden nacional. Por primera vez se han brindado herramientas de políticas publica claras para que la planificación económica y de infraestructura fortalezca el puerto de Tumaco, lo que impulsará la producción campesina, pesquera y las grandes oportunidades comerciales.

En esta semana las poblaciones costeras asistieron a un hecho sin precedentes que marcó un hito en la participación política., Queda una agenda de proyectos, inversiones y financiaciones en Educación, Salud, Puertos, vías, y sectores productivos. El reto es que se cumplan con agilidad y que lleguen realmente a quienes los necesitan. Nariño y el Pacifico tomó la oportunidad, la concretó para no ser más las tierras del olvido. Que surjan los nuevos cantos del cambio y su dulce olor a perla.

* Dirigente político y social de Nariño.