Decisión necesaria y responsable

0
129

María Eugenia Londoño (*)

La Junta Nacional de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, terminó con el acuerdo y aprobación de un documento presentado por el Comité Ejecutivo que, en esencia y literalmente, plantea el proceso de construcción, adopción e implementación de la propuesta del nuevo modelo de salud para el magisterio colombiano presentado por el Gobierno nacional.

Este acuerdo busca reducir al máximo la intermediación y la integración vertical. En él se recogen todos los aportes de los sindicatos filiales, de los estructuradores de Fecode, de las intervenciones y otros actores, que serán incorporados en el acuerdo 05 del 2022, una vez el Consejo del Fomag ─Fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio─ adopte y apruebe la propuesta.

La propuesta tiene como ejes centrales acabar con la intermediación financiera, busca que casi un ocho por ciento de la UPC y un 3.9 por ciento del plus. La nueva propuesta en cabeza de la fiduciaria la Previsora deberá conseguir ahorrar recursos vía disminución drástica de este costo, pues esta ya tiene un pago bastante oneroso por comisión fiduciaria.

Los enormes recursos destinados en casi treinta y cinco años por este concepto no se retribuyeron en un mejor servicio a los docentes y sus familias. Es necesario acabar con la integración vertical convertida en un control de principio a fin de la cadena de la enfermedad del maestro desde las urgencias e inclusive el cuarto nivel, pasando por laboratorios, consultas con especialistas, quirófanos, medicamentos, todos controlados por los prestadores de salud que no facilitan la comunicación, no dan agilidad al servicio, se han convertido en barreras de acceso con las repetidas autorizaciones, la disminución de la calidad y el retardo en los procedimientos, citas y entrega de medicamentos.

La nueva propuesta plantea una alternativa, esta es la construcción de un directorio nacional de prestadores de servicios de salud para el magisterio entre IPS públicas, privadas y mixtas donde el docente y sus beneficiarios van a poder escoger quién los atiende, pretende eliminar desde el primer día su sujeción a la IPS que ordenaba el prestador, violando así la libre elección.

Otro gran avance es la auditoría y el control que serán ejercidas en términos de calidad y oportunidad por la Superintendencia Nacional de Salud, esto arrebatará a las auditorías externas el control sobre la información del mal servicio que ha impedido que avancen los procesos de nación.

Por su parte, la ADRES vigilará el uso adecuado de la UPCM que en la actualidad no tiene ningún control, esta tarea garantizará, además, los mecanismos creados por el acuerdo 05 del 2022 que exige que los informes de los sindicatos y las veedurías sean tenidas en cuenta en los análisis de la auditoría y que pueda intervenir en las mismas.

La decisión es necesaria, responsable y urgente, debe ser tomada por tarde en la primera semana de abril. Lo que está en el centro de nuestro compromiso y nuestra responsabilidad es defender y proteger la vida del magisterio colombiano y sus familias.

(*) Fiscal de FECODE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí