Consignas de la oposición

0
215

Beatriz Hernández

Al querer rebatir las políticas y discursos del presidente Gustavo Petro, la oposición en Colombia intenta incidir en la agenda nacional con frases cortantes y lapidarias que expresan en sus intervenciones públicas y algunas privadas que se han filtrado a la opinión, como “no hacen nada”, “está loco y este país está muy inseguro”, buscan socavar la credibilidad del gobierno y crear una tendencia de fracaso y caos.

La oposición niega todo paso y decisión del gobierno popular, desvaloriza y menosprecia los avances de este. Pretende dividir las fuerzas de la unidad popular que dio origen a este proceso de cambio, pero no lo logrará.

Una derecha incapaz de desarrollar su propio modelo de producción dependiente, extractivista y acumulador, mucho más inútil aún, de construir la fuerza económica y productiva para superar la injusticia y la desigualdad histórica que ha caracterizado a nuestro país, pretende ahora enfrentar el paradigma de justicia social en que se basa el gobierno del cambio a punta de consignas y frases vacías, pero que impacten a una gran franja de la población indefensa ideológica y políticamente.

Por ejemplo, en materia de seguridad, además de continuar con la ya conocida doctrina de seguridad nacional y del enemigo interno, las consignas de la oposición de que hoy tenemos más inseguridad que antes y que “la policía y el Ejército están maniatados” dan la idea de un llamado a las mafias, estructuras delincuenciales y paramilitares a que asuman para “poner orden” en el supuesto caos al que se ha llevado a Colombia.

Pero lo que realmente hay es una intención de negar y obstaculizar la agenda pública de garantías y derechos, las reformas laboral, pensional y de salud, los ajustes salariales, la reforma educativa de gratuidad universal, la Paz Total con la apertura a un diálogo con todos los actores de violencia, las investigaciones y denuncias de corrupción, la reforma agraria para garantizar y democratizar el acceso a la tierra y destruir los avances en política pública sobre enfoque de género e interseccional.

A punta de repetir consignas, frases y arengas vacías como “¡Amamos a los militares!”, “¡Defendemos la democracia!”, “¡Apoyamos al fiscal!” y “Fuera Petro”, la oposición busca frenar los hechos concretos de justicia social que ubican y posicionan positivamente a Colombia ante el mundo, pero sobre todo busca construir una fuerza que sea capaz de disputarle al Pacto Histórico la presidencia en el 2026.

Somos más los colombianos y colombianas que en resiliencia creemos en el cambio, sabemos de la necesidad de las reformas y comprendemos las dificultades que este reto representa. La resistencia y la esperanza que hoy demuestra el pueblo está basada en una convicción, en realidades incontrovertibles y aspiraciones históricas de justicia, verdad y reparación.

Los hijos e hijas de Abya Yala y de Colombia han firmado un pacto por la vida y la paz y han echado a andar, no hay frase ni consigna que pare esto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí