Antes, también hubo antes: la historia de los «Felipitos»

0
197

Manuel Antonio Velandia Mora

La historia de los derechos de las personas de los sectores LGTBI y de las diversidades de géneros y cuerpos no se inicia con el MLHC Movimiento de Liberación Homosexual de Colombia (1977). Sin embargo, la historia organizativa se desconoce casi por completo, aquí relatamos sobre “Los Felipitos”, la primera “organización” que parece haber existido en Colombia, o por lo menos el primer grupo de homosexuales del que dieron cuenta los medios, según relato conocido por Manuel Velandia, aun cuando para este autor ha sido imposible dar con dicha fuente periodística.

A las mujeres trans las han asesinado y han sufrido otras formas de discriminación desde mucho tiempo atrás y eso es poco visible, sus organizaciones surgieron en Bogotá a comienzos del siglo XXI. Los medios, como solía ser siempre, daban frecuentemente cuenta de la violencia recibida por ellas; por ejemplo, en Medellín, el periódico “Sucesos Sensacionales”, semanario que circuló entre 1954 y 1976, evidentemente también hubo persecución a los hombres homosexuales y esto también se evidenciaba en la prensa amarillista. En Bogotá la fuente principal del “amarillismo” fue “El Espacio”, periódico sensacionalista fundado en 1965 que culminó su edición en papel el 23 de noviembre de 2013.

En los años 40`s, surgió en Bogotá un grupo de amigos homosexuales llamado “Los Felipitos”, conformado por los cercanos a un hijo homosexual de un expresidente de la República, quien decidió “casarse” con el novio e hizo un rito en el que se vistió de novia, al cual llegó la policía por denuncia de los vecinos, las autoridades se llevaron detenidos a todos los participantes. En homenaje a él se bautizó al grupo por la sociedad bogotana como “Los Felipitos”, luego de que los detuvieran por escándalo público durante la muy sonada fiesta matrimonial.

Una nota de prensa al respecto fue la primera evidencia pública de la existencia de una incipiente “comunidad homosexual”, estaba compuesto completamente por hombres; era clandestino y limitado a un pequeño grupo de individuos de las clases altas y algunos de sus ocasionales “sobrinos”. Su propósito nunca fue la militancia política, simplemente fue crear un espacio cerrado para socializar. Los primeros bares clandestinos y solamente para hombres aparecieron en la capital colombiana también durante este periodo; por años se hicieron famosos los baños de un conocido salón de billar que estaba ubicado algunas decenas de metros abajo del edificio Avianca en Bogotá.

De “Los Felipitos”, que tan solo existieron como grupo unos pocos años, no se sabe sobre el momento exacto de su extinción y tampoco de sus experiencias como organización. Llegué a conocer a algunos de ellos por intermedio de Julio Franco, de quien me hice amigo en 1977; nunca fue militante de tal “organización” aun cuando se interesaba en las historias del Movimiento Homosexual Colombiano. Julito siempre fue un hombre atractivo y culto con quien me gustaba hablar; en 1998 él se interesó en mi deseo de recuperar la historia de la vivencia de la homosexualidad en Bogotá en hombres mayores de 65 años y me presentó a algunos de sus coetáneos.

Cabe señalar que evidentemente el nombre de tal organización no tiene nada que ver con Felipe Zuleta Lleras nacido en 1960, nieto del estadista liberal Alberto Lleras Camargo; periodista de derechas abiertamente homosexual, como representante a la Cámara por Bogotá entre 1974 y 1978, fue el primer dirigente en Colombia en proponer la legalización del aborto; se exilió Canadá en el año 2000 como producto de las amenazas de las FARC, fue candidato al Senado de la República 2009.

La primera nota de prensa que habló de este grupo fue escrita por Enrique Patiño, redactor del periódico bogotano “El Tiempo” el 25 de noviembre de 2001, basándose en una entrevista telefónica en la que le hablé al respecto. http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-693678

A la Historia del movimiento homosexual siempre se le han tejido las vidas privadas de presidentes de la república, hijos, nietos e incluso “sobrinos” famosos (los sobrinos eran amantes o compañeros sexuales ocasionales de quienes se justificaba su presencia diciendo que era un familiar) y hasta primeras damas lesbianas. Sólo hasta la primera década del siglo XXI las homosexualidades de los entornos presidenciales se hicieron públicas; Virgilio Barco, hijo, salió públicamente del closet; en la segunda década; Martín Santos hijo del ex presidente Juan Manuel Santos, le hizo el outing a Pedro su primo, hijo del exvicepresidente Pacho.

En 2002 Gina María Parody d’Echeona fue elegida para ocupar un escaño en la Cámara de Representantes, año en el que yo fui el primer candidato abiertamente homosexual en hacer pública su campaña. En 2006 llegó al Senado de la República convirtiéndose en la persona más joven en ocupar dicho cargo en Colombia. Desde el 20 de agosto de 2014 se desempeñó como ministra de Educación,4​ hasta su renuncia al cargo, el 4 de octubre de 2016. El 28 de agosto de 2014 la ministra de Turismo, Industria y Comercio, Cecilia Álvarez Correa hizo pública su relación de pareja con Gina.