Alentadoras perspectivas para 2024

0
443
Con la inflación en un solo digito, mejora el poder adquisitivo de los hogares colombianos

La reducción de la inflación y el desempleo en 2023, sumado a la hoja de ruta para reactivar a los sectores que decrecieron, apuntan a un notable crecimiento del PIB en los próximos dos años

Iván Posada Pedraza

El año pasado finalizó con dos resultados positivos que van a redundar en un buen desempeño del total de la economía para 2024. Primero, la inflación, que venía ya en descenso lento pero sostenido, en diciembre se ubicó en un dígito ─9,28 por ciento─. La reducción en el precio de los alimentos explica en gran medida este resultado.

El ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, estima que para finales de este año se reducirá al cinco por ciento, en tanto el Banco de la República tiene una proyección de tres por ciento.

Esta reducción de la inflación sumado al incremento del salario mínimo en 12,05 por ciento, por encima de la inflación causada, mantiene y aumenta la capacidad de compra de la población de bajos ingresos, un paso hacia la mejora en la calidad de vida de los asalariados. Segundo, el desempleo desde junio de 2023 está en un dígito y desde agosto tiende en forma sostenida a la baja, para ubicarse en noviembre en 9,0 por ciento ─Gráfico 1─.

Fuente: Dane, datos porcentuales

En cifras redondas, de una población en edad de trabajar de 39,7 millones, 23,08 millones están ocupadas y 2,3 millones están desempleadas. En 2023 se crearon cerca de 476.000 nuevos empleos. Por ciudades, Quibdó presenta uno de los índices más altos de desempleo (23,5); en un rango entre 11 y 14 por ciento se encuentran Florencia, Cúcuta, Montería, Armenia y Valledupar; entre las de menor tasa de desempleo se encuentran Bucaramanga, Santa Marta, Pereira, Medellín y Bogotá, con un rango de desempleo entre 7,2 y 9 por ciento ─DANE─.

Dentro de la población joven ─15 a 28 años─ también se experimentó un descenso en el desempleo pasando de 17,9 a 15,8 por ciento. El reto para la política pública en esta materia es reducir el trabajo informal, en el cual se hallan unos 12,8 millones de colombianos, el 55,7 por ciento de la fuerza laboral. La reforma laboral, que cursa en el Congreso, busca reducir al mínimo estrictamente necesario la figura del contrato por prestación de servicios.

Los cuellos de botella

La industria y manufactura desde abril de 2023 presentan cifras negativas de crecimiento. El Ministerio de Industria y Comercio asignó 7,8 billones de pesos para invertir en diversificación productiva, encadenamientos e integración territorial, medida con la cual se busca reactivar el sector, que aporta el 10 por ciento del total de la mano de obra.

En cuanto a la construcción, el ministerio del ramo otorgará, en 2024, 50 mil subsidios para la adquisición de vivienda, proceso que implica generar empleo masivo y la reactivación en cadena de otros subsectores como materiales de construcción.

En lo que tiene que ver con la infraestructura, hay destinados 16,7 billones de pesos distribuidos en transporte, proyectos concesionados y obras públicas, con lo cual se estaría superando el rezago en este sector el año pasado. De este modo, se reactiva la inversión pública y privada que presentó atraso en 2023.

Combustibles

Se cumplió el objetivo de desmontar el subsidio a la gasolina, que representa   para el presupuesto nacional 10 billones de pesos/año, que se pueden direccionar al gasto social. Claro que los pequeños transportistas se han visto afectados por el precio actual del galón ─$16.000─.

En cuanto al ACPM, su incremento se aplazó temporalmente buscando que no impacte las tarifas del transporte de carga y pasajeros, cuyo mayor valor se trasladaría a los usuarios y produciría un rebrote de la inflación. De todos modos, el Gobierno reitera que cualquier medida que se adopte al respecto será en concertación con el respectivo gremio.

El fenómeno de El Niño y servicios públicos

El Gobierno y Ministerio de Hacienda están monitoreando su impacto en la agricultura y, en consecuencia, en los precios de los alimentos y, en últimas, en la inflación; además de un eventual racionamiento de agua e incremento en las tarifas de energía.

Se tiene contemplado un plan B para generación eléctrica con las térmicas y la energía solar.  Paralelo a esto en febrero de este año debe estar diseñada la hoja de ruta de la transición energética para los próximos años, proyecto no exento de atrasos por temas de consultas previas y licencias ambientales, entre otros.

El presidente Gustavo Petro anunció la modificación de la Ley 193/194 de servicios públicos domiciliarios por cuanto las actuales tarifas son de monopolio, especulativas, de ahí el alto costo para la ciudadanía.

La solución de fondo es que el Estado asuma nuevamente el control de estas empresas, pues su privatización es la consecuencia del pésimo servicio y el alto costo para los usuarios.

Crecimiento 2024

Aunque el DANE aún no ha oficializado el consolidado de 2023, las proyecciones indican que el crecimiento del PIB estaría cerca al 0,9 por ciento, cifra que coincide con el pronóstico del Banco de la República. Este cálculo se basa en el resultado del IV trimestre, en el cual el crecimiento fue de 0,5 por ciento, muy por encima del anterior, cuando tuvo un decrecimiento de -0,3 por ciento ─Gráfico 2─.

Fuente Dane, datos porcentuales. IV trimestre estimado

De acuerdo con lo anterior, la economía no entraría en recesión, pues no se presentan dos trimestres continuos con decrecimiento. Por su parte, la cartera de Hacienda, teniendo en cuenta que la inflación va cediendo gradualmente, lo mismo que las tasas de interés, estima para 2024 un crecimiento de 1,8 por ciento del PIB.

El anterior panorama indica que las medidas adoptadas van en la dirección correcta para lograr, primero, la reactivación de los sectores atrasados mediante un plan de acción con asignación de recursos del presupuesto nacional y, segundo, mantener a la baja la inflación y el desempleo. Lo uno y otro contribuirán a que 2024 finalice con un significativo crecimiento económico.