Usted es mejor que esa carta

0
436

Patricia Ariza Flórez (*)

Estimada María Jimena: siempre he tendido por usted admiración y respeto por su independencia y su compromiso con la construcción de la verdad. Pero esta vez, no entiendo que pasó. ¿Qué le pasó María Jimena? Yo, sinceramente creí que alguien estaba usando su nombre para la carta al presidente Gustavo Petro.

Es una carta confesional donde prima la moralina y las preguntas personales pero inquisidoras al presidente Petro. Pero, María Jimena, usted no es así, no ha sido así.

Yo, tendría razones para estar ofendida con el presidente y, hasta cierto punto lo estoy por sus maneras, pero, por encima de las preguntas, que algún día le haré, está el destino de este país, de nuestro país, que si no cambia de rumbo regresa al abismo y a la inviabilidad.

El presidente Gustavo Petro está ayudando como ningún otro mandatario a cambiar el país, a sacarlo de la espiral de violencia, a colocarlo en un lugar digno frente al mundo que se debate entre la guerra y la crisis climática. Ha puesto a la sociedad a pensar en Colombia, en el planeta y a tomar a los y las pobres no sólo como víctimas, que lo son, sino como sujetos y sujetas del cambio.

Por supuesto que el presidente ha cometido y comete errores, algunos graves como los del incumplimiento, otros, tienen que ver con el desafecto a la gente que lo comprende y lo acompaña con lealtad, una lealtad que va más allá de los cargos, una lealtad que tiene que ver con la lealtad al futuro. Los errores de Petro, tendrá que corregirlos y, seguramente lo hará.

Pero María Jimena, tenemos que mirar al presidente más allá de los errores, ver a Petro en sus aciertos y en su grandeza, en el valor que ha demostrado enfrentando todos los poderes que nos han llevado al caos. No es fácil valorar a Petro, María Jimena, porque él no es una persona fácil. Pero lo que hemos vivido en Colombia no tiene nombre y si el cambio no es ahora, a lo mejor no será nunca.

Lo que han vivido las madres de los mal llamados, falsos positivos, lo que han vivido los jóvenes del estallido social que solo los miden como vándalos y se niegan a valorar la transformación cultural que produjeron, el genocidio que vivimos los integrantes de la Unión Patriótica, todo esto tiene que cambiar y Gustavo Petro lo está haciendo. Usted misma lo ha reconocido, María Jimena.

Por favor, así como Petro tiene que cambiar cosas de su comportamiento, usted también María Jimena. Todos nos equivocamos, pero no nos equivoquemos con el cambio social.

El cambio social en proceso es también y sobre todo, un cambio cultural y en eso usted puede ser de gran ayuda, estimada María Jimena.

Le reitero mi estima en el convencimiento de que usted reconocerá las voces de extrañeza por su carta, entre ellas, la mía.

Usted es mejor que esa carta, desde el respeto y el afecto.

Adenda: Palestina es un pueblo sitiado, agredido en su dignidad y prisionero en su propio territorio. Y eso es un acto atroz del gobierno de Israel. No somos antisemitas, sabemos que hay cientos de judíos que están en contra de la agresión progresiva y genocida del gobierno de Israel.

(*) Dramaturga, actriz, directora de teatro, poeta, feminista y activista por la paz