Presupuesto 2024

0
447

Aída Avella
@AidaAvellaE

El Presupuesto General de la Nación para la vigencia 2024, asciende a un monto total de 502.596.833.224.189 (quinientos dos billones, quinientos noventa y seis mil millones ochocientos treinta y tres millones doscientos veinticuatro mil ciento ochenta y nueve pesos).

De ellos la composición de los ingresos es la siguiente: 330,3 billones, 65,7% del total, corresponde a Ingresos Corrientes de la Nación; 148,1 billones, 29,5% a recursos de capital; 24,3 billones, 4,8%, a contribuciones parafiscales y fondos especiales.

El impuesto de renta es el más representativo para 2024 con una participación del 9% del PIB y un incremento porcentual del 12 % con respecto al año anterior, seguido por el Impuesto al Valor Agregado con una participación del 4,8% del PIB en 2024 y un incremento porcentual del 28,4%. El gravamen a los movimientos financieros tiene una participación del 0,9% del PIB y un incremento del 6,9% con respecto al año anterior.

Gracias a la reforma tributaria del año anterior, se proyecta que en 2024 el impuesto al Patrimonio y el Régimen Simple obtengan recaudos de 2 billones y 2,5 billones, respectivamente. El crecimiento del impuesto nacional al consumo se estima en 30%, por lo cual su aforo llega a 4,5 billones, cifra equivalente a 0,3% del PIB.

En la distribución del Presupuesto Nacional a nivel sectorial, el 91,9% de los recursos del presupuesto de inversión se concentra en los sectores de transporte (13,9%); inclusión social y reconciliación (13%); igualdad y equidad (9,9%); educación (8,6%); agricultura y desarrollo rural (8,3%); minas y energía (8,2%); vivienda, ciudad y territorio (6%); trabajo (5,8%); hacienda (5%); defensa y policía (3,3 %); tecnologías de la información y las comunicaciones (3,2%); salud y protección social (2,2%); planeación (1,6%); ambiente y desarrollo sostenible (1,5%) e información estadística (1,4%).

Los gastos de funcionamiento aumentan en un 18,9% con respecto al año anterior, principalmente explicados por inflexibilidades en los gastos de personal. Se trata de inflexibilidades presupuestales derivadas del cumplimiento de mandatos constitucionales y legales, en especial, el Sistema General de Participaciones, pensiones, aseguramiento en salud, rentas con destinación específica y conservación del poder adquisitivo de los salarios públicos.

Cerca del 77% de estos gastos corresponden a transferencias que, en lo fundamental, se destinan a atender gastos en educación, salud, agua potable y saneamiento básico en los territorios, las transferencias para pensiones y asignaciones de retiro.

El Gobierno Petro estableció metas en lo relacionado con el Plan Nacional de Desarrollo. El ordenamiento del territorio alrededor del agua y justicia ambiental aspira legalizar 2,9 millones de hectáreas y formalizar 3,9 millones de hectáreas para 2026. Así mismo actualizar el Catastro Multipropósito, pasando de un 9,4 % en 2022 a 70 % en 2026 de registro formal de la tierra. Será trascendental para el país conocer quién tiene la tierra en Colombia y como se debe distribuir mejor.

Para cumplir las promesas de reducción de pobreza los presupuestos tienen como propósito reducir el porcentaje de personas en situación de pobreza multidimensional de 16 % en 2021 a un rango entre 11,5 % y 9,5 %, así como aumentar la cobertura de la educación superior de 53,9% en 2021 a 62 % al final del periodo e impulsar a la economía popular.

En el debate parlamentario estamos con la disposición de aprobar este Presupuesto General de la Nación, para hacer posible el compromiso con el país de convertir a Colombia en potencia de la vida.