Evitar el cáncer de próstata es pura paja

0
244

Manuel Antonio Velandia Mora

El cáncer de próstata es la forma más común de cáncer entre los hombres y esto le ha preocupado a la Universidad de Harvard en los Estados Unido; según una investigación publicada en el Journal European Urology, a partir de un estudio que dio inicio en 1992 y analizó a 31.925 hombres se concluyó que los hombres que tienen al menos 21 eyaculaciones al mes reducen significativamente el riesgo de esta dolencia.

Por 18 años el estudio fue recogiendo datos sobre las prácticas sexuales de los informantes cuyos grupos etarios estaban en edades entre 20 a 29 y de 40 a 49. Durante el análisis de los datos, fueron diagnosticados con cáncer de próstata 3.839 de los participantes. Al cruzar los datos se pudo concluir que además de generar placer, la eyaculación en los hombres puede prevenir el cáncer.

En comparación con una baja incidencia en la práctica, es decir, entre cuatro y siete veces por mes, una incidencia igual o superior a 21 eyaculaciones parece ser realmente efectiva. Todavía no se ha podido concretar por qué es que la eyaculación reduce el riesgo, pero los resultados de otros estudios han llegado a la conclusión de que la eyaculación ayuda a eliminar sustancias agresivas al cuerpo y por tanto evita infecciones e inflamaciones que parecen tener una alta relación con el surgimiento de tumores.

Aquí cabe señalar que el estudio ha sido realizado en hombres caucásicos y que por tanto la situación puede ser diferente en los hombres latinoamericanos, así que ese dicho popular de que “una paja al año no hace daño”, debiera cambiar drásticamente en cantidad y calidad, no solo por el placer obtenido sino porque evidentemente parece ser un acto saludable, ya sea porque como dicen otros estudios: mejora el ritmo cardíaco, sino porque además podría mejorar la incidencia del cáncer de próstata, eliminar los carcinógenos de la próstata, reducir la inflamación y en última instancia, porque es bueno para la salud mental y el auto reconocimiento corporal.

Las investigaciones revelan que uno de cada ocho hombres será diagnosticado con cáncer de próstata a lo largo de su vida. Así ya sea para disminuir el estrés y mejorar el sueño, algo que bien se sabe desde el sentido común, habría que tomarse un tiempo para encontrarse genitalmente consigo mismo.

Es importante recalcar que elementos como el índice elevado de masa corporal, el estrés propio de la vida cotidiana, el sedentarismo y la ingesta de alimentos poco saludables y de alcohol, son cofactores del riesgo de este tipo de cáncer y otras enfermedades. Así que acariciarse hasta eyacular no es la única alternativa terapéutica si la persona presenta todos los riesgos adicionales ya enumerados.

Una buena recomendación es que si se considera que hay un riesgo de cáncer de próstata debe acudirse al profesional de Medicina de confianza para realizarse pruebas semi-regulares con objeto de detectar algún cambio significativo, ya que descubrirlo en fases iniciales puede facilitar su tratamiento. No por ello hay que olvidar que la masturbación en los hombres hace parte del cuidado integral del cuerpo.

Referencia: Ejaculation Frequency and Risk of Prostate Cancer: Updated Results with an Additional Decade of Follow-up DOI:https://doi.org/10.1016/j.eururo.2016.03.027