Yo abudineo, tú abudineas

0
215
Karen Abudinen

El escándalo por la pérdida de 70 mil millones de pesos y el debate de moción de censura contra la ministra de las TIC pusieron a trabajar al ingenio colombiano que ha acuñado el término “abudinear” como sinónimo de robar o estafar. La RAE investigó e identificó el uso de la palabra. Por su parte, Gobierno nacional le pide la renuncia a Karen Abudinen

Redacción Política

El reciente escándalo por la pérdida de 70 mil millones de pesos relacionados con un contrato de $1,07 billones, cuyo objetivo inicial era llevar internet a más de 7.000 colegios ubicados en zonas rurales del país, terminó con la solicitud de renuncia a la ministra de las TIC, Karen Abudinen, por parte del Gobierno nacional.

La decisión de pedir la dimisión de la alta funcionaria se da no solo ante el proceso de moción de censura que se encuentra en curso en la Cámara de Representantes, sino fundamentalmente por el desgaste que ha significado para la administración Duque este nuevo capítulo de corrupción.

Resumen

La historia, que ya es conocida por la opinión pública y que ha generado toda suerte de reacciones, se podría resumir así. El citado contrato, fue asignado a la Unión Temporal Centros Poblados, pero el anticipo de 70.243 millones de pesos no se fue consignado a los contratistas sino a una fiducia en el exterior.

Como se ha demostrado en recientes investigaciones periodísticas, el conglomerado empresarial es de Barranquilla, tierra de la ministra Abudinen, y varios nombres se conectan entre la carrera política de la funcionaria y poderosos intereses económicos, donde por supuesto se encuentra el Clan Char y connotados contratistas, algunos célebres por episodios de corrupción.

El debate en Cámara

El pasado viernes 3 de septiembre se realizó en la Cámara de Representantes el debate de moción de censura contra la ministra Abudinen. Sectores de la oposición fueron implacables ante este reciente escándalo de corrupción, como se pudo evidenciar en la sesión.

Una de las voces más críticas fue la del representante a la Cámara por la Alianza Verde, León Fredy Muñoz, quien no tuvo problema en considerar el episodio como un concierto para delinquir. El parlamentario antioqueño le recordó a Abudinen cómo desde su llegada al ministerio, se empezaron a cambiar las reglas en la contratación, donde por supuesto se encuentra el contrato para llevar internet a zonas rurales del país.

Por su parte, el representante a la Cámara Mauricio Toro calificó el escándalo como un Agro Ingreso Seguro II, pues hay evidencias de los cambios sustanciales que se hicieron a los prepliegos armados, favoreciendo a Centros Poblados y adjudicando casi que a dedo la contratación.

En respuesta a las críticas, Abudinen se refirió a las acciones puntuales que desde el Mintic se han tomado, como la de declarar la caducidad del contrato e impedir que Centros Poblados vuelva a participar en licitaciones del Estado. También, informó que llevará adelante acciones legales en contra de las personas que han denunciado las conexiones entre el consorcio y Emilio Tapia, contratista condenado por el carrusel de corrupción en Bogotá.

La cereza del pastel: La RAE

La periodista Paola Herrera de la W Radio, quien no solo le ha seguido la pista a todo lo que pasa en Mintic desde comienzos del año, sino que fue quien denunció ante la opinión pública este polémico contrato, mostró un chat en WhatsApp donde parlamentarios afines al Gobierno nacional conspiraban para evitar que ella hablara ante la Cámara de Representantes.

El escándalo no solo no se quedó en el debate en el parlamento, sino que se trasladó a las redes sociales que pusieron a trabajar al ingenio colombiano que ha acuñado el término ‘abudinear’ como sinónimo de robar o estafar. La tendencia en las redes sociales ha sido tan fuerte que la propia Real Academia Española, RAE, se pronunció e identificó el uso de la palabra en Colombia. La ministra protestó por lo que consideró una injuria, pero ante las tendencias en redes solo queda decirle a la ministra: resígnese.