Toma de lote para vivienda en Cajamarca (Tolima)

0
754
Excluidos por el sistema y olvidados por el Estado, los pobladores decidieron tomar el lote para edificar sus viviendas.

Desesperados por la falta de oportunidades de empleo digno y ante la carestía de los artículos de la canasta familiar, tolimenses decidieron conquistar uno de sus derechos

Excluidos por el sistema y olvidados por el Estado, los pobladores decidieron tomar el lote para edificar sus viviendas.
Excluidos por el sistema y olvidados por el Estado, los pobladores decidieron tomar el lote para edificar sus viviendas.

Nelson Lombana Silva

Doscientas familias; 700 personas entre niños, jóvenes, adultos mayores y mujeres, se tomaron un lote público en el municipio de Cajamarca, Tolima, hace 20 días, con el fin de construir un barrio y así poder resolver el problema de vivienda; que se ha disparado en esta población a raíz de la presencia de los megaproyectos, especialmente la mina de oro La Colosa, la doble calzada y el túnel de La Línea. Los precios de los arriendos se han disparado en forma alarmante. Una pieza para arriendo que costaba antes de llegar la transnacional Anglo Gold Ashanti $50 mil pesos, ahora cuesta $300 mil y bajo serios condicionamientos. Se disparó el costo de vida. Resulta más económico comprar los alimentos en Ibagué o Armenia que en Cajamarca.

Señalan los campesinos que no tuvieron dinero para pagar arriendo y se vieron obligados a tomar esta determinación. Es una protesta pacífica. Esperan la presencia de las autoridades para resolver el problema y ellos poder acceder a los auxilios de ley para levantar una vivienda que les permita vivir dignamente. Sin embargo, hasta el momento de escribir esta nota, el alcalde Evelio Gómez no se había hecho presente y por segundas personas se ha dedicado a lanzar amenazas de que tienen que evacuar lo más rápido posible o si no envía al ESMAD.

Una comisión del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, seccional Tolima, se hizo presente para verificar que los derechos que tienen los labriegos a la protesta, a la vivienda y al trabajo digno no les sean violentados.

Hablan los voceros

El semanario VOZ hizo presencia en el lugar el pasado 16 de enero, dialogó con la comunidad quien relató el origen de la protesta, las dificultades que han tenido y la esperanza de que las organizaciones de derechos humanos, la Cruz Roja y organizaciones consecuentes con los pobres a nivel municipal, departamental, nacional e internacional, los apoye en la brega por hacer realidad el barrio “Pueblo Nuevo”, el cual viene siendo levantado con plásticos, pedazos de teja de zinc y otros elementos rudimentarios.

Uno de los voceros, José Hernández Ruiz, con lágrimas dijo: “Nos motivó la toma de este lote la situación que estaban viviendo nuestras familias… Lloro de rabia y de tristeza, porque desgraciadamente los oligarcas son los que tienen el poder y como nosotros los pobres no tenemos las armas con qué lucharles a ellos, entonces nos aíslan. Ahí están las multinacionales que llegaron al pueblo: La mina, la doble calzada y el túnel. Se nos decía que eso generaba vida para el pueblo. Al contrario: Lo está enterrando lentamente y no nos damos cuenta. La mina genera oro, pero para otras naciones, para el pueblo no”.

Agregó: “Anteriormente en Cajamarca se conseguía un arriendo al precio de $150 mil pesos un apartamento muy bueno, ahora usted va y por un apartamento le cobran $600 mil pesos y lo primero que le preguntan: cuántos hijos tiene, si digo que tres, automáticamente no tengo derecho”.

Farley Alfonso Agudelo, expresó: “En estos momentos nos estamos organizando como un solo grupo, como una sola voz para instalarnos y hacer las viviendas para nosotros que sean habitables, mientras el gobierno nos da una vivienda justa y digna para nuestros hijos. Tenemos muchas necesidades: estamos desempleados los hombres, las mujeres cabeza de familia, los ancianos, que no tienen donde vivir. La necesidad es toda, no tenemos ni para el mercado, mucho menos para ir a pagar un arriendo de 600 mil pesos. Se disparó el costo de vida total. Hoy en día es más económico ir a hacer un mercado en Ibagué o en Armenia que hacerlo aquí en el propio municipio, siendo la despensa agrícola del Tolima y de Colombia: Cajamarca”.

Sobre el origen de la carestía, señaló: “Aquí hablamos sobre los megaproyectos, tenemos la doble calzada, tenemos el túnel, la presencia de Anglo Gold Ashanti, son empresas que han generado poco empleo. La minería empleó gente, pero ahora desempleó más del 80 %. El túnel tampoco genera el empleo de antes, lo mismo la doble calzada. Por eso nos tocó enfrentar esta lucha para la cual aspiramos a la solidaridad del pueblo colombiano”.

Por su parte, Yenny Constanza Ospina Estrada, dijo: “Estamos acá por la necesidad de vivienda y de empleo digno, estamos pagando unos arriendos carísimos, los servicios, los alimentos, todo, absolutamente todo. Nosotros queremos brindarles una vivienda digna a nuestros hijos. Esperamos que el gobierno nos atienda, el alcalde se manifieste. Lo único que queremos es tener nuestra casa. Esta es una manifestación pacífica, en ningún momento queremos ser violentos”.