Solidaridad con Diego Martínez

0
179
Diego Martínez

El abogado y defensor de derechos humanos fue detenido y deportado desde Buenos Aíres, Argentina. VOZ reproduce el comunicado del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos  

Prensa CPDH

El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, CPDH, denuncia ante la comunidad nacional e internacional la deportación de Diego Martínez Castillo, abogado y defensor de derechos humanos, y acompañante del Acuerdo de Paz con la extinta insurgencia de las FARC-EP, y miembro de la Junta Nacional del CPDH, que fue deportado desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, a la ciudad de origen en Bogotá.

Diego Martínez Castillo acompañó el proceso de estructuración del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición en las negociaciones que se realizaron en La Habana, Cuba, y que dieron como fruto el sistema transicional para lograr una paz estable, duradera, donde la verdad sea fuente central para lograr la reconciliación y la no repetición de la violencia política que ha vivido el país.

Posterior al acuerdo, Diego ha venido desempeñando un papel como abogado en diferentes casos producto de la firma del Acuerdo de Paz, razón por la cual se desplazó a la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Los hechos

Diego Martínez Castillo llegó a la ciudad de Buenos Aires, en horas de la mañana del día 11 de julio a cumplir un requerimiento como abogado defensor de un excombatiente detenido en Argentina. Al bajar del avión, el abogado fue interceptado por emigración e inmediatamente y sin mediar justificación alguna, fue deportado a la ciudad de Bogotá.

Ya estando en la ciudad de Bogotá a las 12 del mediodía, se logra constatar por personas en Buenos Aires, que la deportación está motivada por una alarma internacional que interpuso el Estado Colombiano, y que obliga a cualquier autoridad internacional a cumplir con el requerimiento de deportar a la persona requerida.

Rechazamos las “alertas internacionales” contra líderes sociales, académicos, defensores de derechos humanos, que es una clara política internacional de seguir promoviendo la construcción del “enemigo interno” en un sector crítico de la sociedad colombiana. Son restricciones a la democracia.

Advertencia y responsabilidad

Como CPDH advertimos que está en desarrollo un plan de persecución a defensoras y defensores de derechos humanos y promotores, defensores del Acuerdo de Paz por parte del saliente gobierno de Iván Duque.

De igual forma, responsabilizamos al Gobierno nacional encabezado por el presidente Iván Duque Márquez, a la vicepresidenta y canciller Martha Lucía Ramírez, por las afectaciones personales, jurídicas y de seguridad que ponen en riesgo la vida e integridad de Diego Martínez Castillo.