Siguen los incumplimientos del Estado con sus empleados

0
759
Los profesores son una gran parte del total de trabajadores del Estado. Foto archivo

Redacción Laboral

A finales de febrero, las centrales obreras y las federaciones sindicales de empleados públicos presentaron al Gobierno nacional un pliego de peticiones, construido con base en discusiones y aprobado en un encuentro nacional estatal, a través de una plataforma de internet.

Sobre este, Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, en conversación vía Zoom comentó que, de manera coordinada, el pasado 26 de febrero se presentaron el estatal, el de Fecode y más de 600 en alcaldías, gobernaciones y ministerios. Además, que la mesa se instaló y se discutió acerca de cómo los principios del Convenio 151 de la Organización Internacional del Trabajo, OIT; y la Ley 411 y el decreto 160 son cumplidos por las organizaciones sindicales. “Las centrales obreras exigieron que la negociación sea presencial o semipresencial”.

Es necesario saber que Colombia cuenta con un millón 300 mil empleados públicos, incluidos los miembros de la fuerza pública, y un millón de trabajadores por órdenes de prestación de servicios. Es decir, los trabajadores estatales representan cerca del 10% de la población económicamente activa, por lo que uno de los temas gruesos a discutir en la actual negociación es la ampliación de plantas o la formalización.

Incumplimientos

Aunque parezca ilógico, en el documento hay un aparte que dice que el Gobierno emitirá, dentro del mes siguiente a la firma del acuerdo laboral que resulte de la negociación del presente pliego, un detallado informe sobre el cumplimiento de los acuerdos laborales estatales anteriores, y en el evento de existir puntos pendientes dispondrá de tres meses para materializarlos, aplicando el principio de favorabilidad laboral.

Sobre el particular, el presidente de la CUT aclaró que un 70% de los acuerdos firmados en 2019 están pendientes, por lo que esta es una negociación para su cumplimiento o implementación.

Por su parte, William Velandia, presidente de Fecode, expresó en el mismo escenario: “Hay que recordar que estos acuerdos contienen elementos que se venían negociando y acordando desde 2011 en temas como la dignificación de la profesión docente, la reforma constitucional para la financiación de la educación, la salud de los profesores y otros temas que se han discutido desde hace años, aunque con pocos acuerdos, que el Estado tampoco ha cumplido en su mayoría”.

Infortunadamente, el país ya se ha acostumbrado a que con el Estado hay que hacer un paro para que se garanticen derechos constitucionales y otro para que los gobiernos cumplan lo acordado. Ante esto y la actual situación, Diógenes Orjuela, secretario general de la CUT expresó que en marzo tuvieron una reunión con congresistas colombianos para hablar del tema y de recomendaciones internacionales.

“Al ver casi todos los problemas que hay, esos ya han sido discutidos y son acuerdos incumplidos. El Gobierno ha tratado de meter la teoría de la no progresividad y la regresividad diciéndonos que lo que firmamos ahora solo dura dos años y luego vuelve a cero, lo que es antidemocrático porque lo que se firma es un acumulado en una negociación colectiva y se aspira que se mejora”, explicó el secretario general de la CUT, agregando que el cumplimiento de los acuerdos será un tema para las discusiones.

Por su parte, Luis Edgardo Salazar, secretario general de Fecode, cree que, con base en las características de estos gobiernos, se tratará de dilatar y la negociación será compleja: “El Gobierno seguirá en su vieja táctica de oídos sordos, a lo que ellos le llaman consenso. (…) Históricamente se ha tenido que hacer paros para negociar y vamos a ver si hoy tenemos que empezar a movilizar y seguramente hacer otro paro para que cumplan los acuerdos anteriores, y diseñar estrategias para que cumplan lo que vamos a empezar a negociar”.

Otros de los asuntos que se negociarán son la política laboral que comprende la formalización y ampliación de plantas y el trabajo decente; el concurso de méritos con subtemas como garantías para los empleados en provisionalidad; las garantías para los discapacitados en los concursos de méritos, la participación de las organizaciones sindicales de la entidad en la preparación de los concursos de méritos; certificación de capacitaciones; y la reglamentación de concursos de ascenso y abierto para entidades públicas.

Sobre carrera administrativa se discutirá acerca de la conformación de las comisiones de personal; término para resolver reclamaciones; encargos y listas de elegibles, manuales de funciones, carrera administrativa para agentes de tránsito, evaluación de los gerentes públicos y reclamación de la evaluación de desempeños.