Santos reprime protestas

0
304
Movilización indígena. Foto Tatiana Ramírez.

Gobierno ordena militarizar zonas por donde pasará marcha nacional agraria con el fin de impedir el paro nacional. Esta decisión ya deja un indígena muerto

Movilización indígena. Foto Tatiana Ramírez.
Movilización indígena. Foto Tatiana Ramírez.

Carolina Tejada

Trascurridas un par de horas después de haber iniciado las primeras movilizaciones escalonadas que tienen como fin sumar desde cada territorio del país al gran paro nacional convocado por la Cumbre Agraria, Étnica y Popular, las agresiones e intimidaciones por parte de la fuerza pública a través del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, no se hicieron esperar.

Varias veredas de los municipios más apartados de donde salieron comunidades a expresar su descontento con el gobierno de Juan Manuel Santos, han sido intimidadas con sobrevuelos de aviones militares, igualmente han sido víctimas de retenes militares y policiales que impiden la libre locomoción de los manifestantes que transitan en chivas y carros particulares.

Santos, contra la movilización social

Cuando miles de indígenas se desplazaban en chivas a los puntos de concentración por el municipio de La Delfina, estos fueron atacados por el Esmad, a la altura de la carretera Cabal Pombo, viaducto La Víbora que comunica a Cali y Buga con Buenaventura, y del Resguardo Trujillo del corregimiento La Delfina.

Allí se presentaron disturbios por parte del escuadrón impidiendo el paso a los manifestantes y producto del uso excesivo de la fuerza pública, varias personas resultaron heridas. Lo más alarmante del momento fue cuando al parecer una tanqueta de este escuadrón policial golpeó a uno de los marchantes produciéndole un trauma cráneo encefálico que posteriormente le produjo la muerte. Se trata de Willington Quibarecama Nequirucama de 26 años de edad. Según informó la Asociación de Cabildos Indígenas del Valle del Cauca, Aciva, “al llegar al puesto de salud del Socorro con traumas cráneo encefálicos, posiblemente por caída luego de ser atropellado por la tanqueta del Esmad”. Este joven indígena deja cuatro menores huérfanos.

En este mismo hecho resultó herido de gravedad el indígena Manuel Jovel Dagua, en el brazo izquierdo a la altura de la muñeca, y otros con problemas de salud por intoxicación de gases. En la madrugada del día 30 de mayo, estaban extraviadas cinco personas de las cuales dos aparecieron en las horas de la mañana.

“Exigimos garantías”

Las comunidades solicitan la presencia de los organismos institucionales encargados de velar por el respeto de los derechos humanos y exigen investigar administrativa, disciplinaria y penalmente las responsabilidades de los autores de estos hechos hasta lograr la individualización y judicializar a los responsables.

Igualmente exigen que de manera inmediata, el presidente Juan Manuel Santos, ordene el cese inmediato de las acciones bélicas, represivas y agresivas por parte del Esmad, quienes vienen haciendo uso excesivo de la fuerza.

Amenazas paramilitares

A estos hechos de agresión por parte de la fuerza pública, se suman las amenazas que hoy atemorizan a las poblaciones indígenas por parte de los grupos paramilitares “Águilas Negras”. El Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC, ha denunciado que a través de un panfleto distribuido en la madrugada del día 21 de mayo de 2016 en Santander de Quilichao, se amenaza de muerte a cuatro líderes, autoridades tradicionales y a las organizaciones indígenas.

El CRIC afirma que “es evidente, que estos grupos paramilitares fueron creados para el beneficio de empresarios de los monocultivos como la caña de azúcar, ganaderos, entre otros, donde se concentra la mayor cantidad de tierras del país, los cuales operan con toda la permisividad del Gobierno nacional”, también señalan que estas amenazas y represalias por parte de la fuerza pública, “son parte de una estrategia de aniquilamiento de toda clase de luchas y alternativas de resistencia que se dan desde los pueblos, comunidades y organizaciones indígenas”.