¡Rockeras y rockeros del mundo, uníos!

0
364

Un concierto humanitario determinó al 13 de julio como la fecha en que se escuchan y se festejan los sonidos estridentes del rock. La Bolcheradio del semanario VOZ se une a la conmemoración

Óscar Sotelo Ortiz
@oscarsopos

Las impactantes imágenes televisadas de la hambruna en el Cuerno de África le dieron la vuelta al mundo. Comenzando la década de los ochenta del siglo XX, esta región ubicada en el oriente del continente negro atravesó por una inclemente sequía que ocasionó una de las más agudas epidemias de hambre que la humanidad recuerde, siendo Etiopía y Somalia los países más golpeados. Se calcula que cerca de un millón de personas murieron entre 1984 y 1985 en las zonas rurales de estos países empobrecidos.

Al respecto, el actor y cantante irlandés Bob Geldolf comenzó a organizar toda una campaña internacional para hacer algo. Geldolf fundó la agrupación Band Aid Trust y lanzó el sencillo Do They Know It´s Christmas? (1984) trabajo musical que tenía como objetivo recaudar fondos para paliar el fenómeno del hambre en África Oriental.

Live Aid

La iniciativa de Geldolf se transformó en un proyecto más ambicioso. El activista irlandés estructuró la idea de un concierto en simultáneo, seleccionando como sedes el estadio JFK en Filadelfia, Pensilvania, y el mítico estadio de Wembley en Londres, e invitando a los más granado del pop y del rock angloparlante, que por aquellas épocas gozaba de una extraordinaria popularidad.

Así las cosas, el 13 de julio de 1985 se dieron cita en los dos lados del Atlántico agrupaciones como Queen, Led Zeppelin, The Who, Phil Collins, U2, The Beach Boys, David Bowie, Elton John, David Gilmour, Dire Straits, Tina Turner, Black Sabbath, INXS, Paul McCartney, Judas Priest, Bob Dylan, Eric Clapton, Stevie Wonder, Madonna, Carlos Santana, entre otros.

El concierto duró 16 horas tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, fue un éxito comercial, se retrasmitió en vivo y en directo en 72 países, convirtiéndose en uno de los eventos artísticos más vistos y asistidos en la historia. Live Aid consiguió recaudar 100 millones de dólares que fueron donados a los pueblos africanos.

El resultado y la importancia del evento, la masiva asistencia del público y las presentaciones icónicas de varios artistas (donde se recuerda la memorable puesta en escena de la agrupación británica Queen), terminó por determinar en el pueblo rockero el 13 de julio como la fecha oficial en que se conmemora el día mundial del rock.

Colombia y deudas por saldar

La historiografía del rock en el país determina que la década del ochenta no fue ni promisoria ni trascendente, más bien fue de resistencia pura, entre otras cosas por la emergencia y posicionamiento de sonidos tropicales como la salsa. Recuerdan, quienes vivieron la época, que ser rockero o rockera en la primera mitad del decenio era un acto no solo de rebeldía en contra de la industria sino de necedad inminentemente social.

Es por ello, que dentro de los 72 países donde se transmitió Live Aid, Colombia no estuvo en la cobertura. Apenas entendible. No solo el consumo musical, sino especialmente la situación sociopolítica de un país subsumido en el conflicto armado, el posicionamiento de los carteles del narcotráfico y una permanente crisis económica, imposibilitaban cualquier acercamiento cultural con el norte industrializado. Está situación cambió en los noventa, pero esa historia es harina de otro costal.

Por el momento, la Bolcheradio del semanario VOZ rendirá un homenaje a los sonidos estridentes del rock todo el martes 13 de julio desde las 8 a.m., y de paso, saldará una deuda con el Festival de Ancón, que este año cumplió en junio cinco décadas de su realización en La Estrella, Antioquia.