Quieren privatizar el acueducto de Bucaramanga

0
5139
Acueducto de Bucaramanga. Foto Acueducto Metropolitano de Bucaramanga.

El sindicato ha sido perseguido por el Alcalde de la ciudad. Su dirección está en proceso de despido por oponerse a la venta de la empresa, que inició con la tercerización de labores misionales

Redacción Laboral

Como una cacería de brujas han calificado los trabajadores sindicalizados del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, la persecución que contra la dirigencia de su organización desarrolla desde hace tres años el alcalde de esa ciudad, Rodolfo Hernández.

La situación ha llegado al punto que actualmente hay 21 trabajadores sancionados y cuatro en proceso de despido, dentro de los cuales están miembros de la dirección del sindicato: “El Alcalde es una persona muy conflictiva. Desde que llegó a la Alcaldía tiene problemas con todo el mundo, con trabajadores de la misma administración de la ciudad, con la empresa de aseo, para él el sindicato es como el demonio”, comentó Rafael Ovalle, presidente de la seccional de Bucaramanga del Sindicato de Trabajadores de Servicios Públicos, Sintraemsdes.

La empresa es propiedad del municipio y le suministra agua a la capital santandereana, a Floridablanca y Girón, para lo cual cuenta con 456 trabajadores contratados a término indefinido, de los cuales hay 368 sindicalizados en Sintraemsdes.

Según Rafael Ovalle, desde inicios de la actual administración de la ciudad, el burgomaestre se ha encargado de atropellarlos. Inició calumniándolos: “Decía en medios que nosotros no trabajábamos, que ganábamos mucho dinero y que las ganancias de la empresa nos las comíamos con los políticos. Por eso hubo una demanda y él quedó de retractarse, pero nunca lo hizo”, explicó Ovalle.

La última agresión fue el pasado 13 de noviembre, cuando los trabajadores realizaron una asamblea informativa, en la que hubo la asistencia de 150 de ellos: “De los asistentes escogieron 25; sancionaron a 21 con tiempos de un mes, ocho días; y cuatro, que somos la dirección del sindicato, quedamos listos para despido, ya nos pasaron resolución para cancelación de contrato, sin embargo hasta que no se haga el debido proceso no se puede”, comentó el presidente de la seccional.

En su momento, Sintraemsdes nacional emitió un comunicado en el que dijo que rechazaba y condenaba “las acciones emprendidas por la administración municipal y el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, en contra del derecho legítimo que tienen los trabajadores de defender el patrimonio público y los puestos de trabajo, ya que con el uso de la fuerza pública y la complicidad del Ministerio del Trabajo, pretenden constreñir este derecho abriendo procesos disciplinarios y amenazado con el despido de la directiva sindical y de quienes se atreven a denunciar la perversa política de privatización del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga en contra de los intereses de los usuarios y los trabajadores”.

En otro de sus apartes la dirección nacional del sindicato denunció: “La administración del Acueducto en cabeza de la gerente Zoraida Ortiz Gómez y la secretaria general Martha Juliana Serrano, promueven una campaña de persecución sindical contra el sindicato y sus directivos, asesorados por los abogados externos Quintero & Quintero (reconocida firma de Bogotá que persigue y despide trabajadores), todo esto se evidencia de manera sistemática. Con esto la administración del acueducto pretende golpear a la organización sindical, vulnerando derechos constitucionales, entre ellos el derecho de asociación, a reunión, libertad sindical, el derecho a la protesta, y la dignidad y los derechos humanos de los trabajadores”.

Luego del regreso del periodo vacacional de los trabajadores de la rama judicial, los sindicalizados iniciaron las querellas respectivas para defender sus puestos de trabajo. “El fondo del asunto, o la incomodidad que les generamos es que nos oponemos a la privatización, y aunque el Alcalde diga que no es cierto, no lo creemos porque ya empezaron a entregar las cajas a una empresa privada, las áreas de cortes y conexiones también fueron tercerizadas por este Alcalde, que entrega tareas misionales de la empresa”, concluye Rafael Ovalle, presidente de Sintraemsdes Bucaramanga.