Puente de la dignidad: Música y resistencia

0
273
El artista Yoky Barrios en el concierto por la paz. Foto Wendy Vanegas @wendyvanegas.ph

En la capital del país el Paro Nacional no se detiene y Usme ha sido una de las localidades con mayor participación y movilización social

Jenny María Solís
@Jemasolis

Desde el inicio del paro nacional indefinido en Colombia, Bogotá ha sido escenario de grandes movilizaciones y del fortalecimiento de lo local. El puente de la dignidad, ubicado en Usme, ha sido desde el 28 de abril un escenario distrital del paro.

Ha quedado en evidencia la gran capacidad de organización y movilización de amplios sectores sociales de la localidad, que se han mantenido en las calles para decirle a los gobiernos distrital y nacional que las y los habitantes de Usme merecen vivir dignamente.

Sectores juveniles, mujeres, trabajadoras informales, estudiantes, campesinos tanto locales como de Sumapaz, entre otros, se han dado cita diariamente para sumarse a las exigencias en materia de educación, salud, trabajo digno y soberanía alimentaria, además de rechazar categóricamente la represión que han vivido cientos de manifestantes durante el paro por parte de la fuerza pública de la Policía, el Esmad y los civiles armados, cuyos ataques desproporcionados en contra de la protesta social se han hecho evidentes en las últimas semanas.

Usme resiste

Para fortalecer el escenario local y conforme se ha podido observar en diferentes sectores, el arte y la cultura hicieron presencia de forma categórica en el Puente de la Dignidad el pasado 6 de junio en un concierto por la paz que se llevó a cabo desde el mediodía hasta altas horas de la noche del domingo y que transcurrió en completa tranquilidad.

Géneros como el rap, el ska, la salsa, la norteña y la música popular amenizaron la jornada de movilización del día domingo, en la que se dieron cita cientos de manifestantes y residentes del sector para sumarse al clamor de una localidad en paz. El mensaje fue contundente: las y los artistas también son actores políticos y asumen posiciones frente a la violencia estructural y la represión que padece el país.

Uno de los artistas más esperados, fue el reconocido rapero Yoky Barrios, que después de una temporada de creación musical en México, volvió nuevamente a su casa, la localidad 5, para decirle a la juventud que lo esperaba, que el rap se hace presente en el paro nacional y que este debe continuar, por los que ya no están, por los que siguen luchando y por los indiferentes, porque el silencio nunca es el camino.

“Estamos cansados de esto, esto debe cambiar y necesitamos la unión de todos”, fue una de las frases del rapero mientras entonaba Amigo, una de las canciones más conocidas del artista. El concierto de la paz en la localidad de Usme, fue todo un éxito, la puesta en escena contó con alta calidad organizativa y logística y demostró que Usme es referente de organización social en la capital, pues como ha quedado en evidencia, este paro nacional se localizó en los territorios, en los barrios, los parques y los lugares emblemáticos de las localidades.