Preparar con entusiasmo V Congreso de la Unión Patriótica

0
375
Camarada Alirio Urrego Mesa, Presidente UP Tolima. Foto Nelosi

Nelson Lombana Silva

El camarada Alirio Urrego Mesa es presidente departamental de la Unión Patriótica (UP) desde 1992 y en la actualidad hace parte de la dirección nacional de esta organización política a la que recientemente le fue restituida su personería jurídica. En ese mismo año, Urrego Mesa solicitó su ingreso al Partido Comunista, donde se ha mantenido con entusiasmo, decisión política, honestidad y compromiso partidario.

Camarada Alirio Urrego Mesa, Presidente UP Tolima. Foto Nelosi
Camarada Alirio Urrego Mesa, Presidente UP Tolima. Foto Nelosi

Asumió la presidencia departamental de la UP en un momento supremamente complicado donde el genocidio contra esta organización y el Partido Comunista, principalmente, estaba en todo su apogeo. Todo el aparataje del Estado y el paraestado se habían confabulado para asesinar una esperanza para millones de colombianos sumergidos en la miseria y la desesperanza de un régimen criminal y cada vez más incapaz de resolver las necesidades mínimas del pueblo.

Le correspondió al camarada Urrego Mesa asistir a tantos sepelios de militantes, amigos y simpatizantes de la Unión Patriótica y el Partido Comunista, caídos villanamente asesinados por la espalda por el simple anhelo de soñar con la paz con justicia social y un país mucho más humano.

Cada ocho días el semanario VOZ, la verdad del pueblo, registraba valientemente en sus páginas las masacres y los crímenes de lesa humanidad de un régimen intolerante y desalmado, páginas que el camarada Urrego Mesa leía con dolor y lógica preocupación. Sin embargo, no vaciló un instante, ni vacila hoy sobre el papel que puede jugar la UP en el proceso de la unidad de la izquierda colombiana.

Por eso sigue siendo el presidente de la UP, a pesar de sus achaques de salud, su mente lúcida y su conciencia de clase diáfana le animan a seguir luchando por el desarrollo del movimiento político y, a su vez, por cerrarle el espacio a los oportunistas de todos los pelambres que hoy injustamente pretenden pelechar y sacar provecho personal.

El 28 de septiembre, Alirio Urrego Mesa participó de una reunión nacional en Bogotá, donde se tomaron algunas decisiones de cara a la preparación del V Congreso Nacional de la Unión Patriótica para los días 15 al 17 de noviembre en la capital de la república.

Alirio señaló: “Como yo hago parte de la dirección nacional de la Unión Patriótica, estuvimos hablando del congreso que va a ser ahora del 15 al 17 de noviembre. Para ello, los compañeros de Bogotá Ómer Calderón, que es el presidente; el compañero Felipe Santos, que es el secretario; estuvieron planteando la posibilidad de que se hicieran encuentros departamentales”.

Sobre los delegados al V Congreso dijo el camarada Urrego Mesa: “Los delegados al congreso se hacen de acuerdo a la última votación que hubo cuando el candidato presidencial era Jaime Pardo Leal. Entonces el Tolima sacó 17.144 votos. Eso nos da derecho a 26 delegados. La idea en Bogotá es que se hagan unas convenciones democráticas por departamentos para elegir esos delegados y, además, para demostrar ante la opinión pública que la Unión Patriótica no ha muerto. Ellos sugieren que el evento sea en Ibagué, porque en Ibagué están los medios de comunicación y se puede hacer algún despliegue publicitario, etc. Ellos tienen cómo grabar ese acto y promocionarlo nacional e internacionalmente”.

Agregó Urrego Mesa: “Además, hay personas que irán por derecho propio al Congreso. Por ejemplo, el presidente de la UP por ser miembro de la dirección nacional, los diputados, concejales, los alcaldes que fueron de la Unión Patriótica. Me parece estupenda la idea de que hagamos un encuentro en el Tolima, pero económicamente yo no sé cómo se pueda hacer eso. Bogotá no tiene un peso para eso”.

Sobre otras dificultades señaló el dirigente upecista: “Ahora, el único problema que yo le veo es que se elijan democráticamente los 26 del Tolima, pero tengo el temor de que hay mucho oportunista, gentes que fueron y ahora pretenden regresar. Eso habría que mirarlo como cuidado, porque lo ideal es que asistan los delegados realmente consecuentes con el proceso. Si no es posible hacer el encuentro, habría que buscar otros mecanismos para seleccionar los 26 delegados”.

En esa tarea orgánica del encuentro, el camarada Alirio Urrego Mesa demanda de la dirección directa del Partido Comunista y advierte de la necesidad de fortalecer la UP siempre con la participación activa de los comunistas, por cuanto, según señala, el Partido es el que ha estado pendiente del desarrollo de la UP y es el que más muertos ha colocado.

En ese sentido, señala: “Si vamos a hacer un evento público que sea con 200 o 300 personas, que vengan miembros de la dirección nacional, que venga Ómer Calderón, que venga Carlos A. Lozano Guillén, que venga Jahel Quiroga, etc.”.

El Partido Comunista en el Tolima asume esta tarea con compromiso y responsabilidad política en aras de hacer un encuentro amplio, democrático, participativo con militantes, amigos y simpatizantes de la UP en la dinámica de rescatar la memoria y que esta organización política siga siendo una propuesta unitaria y de convergencia de la izquierda colombiana.