Plebiscito en Chile: La manipulación derrotó el Apruebo

0
203
Gabriel Boric. Foto el Siglo

El interés del mundo político y económico por el Plebiscito de Chile lo demuestra el hecho que la prensa del orbe antes y después del 4 titularon en primera plana. Como es de suponer la derecha, la extrema derecha y el ámbito burgués celebraron el triunfo del Rechazo y magnificaron el significado de ese hecho

José Ramón Llanos

El Presidente Gabriel Boric, los partidos y los pueblos originarios aceptaron el resultado negativo y ponderaron sus consecuencias y posibles acciones para no permitir que la derecha imponga su interpretación reaccionaria: que el triunfo del Rechazo significa aprobación de la continuidad de la Constitución dictatorial de Pinochet.

Sin embargo, la máxima expresión de alborozo estuvo a cargo de las organizaciones de derecha como “Chile Vamos, los extraviados o confusos denominados plataforma “centro centroizquierda por el rechazo,” los empresarios, los militares huérfanos de Pinochet, los especuladores del sector financiero, los sacerdotes de las distintas iglesias y otros fautores de la misma especie.

Esas parcialidades rechazaron cualquier continuación del proceso constituyente, fueron voceros de estas posiciones los ultraderechistas militantes del Partido Republicano, de la Unión Demócrata Independiente y de Renovación Nacional.

La valoración de Gabriel Boric

Mesa de votación 4 de septiembre. Foto El Siglo

Todos los medios chilenos y una parte significativa de los internacionales recogen las primeras declaraciones de Gabriel Boric, inmediatamente finalizado el conteo de los votos.  El Siglo, medio comunista, publica la convocatoria del mandatario: “Llamo a todas las fuerzas a poner a Chile por delante de cualquier legítima diferencia, y acordar a la brevedad los plazos y bordes de un nuevo proceso constitucional”. Posteriormente agregó:

“Me comprometo a poner todo de mi parte, para construir, en conjunto con el Congreso, un nuevo itinerario constituyente que nos entregue un texto que, recogiendo los aprendizajes del proceso, logre interpretar a una amplia mayoría ciudadana. Hoy el pueblo de Chile nos ha dado un mensaje contundente para que ahora sí, nos pongamos de acuerdo.”

Todos los partidos políticos que recibieron la invitación de Gabriel Boric para reunirse en el palacio de gobierno el lunes 5 en las horas de la mañana asistieron. Pero el partido Chile Vamos no asistió. Dijeron que solo asistirían cuando el Gobierno reconozca su derrota y haya hecho los cambios en el gabinete para saber con quiénes van a dialogar.

El análisis del Partido Comunista

Hugo Guzmán, periodista de El Siglo, entrevistó a Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista quien hizo un análisis del resultado de la jornada plebiscitaria del 4 de septiembre, y entre otras muchas cuestiones identificó las siguientes:

“Sin duda que quienes aspirábamos a tener una Constitución democrática, creada en democracia, que garantizaba derechos sociales, hemos sufrido una derrota, y eso hay que asumirlo, porque el triunfo de los del Rechazo fue brutal. Sin embargo, eso no significa que esto se detiene. Para los que hemos estado luchando más de 40 años para tener una nueva Constitución, y terminar con la Constitución de la dictadura, esta puede ser una derrota, pero no nos hace pestañear ni un minuto en la decisión de seguir luchando por tener una buena y nueva Constitución en el país”.

El Presidente austral invitó a los líderes de todos los partidos y facciones políticas a una reunión en la presidencia el día 5 para discutir los procedimientos para reiniciar un proceso constituyente que tenga en cuenta el querer mayoritario del pueblo chileno, expresado en el plebiscito. Este lunes 5 se reunió con el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, y de la Cámara de Diputados, Raúl Soto.

En las horas de la tarde se reunió con los jefes de la oposición y con las organizaciones que orientaron la campaña en pro del Apruebo para dialogar sobre los procesos que deben ser implementados para superar este impase en la senda de construir la Constitución que concite más democracia, más inclusión y soluciones a los problemas de los más afectados por la pobreza.

La extrema derecha considera que el fracaso de la Convención Constitucional exige que el intento de elaborar una nueva Constitución debe ser preparada por el Parlamento o por un selecto grupo de expertos en asuntos constitucionales, quienes deben garantizar artículos fundamentales que contiene la Carta Magna de la dictadura. Por supuesto, los comunistas y los partidarios del Apruebo rechazan estos intentos de dar marcha atrás al proceso radicalmente participativo para lograr más democracia y sepultar la Constitución dictatorial que rige en Chile.

Guillermo Teillier, Presidente del Partido Comunista de Chile. Foto El Siglo

La posición de los partidarios del Apruebo

Los partidarios del Apruebo consideran que no se debe olvidar cuales fueron las exigencias de los chilenos movilizados y que hicieron posible, casi que impusieron, la necesidad de una Convención Constitucional. Los sectores progresistas insisten en que el pueblo de Chile no votó en favor de mantener la Constitución de Pinochet, sino que expresó su voluntad de cambiar algunos artículos de la propuesta Constitución para mejorarla.

Vlado Mirosevic, diputado y coordinador del Comando por el Apruebo, manifestó al periódico El Siglo: “Es importante buscar un nuevo pacto social, porque lo que se rechazó fue este texto, pero no el impulso por tener una nueva Constitución.”

Los miembros de Apruebo Dignidad, expresaron su valoración de los resultados de las jornadas del 4, en un comunicado que “el proceso constitucional no ha terminado y el llamado del plebiscito de octubre 20 debe continuar de manera firme y decidida. Comprometemos nuestra firme decisión y convicción en continuar ese camino, bajo el liderazgo del Presidente Gabriel Boric que debe encabezar ese mandato institucional para que Chile tenga una nueva Constitución.”

Los partidos Socialista, Radical, Liberal, por la Democracia, Comunista, Federación Regionalista Verde Social, Convergencia Social, Comunes, Acción Humanista y Movimiento Unir, son los firmantes del comunicado.

Movimientos Sociales por el Apruebo hizo circular en los medios una declaración más radical: “Se trata de una derrota electoral, más no la derrota de un proyecto. Nos repondremos prontamente. Ninguna de las necesidades y urgencias, ninguno de los problemas sociales que dieron lugar a este proceso encuentra respuesta en este resultado. El proyecto de Nueva Constitución será para los movimientos sociales la hoja de ruta, un piso mínimo e irrenunciable de derechos y herramientas porque en este camino que hemos emprendido, no nos conformamos con menos”.

Concluyen su pronunciamiento convocando a todos los sectores progresistas a forjar una sólida unidad para garantizarle al pueblo chileno que lo que lograron en las calles no le será escamoteado en el nivel institucional. Finalizan su texto así: “En este proceso, los aprendizajes que hemos construido serán fundamentales, porque los movimientos sociales ya no somos lo que éramos antes de escribir esta Constitución”.

Como se ve los sectores progresistas han hecho una acertada evaluación del triunfo del Rechazo y preparan las acciones necesarias para sacar adelante los contenidos más incluyentes de la nueva Constitución aprobada por la Convención.