No hay sustento jurídico para un reconteo

0
273
El país necesita un sistema electoral moderno que dé garantías a todos. Foto J.C.H.

Los errores por el mal diligenciamiento de los formularios E-14 fueron corregidos en el escrutinio. El uribismo llama a desconocer los resultados 

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@Aurelianolatino

Apenas se daba el proceso de preconteo cuando iniciaron a aparecer las irregularidades. Vía redes sociales, muchos votantes mostraban que en sus mesas no aparecían sus votos. Al activarse las alarmas, miles de testigos electorales y abogados lograron identificar que en más de 29 mil mesas -de 112.900- no había sufragios por el Pacto Histórico.

Gracias a los auditores e ingenieros, que tienen acceso a los datos planos a través de un usuario maestro del software de la Registraduría, se detectó el error con los datos de esta colectividad política. “Aparecían muchas mesas en ceros. Era como si en esas mesas el Pacto no hubiera sacado ningún voto. Entonces, empezamos a mover la alerta y nos dimos cuenta que sí había votos pero que efectivamente no se habían transmitido. Hay una jugada sutil porque los votos estaban en los E-14 pero no en la transmisión”, explicó Mauricio Rodríguez, coordinador electoral de la junta nacional de Colombia Humana.

El error se dio en la no transmisión de los datos de los E-14 vía telefónica. “Hay una persona que se sienta y de esta manera transmite los datos de los formularios diligenciados a sus respectivas comisiones escrutadoras, que son más de 1.200. Por equivocación, presumimos, al ser el campo del Pacto Histórico muy poco visible en el tarjetón, ubicado en la parte inferior de la página nueve, dejaron por fuera los datos del Pacto”.

Los E-14

Para muchos, hubo una mala intención al ubicar de esa manera el espacio del Pacto y que indujera al error de los jurados en el conteo: “Se hizo para obstaculizar la transparencia electoral, para confundir y conducir al error. Así lo habíamos advertido y eso fue lo que pasó, y los funcionarios de la Registraduría no transmitieron los datos de 29.240 mesas”.

También se encontraron otros errores como el doble conteo de votos a partidos como el de la U, Partido Conservador y al Centro Democrático que al tener voto preferente le sumaron la votación del partido y la del candidato. Y, el mal diligenciamiento del E-14 donde, por ejemplo, el Pacto obtenía 28 votos y solo le registraban dos.

Sobre el particular, la Misión de Observación Electoral, MOE, expresó: “La MOE ha encontrado hasta el momento múltiples inconsistencias en el llenado de los formularios E-14 por parte de los jurados que los diligenciaron y que fueron difundidos a través del sistema de preconteo. Inconsistencias que van desde un diligenciamiento inadecuado de las casillas de los formularios y sumas incorrectas de los votos depositados, captura inadecuada de los mismos en el sistema de preconteo, hasta casos de manipulación y alteración de los resultados depositados en el formulario por parte de jurados de votación, que incluso lo han sido reconocidos públicamente”.

Los malos perdedores

Ahora bien, en el escrutinio fueron corregidos muchos de los errores identificados proceso en el que al Pacto Histórico le aparecieron más de 390 mil votos, con lo que pasó de 16 a 19 curules en el Senado. Y, los partidos Alianza Verde, Conservador y Centro Democrático perdieron cada uno una.

Estos resultados no fueron aceptados por el expresidente Álvaro Uribe quien inmediatamente empezó a sembrar desconfianza, aun cuando el registrador responde a su maquinaria política, tuiteó: “¿Será que se inventaron el fraude, escondieron las bolsas de votos y reaparecieron? ¿Será que el país necesita un referendo?”. Asimismo, al siguiente día en la misma red social, expresó: El concepto democrático de Petro se reduce al FRAUDE: Si pierde es por FRAUDE; Para ganar le sirve el FRAUDE; Para ambientar el FRAUDE no le importa un auto robo de información de votos para que le aparezca después y decir que hubo intento de FRAUDE”.

Seguidamente, el Centro Democrático dijo: “En estas condiciones no se debería declarar la elección de candidato alguno hasta hacer un reconteo total, público, voto a voto, con la revisión sobre tachones o alteraciones en los tarjetones y en los formularios de consolidación, como el E11, el E14, el E24. La Constitución Política, Art 265, Numeral 4, faculta al Consejo Nacional Electoral para ordenar este reconteo”.

Luego, el presidente Iván Duque secundó: “De cara a Comisión de Garantías Electorales que tendrá lugar mañana y con el propósito de dar confianza a la ciudadanía sobre la transparencia del proceso electoral, es recomendable considerar, por parte del CNE, avanzar con un reconteo general en la elección a Senado”.

Por ultimo, el registrador nacional informó que pedirá al Consejo Nacional Electoral un reconteo en todas las mesas del país, en el proceso de elección del Senado.

Petición sin razones

Para Mauricio Rodríguez, el registrador puede presentar esa petición al CNE cuando quedan inconsistecias, pero las que hubo en el preconteo fueron corregidas en el escrutinio.

En otras palabras, será una petición sin fundamento jurídico: “Él no puede decirle al CNE que cuente porque antes había un voto y ahora aparecen diez, eso no es una ilegalidad porque el preconteo no es algo vinculante y que aparezcan votos en el escrutinio es algo normal del proceso y siempre pasa, aparecen o se pierden votos”.

Además, surgen otros cuestionamientos. “Esas mesas que se abrieron para recontar son mesas ya abiertas, por eso se dice que se perdió la cadena de custodia, porque ya esos votos están abiertos, ya los datos pasaron de los tarjetones al registro de los E-24 en las comisiones escrutadoras. Ahora, pueden estar los registros en los E-24 y sencillamente decir, ‘ay miren, el Pacto no tenía 300 votos sino uno, y el Centro Democrático no tenía uno sino 300`. Ese es el miedo, ya no hay confianza de lo que ha pasado con el material electoral porque ya pasó el escrutinio municipal”, argumenta Rodríguez.

Así las cosas, la petición del registrador al CNE no tiene un sustento jurídico o justificación alguna. Además, el escrutinio no ha terminado, hasta ahora va en las departamentales.

Para el líder de Colombia Humana, la trampa la intentaron hacer en el software porque podían hacer que en algún momento se borraran los registros y aparecer en ceros los votos de 30 mil mesas.

Cambio de registrador

Fue esto lo que denunció el senador electo por la Alianza Verde, Ariel Ávila, quien en un video mostró cómo sus votos no eran aceptados por el software de la Registraduría: “Hay una restricción para que el sistema cargue los votos de los sectores alternativos. sistema solo carga ceros y me han robado muchos votos…”

Ávila pidió la renuncia del registrador y aseguró que es desvergonzada la manera como pide el reconteo, porque desde el sábado 19 que terminó el escrutinio municipal, las bolsas de los votos están solas, guardadas en las registradurías municipales o departamentales a cargo de registradores que pertenecen a los clanes políticos, es decir, no hay cadena de custodia.

La problemática se origina en el rudimentario sistema electoral, que de acuerdo con el magistrado ante el CNE, Luis Guillermo Pérez, podría ser reformado mediante un acto legislativo que cree un tribunal electoral con una sala administrativa, que realice las elecciones, y una judicial que dirima las controversias, sin incidencia en el nombramiento de los magistrados por parte de los partidos políticos ni del Congreso ni del gobierno.

Por ahora, seguramente no habrá sustento para que el CNE autorice un reconteo, pero se intenta sembrar la cizaña de un fraude a favor del Pacto y la prensa corporativa y algunos candidatos usarán este caballito de batalla en lo que resta de la campaña. Todo porque el país no cuenta con un sistema electoral confiable, un sistema electoral moderno, sino con uno que permite que los poderosos y quienes gobiernan hagan fraude.