Murió la risa más contagiosa del Partido Comunista

0
321
José David Ramírez fue hasta el último día de su vida un lector fiel y promotor abnegado del semanario VOZ

Homenaje al camarada José David Ramírez Meneses

Jefferson Corredor (Jepes)

El 16 de mayo falleció víctima del covid-19 nuestro camarada José David Ramírez Meneses, miembro del Comité Regional del Partido Comunista Colombiano y la Unión Patriótica en Santander. Nació el 12 de noviembre de 1952 y siendo muy joven inició su vida militante en el Partido Comunista como dirigente estudiantil. Durante todo el periodo del cual formó parte de las filas de la organización se caracterizó por ser uno de los principales interlocutores entre el Partido, la Unión Patriótica y las demás fuerzas políticas y sociales del departamento; ganándose incluso el respeto de los partidos tradicionales.

Pero esta no fue la única tarea en la que se desempeñó con entereza, ya que, desde la década del setenta del siglo XX participó activamente en las luchas sociales de Bucaramanga y del departamento de Santander, motivo por el cual hoy se le recuerda por ser uno de los principales orientadores en la constitución de sindicatos, cooperativas y demás expresiones de organización social de la clase trabajadora, así como también, es reconocido por dedicar gran parte de su vida a la consolidación de las formaciones democráticas de unidad y de convergencias de las izquierdas, como la Unión Nacional de Oposición en 1972, hasta sus últimos días en la construcción del Pacto Histórico.

Centro Popular “José Antonio Galán”

Ex obrero ferroviario y economista de profesión, fundó junto a Juan Gualdrón el Centro de Cultura Popular “José Antonio Galán”, espacio en el que se enfocó en apoyar y educar a los menos favorecidos. Labor que desempeñó hasta el 30 de abril como director, cuando sufrió los rigores de la pandemia. José David Ramírez, un militante de la cultura y la paz, es uno de los comunistas más emblemáticos y queridos en Bucaramanga y en Colombia, afable a más no poder, risueño, tolerante, comprensivo, pero enérgico en sus posiciones y convicciones.

Educador, organizador, agitador y, además, responsable para la región de la distribución del semanario VOZ y cuya desaparición deja un vacío irreparable. Su vida militante fue un mágico e intrincado activismo por la paz y la educación de la clase trabajadora, su proyecto y designio de vida durante décadas. Era común verlo en los barrios y en las asambleas políticas dando discursos encendidos que se mezclaban con la gente y sus demandas. Gracias a él cientos de dirigentes de la Juventud y del Partido Comunista se formaron en el calor de la lucha revolucionaria.

A media asta

A su compañera de vida Gloria Avellaneda y a sus hijos les decimos que siempre lo vamos a recordar como “Chepe”, como aquel camarada que estaba pendiente de la sede del Partido, al que tenía una risa para resolver algún problema o simplemente, el que mandaba “solo una ronda de cervezas donde Plutarco”.

Este es un homenaje afectivo a la memoria de un grande y humilde que hizo historia y labró el destino de muchos. Desde la tarde del 16 de mayo José David Ramírez Meneses ya no se encuentra con nosotros y que en palabras de León de Greiff fue la “Señora muerte que se va llevando todo lo bueno que en nosotros topa…”. Cumplió con integridad su ciclo, mientras que acá, los revolucionarios de Colombia tenemos las banderas a media asta, enlutadas e inclinadas con profundo dolor y total agradecimiento ante la tumba de nuestro querido camarada.