“Me da tristeza dejar a Colombia así”

34
2285
Gustavo Petro. Foto Sophia Martínez.

El escritor, guionista y senador de la República, Gustavo Bolívar, comparte un emocionante texto sobre los pormenores del descubrimiento de un cáncer de esófago en el senador y dirigente político de la Colombia Humana, Gustavo Petro

Gustavo Bolívar
@GustavoBolivar

El 17 de marzo recibí una llamada de Gustavo Petro. No es usual que llame. Casi nunca lo hace. Petro es una persona bastante sigilosa y desconfiada. No es para menos, fue chuzado por el DAS de Uribe y ahora por el Ejército de Duque. Por eso, sus cercanos siempre nos comunicamos con él por escrito, a través de una de esas plataformas que, creemos, aún no han sido descifradas por los chuzadores del gobierno. Cuando observé que la pantalla del celular estaba alumbrando con su nombre sentí que algo no andaba bien. Nunca llama.

Tomé la llamada y al otro lado de la línea estaba él, con su misma voz tranquila y pausada de siempre. Me contó que viajaba a Cuba con el fin de someterse a un tratamiento porque le habían detectado un cáncer en etapa temprana. Un frío recorrió mi cuerpo. Le pregunté si lo iba a hacer público y me respondió que estaba esperando un segundo examen para confirmarlo. Lo lamenté sinceramente y me puse a sus órdenes.

Me dejó algunas indicaciones y me encomendó un par de misiones. Tuve que esforzarme mucho para que no me notara afectado. Le deseé suerte y hasta me ofrecí, en un mensaje de texto a acompañarlo, pero me respondió: “no, el virus lo va a impedir”. Luego escribió una frase muy corta que me rompió el corazón: “Me da tristeza dejar a Colombia así”.

Quienes amamos a Colombia sabemos lo que esas cortas palabras encierran. Con un nudo en la garganta le escribí textualmente “Aquí tiene un ejército defendiendo sus ideas, tocayo. Vaya tranquilo y por su bien, olvídese por unas semanas de esta podredumbre para que se pueda sanar rápido”.

Cómo no creerle

Creo en Petro cuando dice: me da tristeza dejar a Colombia así. ¿Cómo no creer en la sinceridad de las palabras de una persona que desde su adolescencia empezó a luchar contra la opresión y a los 18 se echó al hombro la construcción de un barrio para desposeídos en Zipaquirá, la ciudad que lo adoptó durante su bachillerato?

¿Cómo dudar de sus palabras, si en medio de esa impotencia que muchos hemos sentido ante las injusticias que suceden en este país, tomó la decisión, equivocada o no, de ingresar a las filas del M-19 a sabiendas de que sus posibilidades de sobrevivir eran mínimas?

¿Cómo poner en tela de juicio su amor por Colombia si, luego de ser capturado y torturado, decide seguir en la lucha política durante 35 años a pesar de una cruenta persecución, tres atentados contra su vida y una larga lista de calumnias, amenazas, denuncias penales, sanciones y multas por proteger los intereses de los más débiles?

Pues yo le creo y sé que muchos de ustedes también. Gustavo ama a Colombia y ese amor a su país y a su familia lo mantendrá vivo, en pie de lucha contra su enfermedad, y le permitirá sortear con éxito y entereza su tratamiento. Pero, ante todo, porque Gustavo Petro es un guerrero. Se enfrentó casi solo, en un comienzo, a un ejército de 30 mil paramilitares, liderado por sanguinarios narcotraficantes y políticos corruptos y poderosos que por respeto con su dolencia hoy no vale la pena mencionar. Se enfrentó a la horda de hampones, incluso a uno de su propio partido por aquel entonces, que robó más de dos billones de pesos a Bogotá. Fue el primero en alertar al país sobre los tentáculos corruptos de Odebrecht. Nunca le ha temblado la mano para señalar, siempre con pruebas, a quienes se enriquecen a costa del erario, a quienes matan a los líderes sociales, a quienes fomentan la desigualdad social.

Visionario e imperfecto

En el campo político sorprendió al país durante las pasadas elecciones con un discurso estructurado, intelectual, moderno y premonitorio que cada día cobra más vigencia. Nos alertó sobre los peligros del cambio climático, nos enseñó a mirar hacia el agro y su actual improductividad, nos hizo reflexionar sobre las energías limpias y la imperiosa necesidad de recobrar nuestra productividad dejando atrás las energías fósiles. Nos advirtió sobre la debacle del sistema de salud por culpa de la ley 100 que promete derogar y ha luchado por las minorías saqueadas y masacradas de este país. Desde que dejó su arma, ha hecho honor al pacto firmado por Pizarro y nunca ha dejado de luchar por la paz grande, como le llama él a un acuerdo que incluya a todos los actores armados bajo la premisa de una reivindicación social a gran escala.

No es perfecto, aunque no sea oportuno decirlo, pero lo hago por ese equilibrio que deben tener las cosas para no caer en la adulación. Lo que sí tiene de sobra, y quizá forme parte de su perfecta imperfección, es una absoluta carencia de cálculo político. Nunca mide las consecuencias de sus palabras. Puede perder la presidencia por un tuit, incluso el cielo, pero no le importa. Primero la coherencia, primero la autenticidad, primero la franqueza. Y eso es lo que lo ha mantenido vigente por casi cuatro décadas y eso es lo que le granjea las antipatías de los tibios, el odio de los sectarios de ultraderecha, pero también las simpatías de millones de jóvenes que entienden su irreverencia a la hora de decirle al que sea, lo que sea, cuando sea y donde sea.

Si durante varios periodos de su carrera se ha quedado solo, no es por soberbia o por petulancia o porque sea un dictador como algunos dicen. Es porque simplemente, Petro es un incomprendido.

Episodios a su lado

He vivido a su lado episodios felices, como sus triunfos en la consulta interpartidista y su paso a segunda vuelta durante las elecciones de 2018. He vivido a su lado momentos de angustia, como aquellos que pasamos en el interior de una camioneta en Cúcuta mientras francotiradores le disparaban desde edificios aledaños al Parque General Santander.

También he vivido momentos tristes como el de aquella noche en el teatro del Downtown Majestic, cuando a las 7 de la noche apareció con su familia y un gesto melancólico para reconocer su derrota y el triunfo de Iván Duque. Hoy cuando las evidencias nos muestran a través de la confesión de Aída Merlano, los audios del Ñeñe Hernández y miles de actas adulteradas que el triunfador era él, siente en su alma que esas multitudes que lo acompañaron a lo largo y ancho del país merecían un mejor país que este que estamos padeciendo desde el regreso del uribismo.

Petro va a volver

Pero Petro va a volver, de eso no nos cabe duda a quienes lo conocemos y lo estaremos esperando. Porque si hay alguien que pueda derrotar a las maquinarias del clientelismo y a las mafias de la corrupción con total independencia es él. No digo que nadie más pueda hacerlo, pero sí digo que nadie más podrá hacerlo sin aliarse con el Establecimiento.

En Miami, cuando aceptó venir a mi casa con su esposa, en enero de 2018, nos tomamos unas cervezas y me pidió que le pusiera una canción de Silvio Rodríguez. Luego otra y luego otra. Tres canciones del cantautor cubano por cada cerveza. Y cuando sonó una que se llama “Preludio a Girón” cantó en voz baja, porque es muy tímido: “Nadie se va a morir, menos ahora que el canto de la patria es nuestro canto…”

Lo conozco lo suficiente para saber que está tranquilo preparándose para una nueva batalla, una más, más no la última, mientras recuerda las palabras de Jaime Bateman, uno de sus referentes revolucionarios: “Somos mujeres y hombres hechos para las dificultades”.

VOZ te necesita 

📢 Si te gustó este artículo y quieres apoyar al semanario VOZ, te contamos que ya está disponible la tienda virtual donde podrás suscribirte a la versión online del periódico. Ofrecemos el mejor análisis político, económico y cultural para pasar la cuarentena en casa.

#QuédateEnCasa y lee el semanario VOZ.

👇🏽👇🏽👇🏽

tienda.semanariovoz.com

34 Comentarios

  1. Saludos de paz y bendiciones desde México. Hoy Domingo 19 de Abril de 2020, este interesante artículo sobre el ex-candidato presidencial Gustavo Petro, me permite recordar a varios patriotas, hombres y mujeres que estuvieron vinculados al Movimiento 19 de Abril, que tomó su nombre de la fecha en que la Alianza Nacional Popular (Anapo) ganó unas elecciones que fueron robadas mediante el fraude organizado por el gobierno de Carlos Lleras Restrepo (1966-1970). El M19 luchó por la unidad insurgente y política de la izquierda y de los sectores progresistas. Intentó promover sus ideales bolivarianos retomando la legalidad después de la amnistía ofrecida por el gobierno de Betancur. Lamentablemente el gobierno no cumplió y otro gran dirigente que hoy recuerdo, el Dr. Carlos Francisco Toledo Plata, fue asesinado en la Ciudad Bonita, Bucaramanga, la capital del departamento Santander. ¡Vivan las y los colombianos que luchan contra la imposición imperialista!, ¡Vivan los políticos comprometidos como Gustavo Petro!, ¡Hasta la Victoria Siempre!. Gracias a Gustavo Bolívar por ofrecernos esta interesante reflexión. Atentamente, Fernando Acosta Riveros, colombiano-mexicano, simpatizante de la Unidad de Nuestra América

  2. Hey there, I think yor blog might be haing browser compatibility issues.
    When I look at your website in Ie, it looks fiune buut
    when opening in Internet Explorer, it has some overlapping.

    I just wanted to give you a quick heads up! Other then that, terrific blog!

  3. Hey I am so grateful I found your blog, I really found you by mistake, while I was browsing on Askjeeve for something else, Regardless I am
    here now and would just like to say kudos for a fantastic post and a
    all round exciting blog (I also love the theme/design), I don’t have time to go through it all at
    the moment but I have book-marked it and also added in your RSS feeds, so when I have time I will be back to read a lot more,
    Please do keep up the fantastic job.

  4. Sildenafil and Cialis are likewise victimised to
    address pulmonic arterial hypertension (PAH) under the patronage
    name calling Revatio (sildenafil 20-mg tablets and 10-mg/12.5-mL
    single-expend vial injections) and Adcirca (tadalafil 20-mg tablets).

    Although choice roles exist for these agents, PDE5 inhibitors for the treatment of ED are the concenter of this critical review. http://lm360.us/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*