“Latinoamérica es un ejemplo de resistencia”: Toni Mejías

0
10348
Toni Mejías. Foto Festinfo.

El cantante de la contestataria agrupación de rap español Los Chikos del Maíz, en entrevista con Habla la Jota de la plataforma VOZ Digital, habla del nuevo disco “Comanchería”, como de la turbulenta situación en España alrededor del problema catalán y un nuevo proceso electoral, y del buen momento que pasan los movimientos populares en América Latina

Sebastián Alfredo Forero
@Seb_AlfRed

¿Cuándo, cómo y donde surgen Los Chikos del Maíz? ¿Cuántos discos han sacado hasta ahora?

-Los Chikos del Maíz nacimos hace ya 14 años. Nos unimos Nega (Ricardo Romero Laullón) y yo, que veníamos de otros proyectos musicales que ya estaban terminando. Decidimos formar este grupo, sacando inicialmente dos promos cortas para darnos a conocer. Hoy tenemos tres discos que son Pasión de Talibanes, La Estanquera de Saigón y Comanchería, nuestra última producción musical que estamos lanzando. Básicamente este año hemos estado haciendo música, girando y compartiendo un poco del contexto sociopolítico del Estado español en nuestras canciones.

Comanchería

-El nuevo disco se llama Comanchería. ¿Cuál es la invitación que nos hace Los Chikos del Maíz con esta idea de la “comanchería”?

-Comanchería de la traducción de la película Hell or High Water dirigida por David Mackenzie y escrita por Taylor Sheridan. Tomamos un poco la idea del film para construir la imagen y concepto del disco. La película trata de dos hermanos que atracan bancos frente al inminente desahucio de su madre. Tomamos el contexto de los “comanches” que bajo causas justas, terminan siendo enemigos de todos ellos que son enemigos nuestros.

-La gente ha podido encontrar en la trayectoria musical de Los Chikos del Maíz una evolución en la calidad de su música y en sus mensajes en las canciones. Sin embargo, es bastante curioso que en este último trabajo, ustedes incorporan salsa y otros géneros musicales. Incluso tienen unas colaboraciones muy interesantes, donde se destaca una canción con Ana Tijoux.  ¿Qué diferencia se puede encontrar en este nuevo disco con trabajos anteriores?

-Este disco lo podríamos dividir en dos partes. La primera que podríamos definir un poco más clásica, con rap urbano que tiende un poco a sonidos neoyorquinos, reivindicando un poco los cacofonías de los noventa. La segunda parte es un esfuerzo por innovar en la producción musical. Hay salsa, guitarras andinas donde destacamos instrumentos de cuerda como el cuatro, hay sonidos country con armónica. Es decir, hemos intentado renovar probando otras fórmulas e ideas nuevas, que en 14 años de trayectoria musical se van formando.

Contra el fascismo europeo

– A los movimientos revolucionarios nos preocupa el ascenso de movimientos de corte fascista en Europa. Percibimos en la canción “No pasarán” una respuesta contundente a este fenómeno. ¿Cuál es la situación que se vive en las calles de España y cuál es la lectura que ustedes como artistas hacen?

-La idea de “No pasarán” era precisamente eso, porque en el Estado español las derechas presumían que posiciones de extrema derecha no tenían cuota de poder en el Gobierno o en el parlamento. Lo que ha pasado con VOX, partido político de corte fascista, que ha entrado a tener una considerable representación, es un fenómeno inquietante en el resto de Europa.

La diferencia es que en estos países se denuncia el corte fascista de estas experiencias a partir de estrategias de frente común, incluso en la centro-derecha, para frenarlos. Sin embargo, en España no. Aquí el Partido Popular y Ciudadanos (agremiación que dirige el nostálgico del franquismo Albert Rivera), gobiernan en Madrid, en Andalucía, en Murcia, y si llegan a gobernar España, lo harían con la extrema derecha sin ningún tipo de pudor.

Es un peligro. Si les abren las puertas de poder lo que generarán es una oportunidad de crecimiento de estos movimientos fascistas, imponiendo sus ideas, incluso en las derechas tradicionales que han gobernado a España desde la transición. Ante esta amenaza, aportamos con “No pasarán” nuestro granito de arena, reivindicando un grito de la guerra civil española que 80 años después sigue vigente. Los fascistas no pasarán, esa es la invitación que hacen Los Chikos del Maíz con este tema.

El problema español

-España no se termina de reponer de la crisis económica del 2018. Hoy se encuentra nuevamente en un proceso electoral donde los pronósticos hablan de una recomposición del bipartidismo PP-Psoe, avances de VOX y un retroceso en la propuesta Unidas Podemos. A eso se le suma la crisis en Catalunya debido al encarcelamiento de los independentistas catalanes. ¿Cuál es la lectura que hacen Los Chikos del Maíz de este turbulento proceso político en España?

-Literalmente vemos un futuro oscuro. Decíamos en varias entrevistas sobre este nuevo disco que más que rabia, la percepción es de cansancio. Son 11 años que comenzó la crisis, encima parece que viene otro proceso de crisis económica sin haber salido de esta. A eso le agregamos que en las pasadas elecciones estatales parece que desaprovechamos una oportunidad histórica, pues la irrupción de Unidas Podemos que parecía tener fuerza, no ha logrado fracturar el bipartidismo que hoy se recompone.

Los cantos de sirena entre el PP y el Psoe, tienen un nombre: el pacto por el bien de España, tal y como ellos lo llaman. En resumen la sensación es haber perdido una oportunidad única en la historia y de cansancio generalizado en las bases de la izquierda.

Con el tema de Catalunya sucede un poco de lo mismo. Están aprovechando un proceso de crisis, donde hay evidentemente presos políticos que dejan muy mal parada a la supuesta democracia española. Cualquier tipo de protesta, rebelión y movilización en contra del poder establecido, está recibiendo un tratamiento de represión muy preocupante.

Tanto en el tema catalán, como en todo el problema del Estado español, las cosas no pintan muy bien para las fuerzas alternativas. La sensación es que estamos devolviéndonos para atrás, pues en represión vamos para arriba y en cuanto a libertad de expresión vamos para abajo. Tenemos que insistir, no queda de otra.

América Latina resiste

-¿Cuál es la lectura que hacen Los Chikos del Maíz con respecto a América Latina que en los últimos días vive procesos de movilización social y popular contra el neoliberalismo?

-Por lo que nos llega y podemos leer, ustedes entenderán que hay un fetiche con el tema venezolano y muy poco de las noticias que pasan en el resto del continente. En Colombia pasan cosas pero aquí no se dice nada, porque es un gobierno amigo. Desinformación clásica de los medios masivos de comunicación.

Por otros cauces nos llega información y la lectura es que las cosas no van bien. Bolsonaro en Brasil, Macri en Argentina, Duque en Colombia, Piñera en Chile y Lenín Moreno en Ecuador son la recomposición de un bloque a favor de los intereses de los Estados Unidos en el hemisferio. Sin embargo, sabemos que ninguno de estos procesos la tiene fácil. Las movilizaciones en Ecuador y Chile, la victoria del peronismo en Argentina y procesos de resistencia en Brasil, México o Colombia, nos da una lectura de pelea en América Latina.

Si tu comparas lo que pasa allá y lo que pasa acá en Europa, pues ves más cercana la posibilidad en América Latina de un proceso de resistencia que se convierta en gobiernos de cambio, tal y como pasó en la década pasada. Son un ejemplo a seguir. Pueblos y comunidades que resisten a las políticas del Fondo Monetario Internacional, movimientos revolucionarios que plantean alternativas a la crisis.