La justicia sigue siendo patriarcal

0
391
Foto twitter de Andrés Felipe Muñoz

Un juez penal de Medellín absolvió en primera instancia al baterista de la banda de neopunk Tr3s de Corazón y líder barrista del Atlético Nacional, Andrés Felipe Muñoz, por el delito de aborto sin consentimiento. Sin embargo, la defensa de la víctima y el movimiento feminista apelarán la decisión no solo porque se desestimó parte del material probatorio, sino porque se tomaron decisiones ignorando el enfoque de género, como lo determina la Ley

Gabriela Gil
@gabbyg1l

Recientemente el país conoció la decisión del juez noveno penal del Circuito de Medellín, Abelardo Díaz Espinosa, en el caso por aborto inducido, que involucra a Andrés Felipe Muñoz Lara, baterista integrante de la banda medellinense de neopunk Tr3s de Corazón y a Milena Uribe, quien sostuvo una relación sexo afectiva con este hombre.

El caso se dio a conocer en el 2018 cuando Milena lo denunció por haberle dado sin su consentimiento una sustancia abortiva conocida como Misopostrol, medicamento usado para provocar el aborto, cuando ella le contó a Muñoz que estaba embarazada fruto de la relación que sostuvieron.

El jugo “Hit”

En el 2018 Milena Uribe denunció que el día en que fue a un centro médico con Felipe Muñoz para confirmarle su embarazo, él le habría dado un jugo “Hit” abierto mientras esperaban en el carro de este el resultado de una nueva prueba. Esta bebida de acuerdo con los análisis realizados por el Instituto de Medicina Legal, contenía el medicamento abortivo.

Ese día, el 3 de febrero, Milena se encontró en horas de la mañana con Felipe para ir a la Clínica Las Vegas y allí conocer el estado de su embarazo, ya que la noche anterior había presentado un sangrado leve. Cuenta Milena que en el trayecto de la clínica a su casa el baterista le insistía en que se tomara el jugo, pero ella desistió al sentir un sabor raro, al llegar a casa le contó a su madre lo sucedido y ella la percató de que en el fondo de la botella se veía una sustancia blanca.

El 4 de febrero Milena Uribe tuvo que ser llevada de urgencias a la Unidad Intermedia de Manrique al presentar dolor y posteriormente conducida al Hospital Pablo Tobón Uribe donde fue hospitalizada por el aborto que presentó.

La primera audiencia en este caso se realizó en el mes de mayo del 2019. Allí la defensa de Milena, que está integrada por la abogada Paola Duque y el abogado Sergio Arboleda, lograron detallar y demostrar a través de diferentes materiales probatorios, que este le pedía que abortara y posterior al encuentro del 3 de febrero reconocía que sí había puesto el medicamento.

Milena en la conversación le insistía que le dijera cuál fue la sustancia que le puso en el jugo a lo que Muñoz textualmente le contestaba “Nos encontramos con tu mamá, hermana o con quien quieras y te digo, sino cómo voy a confiar en vos…”, decía su respuesta.

Durante las audiencias el juez Díaz Espinosa afirmó que quedaba demostrado que en evidencia el jugo contenía medicamento, “también se tiene por demostrado y probado que suministró una bebida y que en el recipiente que contenía una parte del jugo marca Hit, se encontró Misopostrol”.

Bebida con la sustancia abortiva Misopostrol. Foto archivo particular

Lectura del sentido del fallo

El juez Abelardo Díaz Espinosa presentó en días pasados en audiencia de lectura del sentido del fallo, lo que se podría confirmar este 22 de marzo de 2022 en la lectura definitiva. Absolver en primera instancia a Felipe Muñoz Lara por el delito de aborto sin consentimiento, puesto que según el juez “no hubo delito” acogiendo los argumentos aportados por un experto presentado por la defensa del acusado, el ginecólogo Emilio Restrepo, quien aseguró que como a ella se le había presentado sangrado previo el embarazo no iba por buen camino y no había seguridad del feliz término, desconociendo además evidencia médica en la que se ha ilustrado ampliamente que por lo menos el 50% de las mujeres presentan un sangrado en la primera etapa del embarazo sin que esto represente un alto riesgo.

Además, según fuentes expertas investigadas por la defensa de Milena Uribe, para el tiempo de embarazo era probable que en la ecografía realizada por la víctima no se lograra detallar el embrión, otro de los argumentos de la defensa de Muñoz Lara.

El futuro fallo también desconocerá la jurisprudencia nacional e internacional que obliga al juez a incorporar y revisar el caso con perspectiva de género y tener este enfoque en cuenta al momento de la toma de decisiones.

La abogada de Milena, ha dicho a este medio y en diversas entrevistas que la decisión será apelada y llevada a segunda instancia, puesto que el juez desconoce el tratamiento a estos casos en materia de género.

Machismo a flor de piel

Una vez se conoció la noticia del sentido del fallo a Felipe Muñoz, quien además es líder de Los Del Sur (barra de hinchas del Atlético Nacional), diferentes mujeres y colectivas feministas se pronunciaron frente a esta desafortunada y enrarecida decisión, recibiendo como respuesta a sus opiniones, insultos, comentarios misóginos y machistas y en algunos casos la exigencia por parte de los hinchas de que ellas debían disculparse con este hombre.

Uno detrás de otro fueron publicando y celebrando en diversas redes sociales lo que parece un triunfo más para este mundo machista en donde las mujeres no podemos decidir ni siquiera sobre nuestros propios cuerpos. “¡Soy inocente!”, publicó en redes sociales Felipe Muñoz, acompañado de una foto suya y posterior a ello un video con su interpretación de la audiencia en que se conoció el fallo y pese a saber que su lectura definitiva en primera instancia solo se hará hasta el 22 de marzo.

Los mensajes

Con la decisión del magistrado, el sistema judicial vuelve a lanzar un mensaje negativo a las mujeres, un mensaje en el que deja ver que no tenemos autonomía sobre la decisión de lo que pasa en nuestros propios cuerpos. Lo sucedido con Milena es violencia sexual. Muñoz atentó contra su integridad física, emocional, sin consultarle, obligándola a abortar, cuando ella ya había decidido conscientemente tener a su hijo.

La justicia en Colombia vuelve a fallarles a las mujeres, sigue siendo patriarcal y machista. En este país se nos culpa por sangrar, por decidir, por sentir y por hacer valer nuestros derechos. El problema nunca ha sido el feto, el problema es que las mujeres decidamos sobre nuestros cuerpos.

¿Qué nos queda entonces?, nos queda la solidaridad, la hermandad entre mujeres para decir “Yo te creo”, nos queda seguir abrazándonos y seguir construyendo un mundo donde no se nos obligue a padecer. A Milena toda nuestra fuerza femenina.