“La calle no puede desaparecer, es nuestro escenario natural”

0
429
Muestras folclóricas hacen parte de las formas de manifestación de los profesores bogotanos. Foto archivo

El movimiento sindical y el nuevo Gobierno

Redacción Laboral

Cuando se tramitan reformas que reivindican los derechos de todos los colombianos, los sectores de derecha, con sus medios de comunicación corporativos, mienten y hacen llamados a movilizarse contra el Gobierno nacional. ¿Qué debe hacer el movimiento sindical para respaldar a los congresistas que le apuestan a los cambios? Sobre el particular, VOZ habló con seis dirigentes sindicales.

Lina Montilla

Lina Montilla, presidenta de la CUT Risaralda. “No podemos permitir que los escenarios de las calles, de las plazas nos sean arrebatados. Debemos ayudar a preparar las discusiones y los debates, ser líderes en proponer a la clase trabajadora y a toda Colombia las propuestas de la reforma pensional, el Estatuto del Trabajo y demás, porque la derecha no se va a quedar quieta, los empresarios ya vienen haciendo acciones para limitar o tener incidencia y que no se den los avances.

“Hay acomodamiento del movimiento social y sindical porque se cree que tendrán garantías, y si hay ventajas no quiere decir que ya todo está dado, hay que hacer pedagogía, explicarle a la gente las reformas y hacer una contraofensiva a lo que los medios tradicionales informan. Para eso se debe fortalecer y respaldar los medios de comunicación alternativos y poder crear otros, hay que hacer una red mediática del movimiento alternativo”.

A conocer las reformas

Valentina Pareja

Valentina Pareja Bernal, del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Valle Sutev. “La tarea fundamental es estudiar esas reformas para mostrarle al pueblo la realidad, no es solamente lo que dice el medio o la derecha, o fuerzas que se hacen llamar alternativas que buscan torpedear los procesos. Toca fortalecer los procesos educativos para luego llegar a las bases sindicales y a toda la población, a través de medios de comunicación alternativos y redes sociales.

“También hay que salir a las calles, así como lo hicimos cuando se cumplieron los primeros cien días de gobierno, llegamos al Gobierno desde las calles y desde las calles vamos a seguir defendiendo los cambios necesarios para el país”.

Humberto Polo, presidente nacional del sindicato de los trabajadores de los servicios públicos, Sintraemsdes. “Definimos respaldar con movilización las reformas sociales que se presentarán en el Congreso. Siempre hemos abanderado el tema de sacar adelante la reforma laboral, la transformación de la salud. Y, hemos venido solicitando audiencias con los distintos ministerios para empaparnos y saber en qué consisten estas reformas, y de esta manera poder transmitirles a nuestras bases y movilizarnos para respaldarlas.

Humberto Polo

“Hemos acompañado los diálogos vinculantes que se hicieron en Ibagué, donde estábamos dando el espaldarazo al Plan Nacional de Desarrollo. También estamos impulsando a que el Gobierno haga una reforma profunda a la Ley 142, de servicios públicos, anunciada por el presidente de la República.

“Estamos en un año electoral donde se entra a un debate profundo a nivel de regiones y de lo que se va a jugar en el sector político y el sector comunal. Nuestra organización ha dicho que hay que compaginar las opiniones favorables de estas reformas con el movimiento social, ambiental, político y sindical para conseguir la convergencia de todos los movimientos sociales en favor de las transformaciones”.

Por el poder popular

María Eugenia Londoño, del ejecutivo nacional de Fecode. “El momento histórico exige de una reforma y unas posiciones de los sindicatos que signifique trascender la lucha de lo gremial a lo político. Materializar las reformas es una tarea urgente, no solo en términos legislativos, sino que tenemos que acompañarlas en las calles.

María Eugenia Londoño

“La calle no puede desaparecer, es nuestro escenario natural, y la movilización es la táctica privilegiada pero hoy ya no nos movilizamos en contra del Gobierno, hoy hacemos parte del Gobierno, muy a pesar del debate de autonomía e independencia, pero sin duda alguna si lo ayudamos a elegir tenemos que respaldarlo.

“Tenemos que ganar en el poder local para que el engranaje quede listo, Gobierno alternativo – Congreso alternativo – poder local y construir el poder popular. Nuestra agenda debe estar trazada en esa ruta.

“Maestros y maestras con conciencia de clase tenemos que salir del aula a ayudar a organizar a las comunidades, a los indígenas y a todos los sectores para que la educación pública sea respetada, para que el pueblo que votó por el cambio se sienta leído y se beneficie de esas reformas. Vamos por el poder, por el poder popular”.

Eliana Ruiz

Eliana Ruiz Garzón, de Sintragrim, Meta. “Como históricamente los gobiernos han tenido una deuda con el pueblo y nosotros hemos ayudado a que se dé el Gobierno del cambio, debemos fortalecer las propuestas de transformación dándolas a conocer al pueblo en general, a quienes están organizados y a quienes no.

“Tenemos que ir adonde el campesino que está más alejado en la parte rural a que conozca cuál es la propuesta que se tiene desde el Gobierno, obviamente primero debemos conocerlas bien, y llevarlas a la gente porque ya nos han dicho que tienen miedo por lo que dicen los grandes medios de comunicación. Debemos ir vereda a vereda, barrio a barrio, casa a casa, organización a organización y acudir a redes sociales y emisoras comunitarias, la prensa alternativa y al periódico VOZ que es un mecanismo que nos sirve para informar”.

Mensajes acertados

Juan Pablo Montero

Juan Pablo Montero, dirigente nacional de Sindesena. “Hay que participar de los nuevos diálogos que se van a tener en las regiones y en las calles. Este primero de mayo debe haber movilizaciones masivas, no solamente para los trabajadores, sino para la política del cambio. Este primer semestre debe aprobarse Plan Nacional de Desarrollo, reforma laboral, reforma a la salud, reforma pensional y si se puede la reforma a la Ley 30.

“Debe haber pedagogía por lo menos en las bases de los sindicatos, porque la derecha está trabajando en función de hacer creer que la reforma laboral acabará con las empresas. Además, hay que saber enviar mensajes a los trabajadores porque, por ejemplo, la formalización laboral no es de la noche a la mañana, se puede demorar uno o dos años, es algo que no saldrá en cuatro meses, como lo dice el Departamento de la Función Pública. Hoy la tarea de los medios alternativos y de los sectores sociales es esa”.