La alternativa que enciende la esperanza

0
5735
Candidata a la alcaldía de Candelaria, Valle del Cauca, por la Colombia Humana-UP, Nora Tovar.

En una cruzada por la reconciliación y contra la corrupción inicia campaña en este departamento del suroccidente para disputar el poder local en octubre

Redacción Política

En el Valle del Cauca se inscribieron 21 candidatos a alcaldías con el mismo número de listas unitarias a concejos y seis listas a Juntas Administradoras Locales, JAL, en distintos municipios. En Cali se inscribieron listas a JAL en 13 comunas y un solo ramillete al concejo. Todas coaliciones alternativas de convergencia.

Convergencia programática

Gildardo Silva candidato de la UP en la lista de convergencia Colombia Humana – Valle del
Cauca.

La convergencia electoral se viene construyendo desde hace más de un año, dicen los dirigentes de la Unión Patriótica allí. Los temas de la convergencia son la defensa de la vida, la paz y su implementación, así como la solución política negociada con el ELN; la lucha contra la corrupción, la defensa del patrimonio público, el reordenamiento territorial democrático; la protección del agua, del medio ambiente y uso de energías limpias y por supuesto, la salud, la educación de calidad, vivienda digna, lucha contra la pobreza y protección a los niños y las niñas y adultos mayores, entre otras luchas estratégicas en el territorio.

“Estamos en un hito histórico en el Valle, nunca antes habíamos podido inscribir un numero tan considerable de candidaturas a ocupar las corporaciones locales y del departamento. Estamos muy animados y esperamos contagiar a los habitantes del Valle para acompañarnos en esta cruzada por la paz, la vida y contra la corrupción”, fueron las palabras del candidato a la asamblea por la Colombia Humana-UP, Gildardo Silva quien caminó el departamento junto a la senadora Aída Avella haciendo presencia en Cali, Candelaria, Buga, Tuluá, Andalucía y otros municipios en su gira por el Valle del Cauca.

Contra la corrupción y la compra de votos

Para la convergencia en el departamento azucarero el reto de la unidad es fundamental para el avance del movimiento alternativo, este se enfrenta a las maquinarias locales, clientelares y los clanes políticos que por ejemplo en Candelaria han podido dirigir los destinos de ese municipio en los últimos veinte años.

“Aquí en Candelaria una familia es el titiritero y cuatro alcaldes, incluyendo el actual, han sido sus títeres. Aquí ganó la Colombia Humana con Gustavo Petro y seguro vamos a repetir la votación porque las circunstancias se repiten, corrupción, compra de votos y chantaje con subsidios para votar por los candidatos tradicionales del continuismo”, señala la candidata al primer cargo del municipio, Nora Tovar.

Los problemas en el Valle

El monocultivo de la caña dejó sin producción de alimentos el departamento, pero también sin mayores fuentes de trabajo pues el sector azucarero ha venido implementando tecnología que ha desplazado la fuerza de trabajo.

También la pobreza que azota el departamento es alarmante. Sobre todo, en el campo, pues en municipios como Andalucía o Candelaria los terratenientes o finqueros están pagando al campesino mil pesos por hora trabajo, el jornal más denigrante del mundo. Un hecho que indigna mientras se conocen las cifras de producción y ganancia de las empresas de la aristocracia valluna.

Los asuntos ambientales son otra preocupación para los ciudadanos del Valle. Las quemas continuas de caña o los desvíos del Rio Frio, y otros afluentes hacia los cañaduzales tienen consecuencias nefastas en las reservas de agua, fuentes de abasto para municipios como Tuluá, Sonso o el propio Buga en donde también juega una candidatura de la Colombia Humana-UP a cargo de Tulia Barrera quien es bióloga, y defensora del ambiente, la economía campesina y el desarrollo social.

Tulia Mercedes Barreto, a la derecha, candidata a la alcaldía de Buga con Aída Avella.

Buga Humana

“La caña de la montaña no es problema, de allí sale la panela, con pequeña economía, esa caña de montaña no tiene problema, el problema es la caña y la quema de la misma en el plano. No ha sido posible que ese problema se solucione”, señala Tulia Mercedes Barrero.

Buga tiene un problema administrativo que comparten todos los municipios del departamento, los Planes de Desarrollo Locales que han sido acomodados a los intereses de las familias poderosos, usando como instrumentos a los concejales de cada municipio que dicen hacer control político, pero se alían con contratistas locales para asaltar con el POT las finanzas del departamento o los municipios.

“Las candidaturas de Colombia Humana-UP no cabalgan solas, tienen una bancada parlamentaria que respalda su trabajo, pero también un compromiso con las ideas y el proyecto político de la Colombia Humana-UP, el mismo que acusa a los corruptos. Por eso ningún candidato nuestro elegido a algún cargo podrá siquiera pensar en robar porque eso es traicionar a Colombia. Si pasa eso nosotros mismo ayudamos a que se vaya a la cárcel”, remató Avella en el Bulevar del Río en Cali en el cierre de la gira.