En Irlanda la unidad es posible

0
700
Manifestación electoral del partido político Sinn Fein

El movimiento independentista irlandés Sinn Féinn se pronunció hace algunos días sobre la necesidad de que las autoridades británicas acepten convocar un referendo sobre la unidad de Irlanda del Norte e Irlanda del Sur y al mismo tiempo se articule una nueva constitución política para la isla y un sistema de gobierno que ponga fin al dominio británico en la región.

La presidenta de Sinn Féinn, Mary Lou McDonald, dijo al respecto que tenemos “una década de oportunidades”, y es el momento de que ese acuerdo se haga realidad, pues su espíritu fue pactado en el acuerdo de paz suscrito con la guerrilla del IRA, y que se conoce como Acuerdo de Viernes Santo.

También el anterior presidente de la organización, y uno de los negociadores y firmantes del acuerdo de paz, Gerry Adams, dice que la doble circunstancia de luchar contra la pandemia del covid-19 y contra el brexit, fortalece la unidad de Irlanda, que para su organización política es el principal objetivo estratégico.

“Eso significa que nuestros objetivos estratégicos deben seguir guiando todos los esfuerzos del Sinn Féinn en el futuro. Es especialmente cierto en el caso de nuestro principal objetivo estratégico, la unidad irlandesa y la victoria en el referéndum sobre la unidad que se recoge en el Acuerdo del Viernes Santo. No obstante, debemos seguir luchando a diario también por los derechos económicos y sociales de las personas. No pueden esperar.

Pero sin la libertad nacional, la república de los 32 condados, la nueva república, prevista en la Proclamación de 1916, no puede consumarse. Ese ha sido un mantra constante de los republicanos. Más recientemente, sobre todo durante las innumerables negociaciones en torno al proceso de paz, fue un principio central de nuestra estrategia política. Hemos sido consistentes en ello. No es una posición nueva”, puntualizó Adams.