IBAL en Ibagué en la mira de la privatización

0
420
Rodrigo López Oviedo, al momento de intervenir. Foto Nelosi

Nelson Lombana Silva

Una nueva intentona de privatizar el Instituto Ibaguereño de Acueducto y Alcantarillado (IBAL) se coloca a la orden del día, señala la Asociación de los Usuarios de los Servicios Públicos de Ibagué (Asodeusuarios), que convocó anoche a un foro en la caseta comunal del barrio Departamental con el fin de socializar la avara iniciativa del alcalde Luis H. Rodríguez y concretar alternativas de lucha y resistencia contra tal despropósito.

Rodrigo López Oviedo, al momento de intervenir. Foto Nelosi
Rodrigo López Oviedo, al momento de intervenir. Foto Nelosi

Los asistentes expresaron su preocupación por la nefasta iniciativa, la cual no es de ahora, pues el proceso de privatización de esta empresa data de muchos años atrás y los intentos por el capital privado de asumir el control se remontan a la lejana alcaldía de Carmen Inés, quien viajó a España a entregar este bien público en bandeja de plata. En esa oportunidad los ibaguereños cerraron filas contra esa iniciativa y lograron echarla atrás.

Ahora aparece Luis H. Rodríguez con la misma iniciativa una vez viaja también a España por cuenta del erario público. El presidente de Asodeusuarios, el distinguido dirigente popular Rodrigo López Oviedo, dijo que en una sociedad capitalista el Estado lo que hace es apoyar la propiedad privada.

Señaló que “todas las empresas públicas prestadoras de servicios públicos de Ibagué fueron privatizadas. Hasta el momento la única que se ha salvado es el IBAL, pero nos viene el gobierno municipal con esa intentona privatizadora. La constitución de una alianza público-privada con unos organismos que ya han demostrado no ser lo suficientemente idóneos para ese tipo de servicios y ese tipo de patrimonios”.

Frente a esta propuesta del gobierno municipal de corte neoliberal, Rodrigo López Oviedo convoca a los ibaguereños a asumir una posición crítica y consecuente con el fin de defender el patrimonio público, lo poco que queda, entre ellos, el IBAL. “Ante este hecho necesitamos movilizarnos y desde la dirección de la Asociación de Usuarios de Servicios Públicos Domiciliarios, que constituimos en este mismo salón, nos corresponde comenzar a preguntarnos qué hacer para que esto no se produzca”.

Prestantes líderes comunales, sindicales y populares expresaron su indignación y la necesidad de participar activamente el próximo 5 de junio en la V Marcha Carnaval en Ibagué, donde los organizadores proyectan movilizar más de 50 mil tolimenses para decirle no a la megaminería, no a las transnacionales y multinacionales de la talla de AngloGold Ashanti y no a la privatización del IBAL.

Jairo Lizarazo señaló que el cañón del río Combeima ya se encuentra en poder de la transnacional africana AngloGold Ashanti, cuenca que surte del preciado líquido a los ibaguereños. “Mientras el municipio ha comprado menos de cuatro mil hectáreas en la zona y la corporación autónoma regional del Tolima (Cortolima) cuatro mil en casi 51 años, esta transnacional en menos de seis años se ha apoderado de 12 mil hectáreas en esta cuenca”.

Gilberto Salinas Novoa sostuvo que más del 70% del territorio tolimense se encuentra concesionado a las transnacionales y multinacionales a través de títulos mineros, unos concedidos y otros por conceder. Danilo López Carrero llamó a la lucha y a la resistencia. “Las leyes son derrotables con la unidad y la movilización de las masas. Nosotros derrotamos así el decreto que nos prohibía el gobierno comercializar la leche en Colombia”.

Juan de la Cruz Varela, al convocar a participar activamente de la V Marcha Carnaval, dijo que esta organización ambiental lucha por tres objetivos centrales: Defensa del agua, la vida y la soberanía nacional. Édgar Sánchez Cortés propuso crear inmediatamente un plan de acción para llegar a toda la comunidad ibaguereña. Raúl Rojas González llamó a los presentes a la multiplicación de la información para la concientización del problema y la necesidad de actuar. “No solo vienen por la privatización del IBAL, también vienen por la privatización de las plazas de mercado y lo poco que aún es público”, indicó el líder viviendista.

Luis González, experto en el tema de los servicios públicos domiciliarios, colocó al descubierto la corrupción que hay en el IBAL. Dijo que ex gerentes y altos funcionarios son los primeros en instalar en sus residencias el contrabando del agua. De igual manera, son los que menos la pagan. “Mientras los estratos 1, 2 y 3 deben tres mil millones de pesos, la deuda total supera los 14.500 millones de pesos. Son los estratos 4, 5, 6 y 7 los que no vienen pagando el agua en Ibagué”, señaló.

Se dijo también en esta importante reunión que se prolongó hasta altas horas de la noche, bajo una llovizna pertinaz, que el IBAL lo ha tenido la pútrida clase dirigente ibaguereña como su caja menor para hacer politiquería. Es la gallina de los huevos de oro para el alcalde de turno hacer y deshacer.

Ante esta cruda realidad y, de acuerdo al entusiasmo de los asistentes, la lucha por la no privatización crecerá en los próximos días. El Partido Comunista, a través del secretario general, propuso la organización de un paro cívico departamental, no solo para evitar la privatización del IBAL, sino también para expulsar del territorio las multinacionales y transnacionales, entre ellas, a AngloGold Ashanti.