martes, mayo 21, 2024
InicioInternacionalFinlandia en la OTAN: Crece el cerco contra Rusia

Finlandia en la OTAN: Crece el cerco contra Rusia

Crece el cerco contra Rusia Se fortalece la Alianza del Atlántico Norte y se preparan pruebas falsas y operaciones clandestinas para justificar un ataque a Rusia

Alberto Acevedo

Rompiendo una tradición de décadas de neutralidad en el concierto político internacional, que le permitió arbitrar importantes conflictos globales, el gobierno de Finlandia anunció que a partir del 4 de abril ingresó formalmente a la Organización del Tratado Atlántico Norte, OTAN, como su socio No. 31, paso con el que multiplica de manera insospechada la inseguridad en las fronteras con Rusia e introduce un elemento más de desestabilización en esa región del mundo.

Tanto el gobierno finlandés como el mando supremo de la OTAN argumentaron que, el paso dado contribuye a afianzar la seguridad en esa parte del mundo, según ellos en peligro por la incursión de tropas rusas en Ucrania, desde hace ya un año.

El gobierno ruso, por su parte, replica que su presencia en Ucrania se debe precisamente a la expansión de la OTAN sobre sus fronteras, lo que pone en peligro su seguridad y traiciona un acuerdo posterior a la caída de la Unión Soviética en que la OTAN se comprometió a no avanzar ni un centímetro sobre las fronteras rusas o en territorios del antiguo bloque de países socialistas.

La cuestión es que Finlandia podría desplegar en cualquier momento armas nucleares sobre su extensa frontera con Rusia, en la medida en que sus aliados de la OTAN consideren que existe una amenaza inminente a su ‘seguridad nacional’. Y Rusia por su parte haría lo mismo, lo que llevaría a que verdaderos arsenales nucleares estén acantonados en almacenes estratégicos, a uno y otro lado de la frontera, con apenas unos pocos kilómetros de distancia.

A pesar del ruido

De hecho, en medio de la tensión por el anuncio finlandés, el embajador de Rusia en Bielorrusia, Boris Gryzlov, país vecino de Ucrania, indicó que Moscú trasladará armas nucleares tácticas a las fronteras del país aliado con sus vecinos de la OTAN: Lituania, Letonia y Polonia. La afirmación la hizo en el marco de una entrevista a una cadena local de televisión.

Las armas se emplazarán en “la frontera occidental de nuestro Estado de la Unión y aumentarán las posibilidades de garantizar la seguridad”, dijo el diplomático. “Esto se hará a pesar del ruido en Europa y Estados Unidos”, precisó Gryzlov, aludiendo a las críticas occidentales por el acuerdo entre Bielorrusia y el Kremlin para estacionar armas nucleares en esa región.

El presidente ruso, Vladimir Putin, anunció por su parte el pasado 25 de marzo su decisión de colocar armas nucleares tácticas en Bielorrusia, a raíz del anuncio del Reino Unido de suministrar a las fuerzas ucranianas munición con uranio empobrecido; aunque, matizó que Minsk ya había solicitado antes contar en su suelo con tal armamento.

Abandona su neutralidad

En el teatro de operaciones las fuerzas se polarizan. Desde Finlandia, el presidente del país, Sauli Niinisto, agradeció a cada estado miembro de la OTAN por “la confianza y el apoyo, Finlandia será un aliado fuerte y capaz, comprometido con la seguridad de la unión noratlántica”, señaló el mandatario en las redes sociales.

“Suecia también estará más segura como resultado”, agregó por su parte el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg. Finlandia, un país que comparte una frontera de 1.340 km con Rusia y que cuenta con uno de los arsenales de artillería más potentes de Europa occidental, decidió abandonar su neutralidad y unirse a la alianza, a raíz de la operación militar de Rusia en Ucrania.

A los analistas militares de uno y otro lado les preocupa que uno de los principios fundantes de la OTAN es la “defensa colectiva”, lo que significa que un ataque a un país miembro se recibirá como un ataque a todos. Esto lo interpreta Rusia como que la OTAN tiene como objetivo la confrontación con Rusia y la expansión de la Alianza Atlántica no traerá más seguridad a Europa. Por el contrario, será factor de desestabilización.

Objetivos legítimos

Como en el reciente caso de la explosión del gasoducto Nord Stream, es claro que los servicios de inteligencia de un país miembro de la OTAN o todos en general pueden manipular pruebas falsas o ejecutar clandestinamente operaciones de bandera falsa para armar una provocación y justificar una escalada mayor contra Rusia, que podría traducirse en un atentado contra la paz mundial.

Un poco antes del anuncio oficial del ingreso de Finlandia a la Alianza Atlántica, el vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia y expresidente de la nación, Dmitri Medvédev, aseguró que la OTAN intenta hacer estallar una tercera guerra mundial, al entrar en el conflicto en Ucrania. Por lo tanto, a partir de ahora, las fuerzas de la OTAN serán objetivos legítimos para las tropas rusas, en la medida en que escale el conflicto.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments