Federico Engels, el maestro del proletariado

0
1237

El 28 de noviembre se conmemoran dos siglos del nacimiento de uno de los fundadores del socialismo científico. Engels sigue siendo uno de los más importantes referentes teóricos y de militancia para la clase trabajadora

Harold García-Pacanchique
@HaroldGarcia95

Federico Engels daría sus primeros pasos de vida en la ciudad de Barmen, actual Alemania, en el año de 1820 en el seno de una familia industrial dedicada a las labores algodoneras y textileras. Desde muy temprana edad acompañaría a su padre en las labores de la firma Ermen & Engels, empresa familiar que le mostraría las duras condiciones en las que vivía el emergente proletariado tanto en Inglaterra como en Alemania, lugares en los que la industria familiar tenía poder sobre los medios de producción algodoneros.

Su formación como comerciante inicial en Barmen le parecía a este una labor monótona y deprimente, por lo cual decide vincularse como voluntario al servicio militar en la 12a Compañía de Guardia de la Artillería de Sitio en el cuartel de la Kupfergraben (hoy cuartel Friedrich Engels), voluntariado que le tomaría un año de cumplimiento y el cual debía asumir tras haber estado vinculado al Gimnasio Elberfeld, como lo afirma el polaco biógrafo de Engels, Heinrich Gemkow.

Este paso por Berlín para dar cumplimiento a su servicio militar hace que Engels se constituya como un joven maduro que encuentra en la filosofía hegeliana un elemento de interpretación del mundo que le permite encausar su pasión por la literatura, la poesía y los idiomas; a este elemento de acercamiento a la filosofía berlinés, se suma una atracción por las artes y la ciencia de lo militar que lo va a acompañar durante toda su vida.

Es precisamente esta pasión la que lo mantiene tranquilo en su paso por las fuerzas militares esclavistas de Berlín. Frente a dicha situación, Gemkow identifica que “en ningún sentido estaba Engels satisfecho de tener que servir en el ejército de una monarquía y de una casta de junkers que tan apasionadamente odiaba. Pero se consolaba con la esperanza de poder emplear alguna vez los conocimientos militares que debía adquirir, en la lucha por la libertad del pueblo”.

Pionero

Tras su paso por el ejército y su acercamiento a la filosofía hegeliana, Engels viajará para finales de noviembre de 1842 a Inglaterra, con la intención de continuar su cualificación en el campo de lo comercial en la empresa hiladora de su padre, allí el “General” como era llamado Federico por sus amigos más cercanos y por Jenny Marx, se toparía con las paupérrimas condiciones de la clase obrera inglesa. Engels va a profundizar en la teoría de la economía clásica liberal, de Smith, Ricardo y Malthus, para poder comprender la situación de clase que se vive en los centros de producción capitalista, a este estudio les imprimirá sus primeros esfuerzos intelectuales.

Esta realidad hace que los estudios tempranos de Engels estén orientados para dar a conocer la situación del proletariado inglés, aporte significativo que Lenin va a resaltar en el escrito que realizó en el otoño de 1895 y que fue publicado por primera vez en 1896, en una recopilación de “Rabótnik” o El trabajador, periódico del grupo de emancipación del trabajo, una de las primeras expresiones organizadas del marxismo ruso.

Para Lenin, “Engels fue el primero en afirmar que el proletariado no es sólo una clase que sufre, sino que la vergonzosa situación económica en que se encuentra lo impulsa inconteniblemente hacia adelante y lo obliga a luchar por su emancipación definitiva. Y el proletariado en lucha se ayudará a sí mismo. El movimiento político de la clase obrera llevará ineludiblemente a los trabajadores a darse cuenta de que no les queda otra salida que el socialismo”.

El texto ‘La situación de la clase obrera en Inglaterra’ publicado a finales de mayo de 1845, se convirtió en uno de los materiales más importantes en términos del deber ser de la clase trabajadora y su papel como sepulturera del capital. Engels en este sentido le enseña al proletariado que son ellos los que poseen las armas necesarias para la destrucción de la propiedad privada y la producción social caótica, pues será el mismo proletariado el encargado de desarrollar la lucha política que desencadene la síntesis de la lucha de clases existente.

Al decir de Franz Mehring, biógrafo de Marx, “solo quien se había asimilado en su sangre y en su carne la dialéctica hegeliana, sacándola de la cabeza para echarla a andar, podría ser capaz de escribir una obra como aquella. Su autor consiguió lo que se proponía: hacer de su libro una fundamentación socialista”

Educador

Este elemento que el presente artículo quiere resaltar y que es poco conocido de Engels como maestro del proletariado, lo destaca no solamente en su época de militancias revolucionarias en Alemania, Inglaterra y Francia, sino por sus interpretaciones del capital y sus aportes al socialismo científico.

Tal y como lo dijo en 1997 Jaime Caycedo en la introducción al cuaderno ideológico Nº2 del Partido Comunista Colombiano, “son también actuales los repasos acerca de los aportes de Engels a la relación de la democracia con el socialismo y la concepción histórica, política y táctica de las formas de lucha de masas del movimiento popular en los periodos de desarrollo revolucionarios y no revolucionarios”.

Es así como los aportes de Engels como maestro y conductor de la organización comunista del proletariado lo van a destacar como pedagogo de las luchas de su época, ejemplo de ello son los materiales que individualmente o en compañía de su amigo Carlos Marx logra realizar y los cuales en su estudio riguroso pueden dar cuenta de dicha afirmación, entre los que se encuentran ‘El manifiesto del  Partido Comunista’ (1848), ‘Reivindicaciones del Partido Comunista en Alemania’ (1848), ‘Principios del comunismo’ (1848) y ‘El mensaje del comité central a la Liga de los Comunistas’ (1850), siendo estos algunos de los materiales más destacados en esta formulación del Engels educador, puesto que propone una visión realizable de un mundo nuevo, que en la praxis radical demuestra una dialéctica coherente con las necesarias transformaciones.

Natalicio

Lenin afirmó que “podrían expresarse en pocas palabras los servicios prestados por Marx y Engels a la clase obrera diciendo que le enseñaron a conocerse y a tomar conciencia de sí misma, y sustituyeron las quimeras por la ciencia”, ciencia que en Engels va a ser determinante para el entendimiento de las relaciones contradictorias en el seno del desarrollo social de la humanidad y que se representará en cuestionados textos como ‘La dialéctica de la naturaleza’ (1873-1883) y ‘El papel del trabajo en la transformación del mono al hombre’ (1876).

A 200 años de su natalicio, el lugar de Federico Engels en la historia es ser un verdadero maestro del proletariado, convirtiéndose en un referente vigente en las actuales luchas políticas que la clase popular desarrolla ante el mundo del capital y sus fórmulas neoliberales del siglo XXI.

📢 Si te gustó este artículo y quieres apoyar al semanario VOZ, te contamos que ya está disponible la tienda virtual donde podrás suscribirte a la versión online del periódico. 

tienda.semanariovoz.com