Ecuador: Continúa la pesadilla neoliberal

0
341
Guillermo Lasso, presidente electo de Ecuador

El triunfo de Lasso no es el de un proyecto democrático o de reconciliación nacional. Es el triunfo de las élites que siempre soñaron con el control del Estado para subordinarlo a sus intereses

Ricardo Arenales

El multimillonario banquero Guillermo Lasso, un genuino representante de las corrientes neoliberales y conservadoras de extrema derecha en el Ecuador, se alzó con el triunfo en la segunda vuelta electoral del pasado 11 de abril. Con un 51.52 por ciento de la votación a su favor, será el futuro presidente de los ecuatorianos hasta el año 2025.

Al conocerse un balance consolidado del Consejo Nacional Electoral, en la noche del mismo domingo, Lasso dijo: “Este es un día histórico, un día en que todos los ecuatorianos han decidido su futuro, han expresado con su voto la necesidad de cambio y el deseo de mejores días para todos”. En otro momento de su primer discurso como gobernante electo, llamó a la unidad nacional, a la reconciliación y a sacar el país de la actual crisis sanitaria y económica.

El conjunto de promesas en torno a la reconciliación y el progreso del Ecuador no parecen plausibles, si se tiene en cuenta el pensamiento neoliberal del candidato, representante de un modelo que ha fracasado estruendosamente en el último cuatrienio y que destruyó casi toda la obra social del ex presidente Rafael Correa.

Control del Estado

En este sentido, el triunfo de Lasso no es el de un proyecto democrático o de reconciliación nacional. Es el triunfo de las elites de la derecha ecuatoriana que siempre soñaron con el control del estado para subordinarlo a sus intereses, mediante un modelo neoliberal que ha sido la tendencia hegemónica durante las décadas finales del siglo XX, y que se restauró con el gobierno de Lenín Moreno. Por consiguiente, la agonía neoliberal que sometió al pueblo y le arrebató sus conquistas sociales, no termina con esta elección.

En cuatro años de gobierno, Lenin Moreno sumió al Ecuador en una crisis económica, social y sanitaria lamentable, unida a una corrupción institucionalizada, con elevados índices de pobreza y desempleo, y una enorme duda contraída con el FMI. El nuevo mandatario no es ajeno, y por lo tanto está inmerso en ese fenómeno de corrupción generalizada.

Lasso ha estado involucrado en una serie de escándalos como la compra ilegal de obligaciones de deuda pública, que le permitió a sus empresas, en plena pandemia, aumentar el capital 30 veces. Ha estado vinculado a operaciones de fraude bancario y ha lavado de activos en paraísos fiscales.

Segunda vuelta en Perú

Su contendor inmediato, Andrés Arauz, reconoció el triunfo electoral de Lasso, pero no calificó los resultados como una derrota para la izquierda. “Luchamos por ideas y valores distintos, pero hoy ha llegado el momento de avanzar, tenemos que construir puentes para avanzar. Este es un traspié electoral, pero de ninguna manera es una derrota política ni moral porque nuestro proyecto es de vida, es una lucha por el camino de la organización y de construcción de un futuro más justo y solidario para todos los ecuatorianos, para toda nuestra patria”, puntualizó Arauz.

El mismo 11 de abril se realizaron elecciones en Perú, donde la característica predominante fue la apatía de los electores y la desconfianza en las instituciones en medio de una profunda crisis social. El candidato ganador fue el docente Pedro Castillo, con un discurso radical de izquierda y un programa de derecha, que alcanzó apenas el 16.1 por ciento de los votos. Le disputaron el segundo puesto el economista Hernando de Soto y Keiko Fujimori, hija del dictador Alberto Fujimori, hoy preso por corrupción.

Al comienzo de la presente semana, las autoridades electorales confirmaron la participación en segunda vuelta, de Keiko Fujimori, quien enfrentará a Castillo en una nueva ronda electoral el 6 de junio próximo.

📢 Si te gustó este artículo y quieres apoyar al semanario VOZ, te contamos que ya está disponible la tienda virtual donde podrás suscribirte a la versión online del periódico. 

tienda.semanariovoz.com