Diálogo: única salida para la paz

0
557
Interviene Mariela Kohon de JFC. En la gráfica también Laurent Perea del PCF y Edgar Lucena del PCV. Foto C.L.

El sábado 16 de noviembre, en la Universidad Pedagógica Nacional, en el marco del V Congreso de la Unión Patriótica, se llevó a cabo un panel con los delegados fraternales del exterior sobre el tema “Repercusión Internacional de los diálogos de La Habana”.

Interviene Mariela Kohon de JFC. En la gráfica también Laurent Perea del PCF y Edgar Lucena del PCV. Foto C.L.
Interviene Mariela Kohon de JFC. En la gráfica también Laurent Perea del PCF y Edgar Lucena del PCV. Foto C.L.

Participaron Mariela Kohon de la ONG Justice for Colombia de Londres, Laurent Perea del Partido Comunista de Francia, David Joy Rojas del Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua, Edgar Lucena del Partido Comunista de Venezuela y Omar Rafael García del Partido Comunista de Cuba.

El panel fue coordinado por Diego Martínez, Secretario Ejecutivo del Comité Permanente por los Derechos Humanos.

Carlos Lozano, director de VOZ y dirigente del Partido Comunista Colombiano hizo la presentación del tema y destacó el significado de la Mesa de La Habana y el papel de los países garantes y acompañantes. Llamó a la solidaridad internacional, a la vez de la presión que hay que ejercer para que el Gobierno Nacional entienda que la paz es con democracia y justicia social. Destacó los avances en los dos primeros puntos de la agenda, pero alertó de los peligros por las provocaciones del uribismo y la extrema derecha desde dentro y fuera del Gobierno y por las concesiones y debilidades oficiales.

Los panelistas contaron experiencias propias, a la vez que destacaron la importancia de que en Colombia la paz se dé por la vía del diálogo y de un acuerdo político que permita fortalecer la democracia y la justicia social.

Mariela Kohon de Justice for Colombia hizo un recuento de la rica experiencia de la actividad amplia de su organización en favor de la paz, de los derechos humanos y por la libertad de los presos políticos en Colombia. Transmitió algunas experiencias sobre cómo fue el acuerdo del Viernes Santo en Irlanda del Norte y del largo proceso de la dejación de las armas por parte del IRA, que fue silencioso y sin ninguna publicidad. Duró casi diez años mientras se implementaron los acuerdos.

Todos coincidieron en la necesidad de apoyar los diálogos, porque el acuerdo político es el único posible para la paz estable y duradera.

Entre los delegados fraternales también estaba Hasan Dodwel de Justice For Colombia.