De las ciencias exactas a la política

0
208
Alexandra Vásquez

La profesora Alexandra Vásquez Ochoa habla sobre la importancia del feminismo en la política y sus propuestas como precandidata a la Cámara de Representantes por el Pacto Histórico en Cundinamarca

Violeta Forero
@Violeta_Forero

¿Quién es Alexandra Vásquez?

-Soy habitante del municipio de Suacha, nací y crecí dentro del municipio, soy química industrial y magíster en ciencias biológicas de profesión, maestra investigadora por vocación, feminista en construcción y soy política y activista social por convicción.

¿Cómo así feminista en construcción?

-Ahí hay muchos debates. Son muchos puntos que se deben tener en cuenta. Soy feminista en construcción. El feminismo es una apuesta que es la reivindicación de los derechos de las mujeres para las mujeres. Es una lucha por el reconocimiento de las mujeres en los diferentes escenarios, en mi caso el social, el activismo político y el quehacer diario.

Siempre digo que soy feminista en construcción porque estoy en un proceso de validación de este, es un proceso en que cuando las mujeres llegamos a la casa nos damos cuenta de todas las violencias que tuvimos que enfrentar y esto permite que nos deconstruyamos y nos volvamos a construir y con esto la visión del feminismo. Desde ahí lo tomo yo. Todos los días me replanteo estas discusiones.

Atacar la violencia patriarcal

La pandemia incrementó las cifras de violencia intrafamiliar, ¿cómo se puede atacar esto desde el territorio?

-Venimos de un país que tiene una tradición violenta en todas sus formas, no solo hacia las mujeres. Lo que pasa es que nosotras somos quienes hemos tenido el mayor impacto de esta. Yo creo que se podría atacar reforzando las casas de la mujer, es injusto que el victimario se quede en su casa mientras que la mujer es quien tiene que huir a una casa de ayuda. En ocasiones estas casas no ofrecen mucho espacio, tienen aforo máximo de 20 personas. Cuando uno se pone a pensar, 20 personas es muy poquito porque generalmente estas mujeres salen de sus casas con sus hijos e hijas, con sus mascotas, etc.

Hay que hacer un fortalecimiento también en nuevas masculinidades. Si hacemos un trabajo por las mujeres dejando de lado a los hombres, también estamos cayendo en un error. Recordemos que el problema de la violencia va a ser continuo y el mismo hombre que maltrata a una mujer, llega a una nueva relación y hace lo mismo. Entonces se deben fortalecer las casas de la mujer y tejer relaciones entre nosotras para ayudarnos.

¿Cómo las mujeres podríamos formar lazos para apoyarnos?

-Yo diría que la educación siempre ha sido transformadora, por eso hablo desde la consigna de la transformación, porque como química y como educadora he visto las maravillas que hace, entonces pienso que desde la educación podemos vincularnos como mujeres. Estas trasformaciones van desde las juntanzas que es sentarnos a tomarnos un tinto y “desahogarnos” hasta tejer redes de acompañamiento permanente psicológico, social y legal e intercambio de saberes. Esos son puntos importantes y a través de esos apoyos entender y llegar a una palabra maravillosa que es sororidad.

Hablemos del pacto

¿Cómo va la construcción del Pacto Histórico en Cundinamarca?

-Yo creo que vamos muy bien, hay mucha organización y como sectores hemos tenido muchos avances, como Colombia Humana – UP estamos llegando hasta ahora, pero ya hay un avance en la construcción y la organización a nivel departamental, entonces, ese es un aliciente bastante grande para el trabajo electoral que viene. Por ser candidata no formo parte de la junta, ni de la parte constructiva del Pacto, pero es la información que tengo hasta el momento.

¿Qué perspectivas y retos tiene el Pacto Histórico a nivel tanto territorial como nacional?  

-El poder celebrar este cambio y esta esperanza que tenemos como país. Poder implantar una nueva gobernanza un poco más equitativa, igualitaria y que no vaya a favor de los puestos políticos y las transacciones económicas. Una gobernanza que no nos robe, esa es la apuesta y si podemos combatir, minimizar o desaparecer la corrupción, muchas cosas van a poder florecer a partir de ese punto. El reto principal es la unidad, llegar a un consenso y entender que nuestras diferencias pueden ser nuestras principales fortalezas y la construcción de una apuesta desde la identificación.

Apuestas y propuestas políticas

¿Qué propuestas tienes para un territorio donde el uribismo y los partidos tradicionales han ganado históricamente las elecciones?

-Hay que ver que el momento político está bastante complejo para quienes somos de nuevas corrientes políticas o ideológicas, pero una de las propuestas más fuertes es cero corrupción. Si atacamos este factor desde qué es lo que más nos agobia y cómo se ha movido la política nacional, podríamos estar generando un gran avance desde el departamento; también hay un trabajo en torno al fortalecimiento de la educación pública.

Fui maestra de una institución pública por ocho años y eso permitió visibilizar la necesidad del estudiantado, del profesorado y de las universidades territoriales, entonces, la propuesta es fortalecer estas instituciones territoriales donde llega poco presupuesto del asignado.

Hay una apuesta también como investigadora, creo que la ciencia, la tecnología y la innovación no pueden seguir siendo la cenicienta a nivel nacional. Sabemos que, a partir de la aprobación del presupuesto general del 2022, la ciencia, la tecnología y la innovación se redujo en un 20%.

Siempre es el sector más afectado en este país donde si no le apostamos a la ciencia, pues muy difícilmente vamos a lograr lo soñado desde el punto de vista de cambio climático, de las industrias, conservación de recursos naturales, el agua y la biodiversidad, y eso incluye tecnologías que podamos estar aplicando desde la región. No podemos seguir hablando de traer tecnologías cuando tenemos el recurso, la materia prima y el conocimiento y los territorios son olvidados en este tipo de inversión.

Esas son las apuestas, tenemos que seguir haciendo veeduría en el ministerio y mirar qué va a pasar con los proyectos de regalías, no se puede seguir fortaleciendo las universidades departamentales cuando hay necesidades dentro del propio territorio y mirar de qué manera la investigación puede llegar a estos recursos de regalías cuando muchas personas no pueden participar por la falta de oportunidades. Los recursos no pueden seguir yendo a grupos especializados, que son clasificados como “Grupos A” porque qué va a pasar con el resto o los emergentes dentro del plano de la ciencia.

Región metropolitana

¿Cómo llegaste de las ciencias exactas a la política?

-Es una decisión por y para las mujeres. La voz de las mujeres solo la podemos dar nosotras mismas. Es importante fortalecer la economía del cuidado, en la pandemia se vio la necesidad de fortalecer a estas mujeres que dedican su labor al cuidado de otras personas pues fueron las afectadas principalmente por esta pandemia.

¿Qué consideras fundamental para el departamento en tu candidatura?

-Yo creo que todas las personas candidatas deberíamos apostarle a la construcción colectiva y progresista de una región metropolitana, que es mirar de qué manera podemos apoyar el progreso de nuestro territorio. Esta apuesta va amarrada a los problemas que tienen las nuevas ciudades y donde quedan en evidencia varias problemáticas como la especulación inmobiliaria, la sostenibilidad ambiental y la movilidad, temas bastante complejos, principalmente desde la perspectiva de peajes y demás, entonces hay que poner los ojos en ese punto en especial.