Crímenes contra líderes campesinos: Diez asesinados en dos meses

0
418
Crímenes cometidos contra líderes sociales en medio de una negociación de paz, deben poner en alerta a la comunidad en general. Foto Kikyō.

Kikyō

El pasado 2 de noviembre fue asesinado el líder campesino del Tolima César García, opositor activo al proyecto La Colosa, que hacia parte del Comité Ambiental y Campesino en el corregimiento de Anaime, municipio de Cajamarca en el departamento del Tolima. El campesino, de 37 años de edad, recibió un impacto de bala en la cabeza, en hechos ocurridos en la vereda El Cajón, del corregimiento de Anaime, en frente de su esposa. Le sobreviven dos hijos. César era miembro de la organización Conciencia Campesina, del Comité Ambiental.

Crímenes cometidos contra líderes sociales en medio de una negociación de paz, deben poner en alerta a la comunidad en general. Foto Kikyō.
Crímenes cometidos contra líderes sociales en medio de una negociación de paz, deben poner en alerta a la comunidad en general. Foto Kikyō.

Un día antes, según informó la Brigada Jurídica Eduardo Umaña, fue asesinada en el municipio de Circasia la campesina Ana Isabel Valencia, dirigente de Marcha Patriótica en el Quindío e integrante del Comité Patriótico Departamental. El 30 de octubre fue asesinado Edier Otero miembro de Marcha Patriótica del Quindío. El crimen ocurrió en la vereda Curumal del municipio de Génova.

Empezando el mes de octubre Milciades Cano Trujillo y Nancy Vargas, ambos sobrevivientes del genocidio contra la Unión Patriótica y miembros de Marcha Patriótica en el departamento del Huila, fueron asesinados por sicarios que los esperaban cerca de su finca, ubicada en la zona rural del municipio de Algeciras. La pareja participó activamente en el paro agrario y pertenecía a la Asociación de Trabajadores Campesinos del Huila.

Los dos campesinos fueron atacados cuando regresaban del pueblo de hacer mercado, según dijeron vecinos que conocían su trayectoria como líderes del campo. Se movilizaban en una motocicleta de bajo cilindraje en el momento en que fueron baleados por los sicarios.

El 30 de septiembre la líder campesina Adelina Gómez de 36 años, quien hacia parte del Comité de Integración del Macizo (CIMA), fue asesinada cuando llegaba a su casa en la vereda Cortaderas, del municipio Almaguer en el departamento del Cauca.

La campesina recibió impactos de bala que le proporcionaron dos sicarios a bordo de una motocicleta luego de salir de una reunión donde se encontraba discutiendo la problemática de la minería ilegal con otras mujeres líderes de la región.

Adelina conducía un proceso de defensa de derechos humanos y medio ambiente en el Macizo Colombiano. En el hecho también resultó herido su hijastro de 16 años al recibir un impacto de bala en una pierna.

El 16 de octubre la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz informó del asesinato de cuatro personas por parte de paramilitares en Belén de Bajirá en Mutatá (Antioquia) y la existencia de una lista de líderes comunitarios, quienes son activos en la reclamación de tierras, para ser asesinados.

Este es un indicativo de cuál es la real situación de derechos humanos en Colombia y una alarma para las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos, así como para los organismos internacionales, para evitar el exterminio de los líderes sociales.