Cónclave de las cavernas

0
Foro de "víctimas" del comunismo en América Latina. Foto twitter.

Gabriel Becerra
@Gabocolombia76 

Pasaron desapercibidas en general las reuniones internacionales de sectores ultraconservadores y de derechas que bajo el auspicio del Centro Democrático se realizaron la semana pasada en las instalaciones del Congreso de la República. No por ello hay que dejar de señalar lo que representan como parte de las articulaciones del partido de gobierno con grupos promotores de políticas discriminatorias, xenófobas y reaccionarias.

La llamada “Red Política por los Valores” que promueve estas reuniones de militantes reaccionarios con nombres pomposos como “cumbres trasatlánticas” constituye a la vez, el paraguas bajo el cual se trata de fortalecer una campaña de la derecha internacional en contra de conquistas democráticas para las mujeres y grupos históricamente discriminados, y de gobiernos progresistas.

No olvidemos que para ciertos participantes de estas redes, entre ellos su líder en Colombia, la senadora María Fernanda Cabal, la Unión Soviética todavía existe, y la masacre de las bananeras fue solo un invento literario de nuestro Nobel.

La III Cumbre Transatlántica de la Red Política por los Valores y el foro “victimas del comunismo en América Latina” fueron eventos dedicados a promover la discriminación y a justificar el saboteo contra gobiernos legítimamente constituidos. El Centro Democrático se ha convertido en un aliado incondicional de estos sectores extremistas que buscan convertir nuestro país y Estado en una especia de plataforma regional, como en otras épocas el partido conservador era la caja de resonancia de La Falange y el fascismo en estas latitudes.

Entre sus invitados se identificaban no precisamente académicos reconocidos o figuras destacadas por su solvencia moral; por el contrario, además de reconocidos políticos cuestionados en sus países por escándalos de corrupción; sindicalistas desprestigiados y prófugos de la justicia como el señor Ortega en Venezuela; o por atacar los derechos de las mujeres y los inmigrantes, como el exprimer ministro conservador húngaro, Víctor Orbán.

Los señores Luis Zúñiga y Pedro Corzo no son precisamente unos promotores de la democracia y las libertades. Articulados a la tristemente célebre Fundación Nacional Cubano Americana, son señalados desde hace más de tres décadas de trabajar bajo órdenes de la CIA.

No deja de ser irónico que quienes han justificado y patrocinado las más horrorosas dictaduras en nuestra América y en particular, quien tuvo como principal soporte político durante sus mandatos presidenciales a 35 parlamentarios condenados por paramilitarismo, y a bandas criminales responsables de millones de víctimas en Colombia, sea uno de sus conferencistas inaugurales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*